Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

El Discovery se despide del espacio para siempre

por 9 marzo 2011

El Discovery se despide del espacio para siempre
"Mientras celebramos los muchos logros de esta magnífica nave, estamos deseando ver la nueva y emocionante era de vuelos tripulados que viene", dijo el director de la NASA en referencia al plan del gobierno de EE.UU. para la exploración espacial que incluye más cooperación con el sector privado para crear naves comerciales y nuevos objetivos como Marte.

El transbordador espacial Discovery regresó este miércoles  a la Tierra tras cumplir con éxito su última misión y con la satisfacción del deber cumplido para pasar a una jubilación merecida después de 26 años al servicio de la NASA.

"El Discovery es una gran nave espacial y ha servido bien a su país", dijo el director de la NASA, Charles Bolden, que destacó el éxito de esta y todas las misiones desarrolladas por este aparato.

Bolden reconoció el trabajo de los seis tripulantes que volvieron a la tierra tras 12 días en la Estación Espacial Internacional (EEI) así como de "todo el personal que ha trabajado en el Discovery y en el programa de transbordadores todos estos años".

Durante su carrera la nave ha transportado el Telescopio Espacial Hubble, el laboratorio japonés Kibo, varios segmentos del eje central de la EEI y ha cumplido hitos como ser el primer transbordador pilotado por una mujer.

"Mientras celebramos los muchos logros de esta magnífica nave, estamos deseando ver la nueva y emocionante era de vuelos tripulados que viene", dijo Bolden en referencia al plan del gobierno de EE.UU. para la exploración espacial que incluye más cooperación con el sector privado para crear naves comerciales y nuevos objetivos como Marte.

El Discovery aterrizó a las 16.57 GMT, tal y como estaba previsto, en el Centro Espacial Kennedy de Florida en una soleada mañana. A bordo volvieron el comandante de la misión STS-133, Steve Lindsey; el piloto Eric Boe y los especialistas Alvin Drew, Steve Bowen, Michael Barratt y Nicole Stott.

La NASA ofrecerá una ceremonia de bienvenida a los astronautas el jueves a las 22.00 en el Centro Ellington Field en Houston (Texas).

La misión STS-133 ha sido la última del transbordador más veterano de la NASA, que realizó su primer vuelo en agosto de 1984, y desde entonces ha realizado 39 misiones que le han mantenido 365 días en órbita y ha recorrido más de 238 millones de kilómetros.

El Discovery llevó a la Estación Espacial Internacional el Módulo Multiusos "Leonardo", que puede alojar experimentos de física con fluidos, material de ciencia, biología, biotecnología y otras áreas.

También llevó componentes de repuesto y la plataforma de almacenamiento Carrier 4. La NASA quiere enviar el material suficiente para dotar al complejo espacial con la mayor cantidad de repuestos y equipos, antes de retirar los transbordadores.

En este viaje llevaba además un "polizón" que ha suscitado el interés hasta del presidente, Barack Obama. El androide Robonaut 2, apodado R2, viajó empaquetado en sus bodegas para convertirse en un miembro más de la tripulación permanente.

R2 es el primer robot humanoide en viajar al espacio y ahora tendrá que mostrar a los ingenieros sus habilidades para, quien sabe, si en un futuro, podría salir al exterior.

Obama, que durante la misión estableció conexión desde la Tierra para agradecer a los astronautas su labor científica, les preguntó por el androide. "¿Les va a lavar los platos o va a hacer trabajos más interesantes?" bromeó.

De momento, será instalado en unas semanas en el laboratorio Destiny para ayudar en las labores de mantenimiento y en otros trabajos científicos.

Esta misión que ha durado 12 días, 19 horas y 56 minutos, un día más de lo previsto, ha estado llena de sorpresas para los astronautas, que un día antes de volver fueron despertados en directo por la banda de rock Big Head Todd & The Monsters.

Los roqueros interpretaron la canción "Blue Sky" que fue elegida por el público en un concurso que organizó meses atrás la NASA para decidir las canciones con las que despertarían a los astronautas en este último vuelo.

El Discovery es el tercer transbordador espacial que se sumó a la flota de cinco orbitadores que la NASA ha empleado durante treinta años para sus misiones tripuladas.

Su construcción comenzó el 27 de agosto de 1979 y cuatro años más tarde fue presentado en sociedad en la planta de ensamblaje de Palmdale (California), antes de su primer viaje al espacio el 30 de agosto de 1984.

El programa inició su andadura en 1981 con el lanzamiento del Columbia al que le siguieron el Challenger (1982), el Discovery (1983), más tarde el Atlantis (1985) y el Endeavour (1991).

La NASA tiene previsto dos viajes más al complejo espacial. El Endeavour partirá el 19 de abril con el Espectrómetro Magnético Alpha (AMS) y el Atlantis el 28 de junio.

El Museo Nacional del Aire y el Espacio se disputa con una veintena de instituciones ser el nuevo hogar del Discovery que, dedicado a su público, inicia así una nueva etapa en su carrera. Esta vez, terrenal.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes