Autos sin chofer, más cerca de la realidad - El Mostrador

Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:56

Autos sin chofer, más cerca de la realidad

por 25 abril 2010

BBC Mundo
Autos sin chofer, más cerca de la realidad
Vehículos que logran mantener la marcha en un carril de una autopista, sin la ayuda de un conductor, están siendo desarrollados por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

El equipo ha desarrollado programas de computación capaces de hacer que una computadora mantenga el auto en su carril, y que a la vez esté pendiente de los vehículos que van a su alrededor. El programa puede incluso leer las señales del tráfico.

Esta nueva tecnología significa un adelanto con respecto a los actuales sistemas de visión, que únicamente son capaces de distinguir un carril.

Muchos de los sistemas básicos fueron usados en los autos que participaron en la competencia DARPA Grand Challenge, una carrera de vehículos autónomos que deben llegar desde un punto de los Estados Unidos hasta otro sin intervención humana. Los autos usan sistemas de GPS para ubicar las coordenadas de dónde se encuentran.

Combinados con los GPS, los autos tenían otros sistemas de sensores como detectores de luces adosados al techo, cámaras de video, sistemas LIDAR, que son unos radares para medir distancias que trabajan con tecnología láser, así como otros sistemas de navegación.

El alto costo de estos sensores implica que esos mecanismos no son factibles para autos privados.

Otro lado negativo de esta tecnología ya probada, es que la competencia DARPA se realizó en escenarios bastante diferentes de las calles y autopistas por las que la mayoría de las personas conducen en su día a día.

Sin embargo, la tecnología desarrollada por los investigadores de la Universidad de Carolina de Norte, está basada en programas de visión para computadoras, que le permiten a una computadora "entender" lo que la cámara de video está viendo, ya sea una señal de pare o un peatón.

El programa usa algoritmos para una información visual corta, y permite tomar decisiones relacionadas a esas imágenes captadas por la cámara, ya sea detectar las carrileras de la vía, incluso si estas cambian mientras el carro está en movimiento, además de controlar que el vehículo se mantenga en el carril adecuado.

Lo hace incluso mientras esquiva a otros autos y sin confundirse con las múltiples carrileras.

"El algoritmo encuentra el carril bastante bien, y es capaz de encontrar todas las carrileras al momento", dijo el doctor Wesley Snyder, quien encabeza el proyecto.

"A medida que progresamos en la conducción asistida, el público se irá familiarizando más con la idea de conceder el control de sus vehículos", agregó el profesor Azim Eskandarian.

"La novedad es fundamentalmente cómo acumulamos evidencias. Nuestra propuesta usa pruebas de disimiles lugares para elegir por dónde están las carrileras y en que dirección se encuentran".

"Es un gran paso hacia un sistema visual de navegación más seguro y preciso".

Uso de emergencia

El objetivo final de este equipo de investigadores es desarrollar autos que sean totalmente autónomos, sin necesitar un chofer.

La meta inicial es más modesta, desarrollar un sistema que pueda hacerse con el control del vehículo en caso de que el conductor sufra una dolencia repentina como un infarto.

Los investigadores quieren lograr que el auto sea capaz de hacer señales, disminuir la velocidad y salirse de la vía de manera autónoma, aunque sea solo por un breve período de tiempo.

Sin embargo, aún esa autonomía limitada presenta grandes retos.

Las computadoras actuales son demasiado lentas para llevar a cabo el procesamiento de imágenes instantáneo que se requiere.

Los equipos con la potencia suficiente para hacerlo no son portátiles.

Una computadora portátil o laptop es solo capaz de analizar dos imágenes por segundo, demasiado lento para controlar un auto a toda velocidad.

También conducir requiere diferentes habilidades de observación, que son difíciles de recrear por una computadora.

"Los investigadores reconocen que la forma en la que los humanos interpretan la información y reconocen patrones, es muy distinta a las maneras usadas por una computadora para decodificar una imagen", afirmó el profesor Dennis Hong, del departamento de ingeniería mecánica de la Universidad de Virginia, EE.UU..

"Al conducir, el ser humano tiene generalmente un conocimiento de la situación y lo utiliza para inferir dónde está y qué está ocurriendo alrededor de su vehículo".

"Por ejemplo, si vemos a un niño a un lado de la vía con una expresión de alegría mirando una tienda de caramelos al otro lado de la calle, inmediatamente intuimos que hay grandes probabilidades de que el chico cruce la calle por delante del auto, y usamos esas expectativas a la hora de conducir".

"Este es un ejemplo donde un sistema computadorizo se vería en dificultades. Sin este tipo de conocimiento general para interpretar una situación, es difícil reproducir el tipo de visión que los humanos usan a la hora de conducir".

"Hasta que no podamos crear un sistema de visión que maneje conscientemente cada situación, la conducción autónoma seguirá siendo solo una posibilidad".

"La conducción autónoma es una meta, pero no es algo que veremos en el futuro inmediato, a no ser que pongamos restricciones en las vías y el tráfico", comentó Snyder.

"Por ejemplo, conducir un auto usando una computadora en una autopista iluminada y sin tráfico será posible en el futuro cercano."

Tomando el control

Crear ese sistema es solo un primer paso. ¿Cuán listas están las personas para ceder el control de su vehículo completamente a un programa de computación?

"Necesitamos progresar hasta crear vehículos con total conciencia de la situación con cero margen de error, expresó el profesor Professor Azim Eskandarian, del Centro de Investigaciones para Sistemas Inteligentes de la Universidad de Washington.

"También necesitamos hacer esto de manera económicamente viable. Estamos en el camino correcto, pero otro tema al que nos enfrentamos es lograr la aceptación de los conductores".

"Las personas están tan acostumbradas a controlar sus vehículos que una vez que la tecnología esté desarrollada vendrá un proceso de adaptación".

"A medida que progresemos en la conducción asistida, el público será más receptivo a la idea de ceder el control de sus autos a una computadora".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes