Biocombustible de “termita marina” - El Mostrador

Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 10:57

Biocombustible de "termita marina”

por 9 marzo 2010

BBC Mundo
Biocombustible de
Un pequeño crustáceo que descompone madera y la transforma en azúcar llamó la atención de científicos británicos

El gribble de cuatro puntos, un pequeño crustáceo conocido también como la versión marina de las termitas, atrajo la atención de científicos británicos que quieren producir etanol.

Estas criaturas que comen madera no son muy populares ni entre los marinos ni en los puertos porque han estado destrozando, desde hace siglos, las quillas de los barcos y los postes de los muelles.

Sin embargo, científicos británicos que cuentan con el apoyo económico de su gobierno, ven a estos animalitos con buenos ojos y explican que estos crustáceos tienen un sistema digestivo muy especial, cuyas enzimas convierten la madera en azúcar.

Y esta transformación ha excitado la mente de los investigadores que se quiebran la cabeza para encontrar soluciones verdes al creciente consumo de combustibles en el mundo.

Los científicos aseguran que el azúcar generada por el gribble puede ser fermentada para convertirla en alcohol, base de biocombustibles.

El corresponsal de la BBC, Matt McGrath, informó que la investigación sobre el tema fue publicada en la revista especializada “Proceedings of the National Academy of sciences”.

Aplicación industrial

De acuerdo a McGrath, investigadores de dos universidades inglesas -York y Portsmouth- identificaron las enzimas que digieren la madera en el estómago del gribble y ahora estudian su aplicación industrial.

Según el corresponsal, los científicos aseguran que la producción industrial de bioetanol puede realizarse a partir de la madera y de la paja de cebada.

El director de uno de los equipos de investigación, el doctor Simon McQueen Mason de la Universidad de York, señaló que las entrañas del gribble son muy extrañas ya que, a diferencia del resto de los animales, dentro de ellas no habita un solo microbio.

Los científicos ya han logrado producir artificialmente las enzimas del gribble pero en pequeñas cantidades.

Si pueden demostrar -en uno o dos años- que esas enzimas artificiales tienen la misma habilidad de transformar la madera en azúcar, entonces la producción industrial podría echarse a andar en un lapso breve de tiempo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes