Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:41

Chile es también un país de “roncadores y de gente que duerme muy poco y mal”

por 18 enero 2011

Chile es también un país de “roncadores  y de gente que duerme muy poco y mal”
El médico jefe de la unidad de trastornos del sueño del hospital Félix Bulnes, Juan Carrillo, advirtió también que las personas que duermen menos de lo que necesitan, aunque sea una hora, engordan más. Y sostuvo que es importante detectar y tratar durante la niñez estos trastornos.

La II encuesta nacional sobre salud dejó en evidencia lo grave del nivel de obesidad en los chilenos así como de las secuelas que esto provoca. De ellas habló, en una entrevista a El Mostrador TV, el médico Juan Carrillo.

El ministro de Salud Jaime Mañalich -en relación a la encuesta que determinó que el 67% de las personas está con sobrepeso- señaló que Chile se encaminaba a ser un país de alcohólicos, gordos y depresivos. Y aunque  el doctor Carillo está de acuerdo, le agregaría que también será un país de “roncadores  y de gente que duerme muy poco y mal”.

Las personas que duermen menos de lo que necesitan, aunque sea una hora, engordan más, dijo el facultativo, quien se desempeña como jefe de salud laboral e investigador de la unidad de trastornos del sueño del hospital Félix Bulnes.

Explicó que  “La falta de sueño de manera prolongada en un individual provoca cambios hormonales que aumentan el apetito y la masa corporal”.

Es común pensar que para que un niño esté “sanito”  hay que sobrealimentarlo, craso error. De acuerdo al profesional existe un fuerte aumento de la obesidad infantil, lo que conlleva a una serie de trastornos que perjudican hasta el rendimiento académico de los niños.

“Acabamos de hacer un estudio de campo en 366 niños de primero básico, en la comuna de Quinta Normal, y nos encontramos que un 48,8 % de ellos tiene problemas de sobre peso y obesidad”., dijo.

En ese mismo estudio se descubrió un porcentaje importante de niños con hipertrofia de amígdalas (exageradamente grandes), lo que provoca “dificultades respiratorias, sobre todo nocturnas, lo que se traduce en una alteración del sueño, así como en infecciones recurrentes y  la posibilidad de ser obesos”. Lo más grave para el doctor, es que estos escolares tenían promedios, en todas las áreas de aprendizaje,” significativamente más bajas que los no roncadores”.

Cómo saber si un niño tiene o no este problema es -según dijo el profesional- relativamente simple de descubrir. “ Las mamás, cuado observan a estos niños mientras duermen descubren que son niños que habitualmente roncan, tienen el sueño inquieto, transpiran mucho en la noche, duermen con la boca abierta, con frecuencia  se les congestiona la nariz en la noche y respiran con mucha dificultad”.

Lo importante, reconoce, es que el diagnóstico es fácil de determinar, y mientras antes se haga, más rápida podría ser su recuperación.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes