“Haga click aquí si quiere que se apruebe esta ley” - El Mostrador

Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:56

"Haga click aquí si quiere que se apruebe esta ley"

por 30 diciembre 2010

BBC Mundo
El gobierno británico quiere que todas las peticiones electrónicas que recojan más de un cierto número de firmas sean obligatoriamente debatidas por el Parlamento.

El gobierno de Reino Unido se apresta a lanzar un plan que obligaría al Parlamento a discutir las peticiones electrónicas más populares.

Bajo el esquema, las peticiones que más apoyo popular reciban a través del sitio de internet gubernamental direct.gov.uk serían obligatoriamente transformadas en anteproyectos de ley.

Y aquellas con suficientes firmas de apoyo -se habla de 100.000 firmas o más- tendrían que ser debatidas por la Cámara de los Comunes antes de que pase un año.

Con esta medida las autoridades quieren reducir lo que ven como una desconexión entre el público y los parlamentarios.

Pero la oposición criticó la propuesta pues considera que esta obligara a los diputados a discutir "ideas locas".

¿Democracia o populismo?

"Esta puede ser una idea atractiva para aquellos que no han visto lo inútil que han resultado estos esfuerzos cuando se han intentando echar a andar en otras partes del mundo", le dijo el diputado laborista Paul Flynn al programa Today de la BBC.

"La blogosfera no es un lugar para tener un debate sensato sino que está dominada por los obsesionados y los fanáticos, por lo que lo que recibiremos serán ideas locas", dijo Flynn.

"Si uno le pregunta a la gente si quiere dejar de pagar impuestos la respuesta va a ser 'sí'. Si aceptamos las peticiones electrónicas va a haber gente pidiendo que Jeremy Clarkson [el presentador del programa de automovilismo de la BBC Top Gear] sea primer ministro y que los Jedis y Darth Vader sean la religión nacional", se quejó.

Según el diario The Guardian, fuentes gubernamentales también reconocieron que la propuesta podría causarles algunos dolores de cabeza, al volver a poner en el centro del debate causas populistas como el regreso de la pena de muerte o la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El plan del gobierno conservador, sin embargo, contempla la moderación de las peticiones, que también serían revisadas para garantizar su "eligibilidad".

Los firmantes de las peticiones también necesitarían estar inscritos en el registro electoral y el Parlamento podría rehusarse a debatir un tema si este ya fue discutido en una reciente sesión.

Otras experiencias

En el sistema británico, la inmensa mayoría de los anteproyectos de ley que se discuten en el Parlamento son presentados por el gabinete de gobierno, pero existen mecanismos que permiten a los diputados presentar propuestas a título individual.

Y según el corresponsal de política de BBC News, Ross Hawkings, ese es el procedimiento que las autoridades quieren emplear para canalizar las peticiones electrónicas más populares, lo que les permitiría distanciarse de las propuestas con las que no estén de acuerdo, independientemente de su popularidad.

Las peticiones electrónicas no son nuevas en Reino Unido, donde desde hace varios años estas ya informan el quehacer del Parlamento escocés.

Y bajo el gobierno de Tony Blair un formulario para ellas fue incluido en el sitio web de la oficina del Primer Ministro.

Sin embargo, bajo el viejo sistema -actualmente en revisión- las peticiones que obtenían más de 500 firmas sólo tenían garantizado un correo electrónico con una respuesta gubernamental.

Y el nuevo experimento, un poco más ambicioso, seguramente será seguido con interés en otras partes del planeta donde se impulsan iniciativas similares de "democracia electrónica".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes