Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:49

Rascacielos de Nueva York bajan la luz en favor de las aves migratorias

por 3 septiembre 2010

Rascacielos de Nueva York bajan la luz en favor de las aves migratorias
Desde esta semana y hasta el 1 de noviembre, edificios tan emblemáticos como el Chrysler, el Rockefeller Center y las torres del Time Warner Center, se comprometen a apagar las luces de las áreas que no estén en uso por la noche y reducir la contaminación lumínica que al parecer confunde a los pájaros.

Un buen número de los rascacielos que componen el "skyline" de Manhattan se han sumado este año a una iniciativa de la organización Audubon que quiere convencer a los grandes edificios de la Gran Manzana para que reduzcan su luminosidad nocturna y favorezcan así la migración de las aves.

Desde esta semana y hasta el 1 de noviembre, edificios  tan emblemáticos como el Chrysler, el Rockefeller Center y las torres del Time Warner Center, se comprometen a apagar las luces de las áreas que no estén en uso por la noche y reducir la contaminación lumínica que al parecer confunde a las aves migratorias.

La iniciativa "Lights Out" (Luces fuera), que celebra este 2010 su quinto año de existencia, surgió como respuesta a las sobrecogedoras cifras que muestran que cada año mueren en la Gran Manzana unas 90.000 aves después de chocar contra los grandes rascacielos, que las desorientan con sus luces.

"Las estructuras luminosas desorientan a muchas aves, ya que las luces intensas anulan sus sistemas de navegación naturales", señalan los expertos de esta organización dedicada al cuidado de los pájaros y que asegura que los rascacielos son "una seria amenaza para más de cien especies de aves migratorias" que cruzan Nueva York cada año.

Audubon ha unido sus fuerzas con las autoridades neoyorquinas y la Asociación de Propietarios Inmobiliarios de la ciudad para aplicar una medida que, además, supone un ahorro considerable en la factura energética de los edificios y favorece también la preservación del medio ambiente.

La entidad propone además que los responsables de los inmuebles -no sólo de oficinas, sino también las torres residenciales- promuevan la medida entre cada uno de los inquilinos y que, por la noche, se corran las cortinas o persianas para evitar que la luz salga al exterior y, además, se utilicen lámparas pequeñas en lugar de las luces habituales del inmueble.

Entre los rascacielos que participan en la medida se encuentran también la nueva torre de Bank of America, en Bryant Park, algunos inmuebles de la luminosa Times Square, el antiguo edificio del grupo Citigroup, en la avenida Lexington y el World Financial Center del Bajo Manhattan.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes