Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:47

Descubren planeta que vino de otra galaxia

por 19 noviembre 2010

Descubren planeta que vino de otra galaxia
El nuevo planeta, que se asemeja a Júpiter, orbita una estrella que entró en la Vía Láctea desde otra galaxia.

Un equipo europeo de astrónomos descubrió el primer planeta extra galáctico con un telescopio del Observatorio La Silla, en el norte de Chile, informó el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés).

Según la agencia espacial, el nuevo planeta, que se asemeja a Júpiter, orbita una estrella que entró en la Vía Láctea desde otra galaxia.

La estrella forma parte de la llamada corriente Helmi, un grupo de astros que originalmente pertenecieron a una galaxia enana que fue devorada por la Vía Láctea, en un acto de canibalismo galáctico que ocurrió hace unos nueve mil millones de años.

Los astrónomos han calificado el descubrimiento de "muy apasionante" ya que en los últimos 15 años se han detectado casi 500 planetas orbitando estrellas en nuestro vecindario cósmico, pero ninguno fuera de nuestra Vía Láctea.

"Debido a las grandes distancias involucradas, no hay detecciones confirmadas de planetas en otras galaxias. Pero esta fusión cósmica ha puesto un planeta extra galáctico a nuestro alcance", señaló el responsable de la selección de las estrellas para este estudio, Rainer Klement, de Max-Planck-Institut für Astronomie (MPIA).

La estrella, conocida como HIP 13044, está ubicada a unos 2000 años luz de la Tierra, en la constelación meridional de Fornax (el Horno).

Los pequeños tambaleos de la estrella, causados por el tirón gravitacional de un cuerpo orbitando a su alrededor, permitieron a los astrónomos detectar, con el espectrógrafo de alta resolución FEROS del telescopio MPG/ESO de 2,2 metros en el Observatorio La Silla de ESO, este planeta al que se ha bautizado HIP 13044 b.

El planeta, que tiene una masa mínima de 1,25 veces la de Júpiter, está, en el punto más cercano de su órbita elíptica, a menos de un diámetro estelar de la superficie de la su estrella madre, el equivalente a 0,055 veces la distancia entre el Sol y la Tierra, por lo que completa su órbita en sólo 16,2 días.

El descubrimiento, que también publica hoy la revista Science Express, es también inusual porque la estrella alrededor de la que orbita el planeta se acerca al fin de su vida y podría estar a punto de envolver al astro.

HIP 13044b es uno de los pocos exoplanetas conocidos que ha sobrevivido el período en que su estrella madre se expande masivamente después de agotar las reservas de combustible de hidrógeno en su centro, conocida como la fase de roja gigante en la evolución estelar.

El comportamiento de este nuevo planeta podría ofrecer pistas relevantes sobre el destino de nuestro propio sistema planetario en un futuro distante.

"Este descubrimiento es particularmente fascinante cuando consideramos el futuro distante de nuestro propio sistema planetario, ya que se piensa que el Sol también llegará a ser una gigante roja en unos cinco mil millones de años", dijo el astrónomo de MPIA Johny Setiawan, quien dirigió la investigación.

Aunque la estrella en torno a la que gira HIP 13044 b se ha vuelto a contraer y está quemando helio en su centro, se expandirá nuevamente en la próxima fase de su evolución, por lo que el planeta podría desaparecer al ser rodeado por la estrella.

Según la ESO este futuro podría esperarle también a nuestros planetas más externos, como Júpiter, cuando el Sol se acerque al fin de su vida.

Además, la estrella, que contiene muchos menos elementos más pesados que el hidrógeno y el helio que cualquier otro astro que albergue planetas, podría ayudar a entender mejor cómo se forman los planetas gigantes.

"Para el modelo ampliamente aceptado de formación de planetas es un rompecabezas explicar cómo esta estrella, que casi no contiene elemento pesado alguno, pudo haber formado un planeta", indicó Setiawan.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes