Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:12

Las historias de quienes lograron brillar en Internet este 2010

Los nuevos golden boys de la web chilena

por 24 enero 2011

Los nuevos golden boys de la web chilena
Para los que no se han dado cuenta hay Internet más allá de Facebook y Twitter y, sobre todo, hay dinero esperando ser usado en buenas ideas. A continuación dos casos de éxito local que lograron la atención de financistas internacionales y la iniciativa de Corfo para reclutar talento extranjero. Cómo se mueve y trabaja la nueva generación punto com local.

La oferta se agotó. Sonaba  bien: una noche para dos en un hotel boutique cinco estrellas de Providencia con botella de champaña, desayuno, acceso al sauna y a la piscina temperada con vista a todo Santiago. Todo a $49.990, la mitad del precio habitual, siempre y cuando los interesados pagaran el mismo día de lanzada la promoción. Antes de expirar, casi 200 personas la compraron. Es decir, pagaron por Internet e imprimieron el cupón para canjear el descuento en Groupon.cl, sitio de la multinacional del mismo nombre creada por el norteamericano Andrew Mason y que propone una simple pero revolucionaria estrategia de marketing y ventas, que tiene a los especialistas calculando en miles de millones de dólares el precio de Groupon; y de paso convirtió a sus socios chilenos en pequeñas celebridades de la industria web local.

La premisa para Daniel Undurraga (30), cabeza de Groupon Chile, es “mejorar las páginas amarillas. Llevar clientes a los negocios locales, donde está comprobado que el 80% de la gente gasta su plata”, dice. Al cierre de esta nota todavía estaban abiertas ofertas de sushi, clases de baile, sesiones de spa, un set cromado para la ducha, blanqueamiento dental láser, lentes de sol, y otras entre las 80 diarias que publican sus cerca de 2.400 empresas asociadas.

El negocio para ellos es ofrecer productos y servicios de sus clientes con 50% de descuento o más. El detalle: quienes deseen acceder al descuento deben adquirirlo en el sitio web antes de que se termine el día y para que este se haga efectivo debe cumplirse la cantidad de personas fijada cuando se lanzó la promoción.

“Trabajamos contra resultados, te cobramos sólo si logramos que la gente llegue a tu negocio, en ese sentido somos la estrategia de marketing más barata. Si gastas por ejemplo cinco millones en avisos en El Mercurio, no sabes cuanta gente llegó gracias a ellos, en cambio con nosotros sí”, explica Undurraga, hablando a una velocidad similar a la que aparecen ofertas en su sitio y sólo comparable a cómo han crecido.

Ambas cosas no son al azar. De hecho, son parte esencial de la fórmula del éxito de la máquina de hacer millones de su fundador porque logra provocar la sensación de urgencia en el consumidor, de promoción “ahora o nunca”. Y vaya que ha resultado: en nuestro país, con más de un 40% de penetración de Internet en los hogares, más de 7.500.000 de usuarios en Facebook y otro millón en Twitter, donde las mujeres son el “target” más apetecido, cerca del 70% de compradores en Groupon Chile son de sexo femenino.

“Trabajamos contra resultados, te cobramos sólo si logramos que la gente llegue a tu negocio, en ese sentido somos la estrategia de marketing más barata. Si gastas por ejemplo cinco millones en avisos en El Mercurio, no sabes cuanta gente llegó gracias a ellos, en cambio con nosotros sí”, explica Undurraga, hablando a una velocidad similar a la que aparecen ofertas en su sitio y sólo comparable a cómo han crecido. Hace menos de un año ni él ni sus socios chilenos imaginaban tener como oficina dos pisos completos de un edificio de Vitacura, repleto de jóvenes en jeans y zapatillas, en donde todo está dispuesto para que sientas que estás de verdad viviendo sobre la nueva ola de las punto com. Tampoco que estarían abriendo y dirigiendo las operaciones de Groupon, desde México hasta Argentina.

Levantando US$10 millones

Hace tres años, Daniel, ingeniero industrial de la Universidad Católica, junto a su socio, el  sueco Oskar Hjertonsson crearon Needish, un portal de avisos clasificados donde gente publica todo tipo de necesidades y a la vez encuentra quién se las solucione. Fue un éxito, con 2 millones de visitas al mes y la atención de Endeavor, fundación chilena a la caza de talentos para apoyarles con contactos y expertise en administración y escalabilidad de negocios. Sin embargo Needish no rentabilizó como los socios querían y a principios de 2010 crearon –como ha sucedido en varios países- un clon de Groupon. Lo llamaron ClanDescuento. Usando la base de datos de Needish, empezaron a enviar ofertas por e-mail todos los días y de a poco el sitio se empezó a conocer. “Creamos ClanDescuento con la idea de que juntando a los consumidores podías conseguir mejores precios, y salimos a buscar plata”, cuenta Daniel Undurraga.

Se fueron a Palo Alto California, donde funciona la matriz de Facebook entre otras compañías de alcance global con sede en Sillicon Valley. “Allá hay un networking increíble, toda la gente es muy receptiva, me dieron más pelota que aquí” revela Undurraga.

Allá  conocieron a Andrew  Mason, el creador de Groupon, con oficinas en 30 países, quien decidió convertir a ClanDescuento en su franquicia chilena. Pero sobre todo, les entregó US$10 millones para abrir sedes que ya funcionan en Argentina, Perú, Uruguay, Colombia, más dos países de la región todavía por definir.

Antes y después de la fiesta

Tal como en el fútbol, la música, el cine o la farándula, en torno a la innovación en la web se ha formado una escena. Daniel Undurraga y Oskar Hjertonsson son amigos y, en el caso de Undurraga, socio de Nicolás Orellana y Sebastián Gamboa, los cerebros tras Welcu,  una plataforma en la red cuyo negocio es administrar la organización de eventos corporativos. En Welcu ayudan a optimizar el presupuesto asignado para el evento, promoverlo, vender las entradas, enviarlas y obtener información de las personas que asisten, entre otros servicios que vienen en camino, como la transmisión en vivo de los eventos.

“Nos preocupamos de una parte muy específica: El antes y el después de los eventos para los asistentes”, dice Nico Orellana, que así es como firma en su calidad de CEO de la empresa. Aunque todo es más informal que en una compañía más convencional, no significa que sea menos serio.

Fichado también por Endeavor, tras muchos pataleos y varios emprendimientos. Orellana recién en octubre de 2010 transformó Welcu en empresa. Antes, la plataforma era un prototipo. Pero sólo hace menos de cuatro meses deciden tomar un avión y llegar a golpear puertas a Palo Alto. Con la ayuda de  Oskar Hjertonsson conocen a Erich Schmidt, ejecutivo que fue CEO de Google hasta la semana pasada. Schmidt tiene un “vehículo de inversión” llamado Tomorrow Ventures, donde están a la caza de “empresas que cumplan con su criterio de ideas que no siguen una formula establecida, sino que tengan hambre de innovar”, dice Orellana.

Ahora trabajan junto a Welcu en la mejora del producto y su expansión internacional. Por ahora el equipo de 14 personas, tiene 6.000 usuarios registrados y ha organizado 40 eventos para clientes como Coca-Cola, BBDO, Movistar, la Universidad del Desarrollo y organizaciones sin fines de lucro, como Educación 2020.

La incubadora de Corfo

Cualquiera que esté atento a lo que pasa en la industria de la web podrá intuir que la creatividad global pasa por uno de sus mejores momentos y tal como las estrellas de cine, los cerebros fértiles y sus ideas esperan ser descubiertos, y en especial apoyados. En parte es la idea del proyecto StartupChile, impulsado hace seis meses por el Ministerio de Economía a través de Corfo.

“Queremos convertir a Chile en un polo de innovación conectado con el resto del mundo”, dice Jean Boudeguer, director ejecutivo de la iniciativa. Son 23 proyectos escogidos, creados por extranjeros invitados a trabajar en Chile. A cada uno le dieron $20.000.000 para echar a andar su idea en un plazo promedio de seis meses. Y sobre todo participar de reuniones semanales y abiertas con otras personas que quieran aprender e intercambiar experiencias, ideas y datos para seguir creando.

Hasta el momento, funcionan sitios de la más diversa índole y que han recibido reacciones igual de disímiles en la web chilena, como Inventure que entrega  información a microempresarios para optimizar su negocio. H2020, un recolector de datos en el teléfono móvil sobre depósitos y distribución de agua a nivel mundial. Kijami, cuya misión es reunir ONGs y organizaciones sin fines de lucro para reunir fondos. Yummit, una red social con datos de gastronomía y Numote, otra donde los usuarios intercambian datos, comentarios y trivia sobre televisión.

Para acceder a las reuniones de StartupChile sólo hay que inscribirse en el sitio y llegar con una buena idea.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes