Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:02

El 70% de los chilenos no está preparado para afrontar episodios de urgencia

por 4 octubre 2011

El 70% de los chilenos no está preparado para afrontar episodios de urgencia
Un estudio realizado por Help comprobó que un alto porcentaje de personas enfrentaría un caso de asfixia por cuerpo extraño palmoteando la espalda del afectado, levantándole los brazos o induciéndole vómitos, todas opciones erróneas. Lo preocupante es que un porcentaje minoritario tiene conciencia que, en este caso, es la maniobra de Heimlich la alternativa para salvar su vida.

Tener conocimientos de primeros auxilios y saber cómo reaccionar frente a un episodio de urgencia es fundamental si de salvar una vida se trata. No obstante, la realidad de los chilenos difiere mucho de este ideal y así lo demuestra el Estudio “Nivel de Preparación ante Emergencias”, encargado por HELP a la empresa Guíñez Consultores, que arrojó entre sus conclusiones que el 70% de la población no está preparada para enfrentar una emergencia.

La investigación tuvo como objetivo hacer un diagnóstico de cuánto saben y cómo proceden las personas frente a los 6 ítems evaluados y que son considerados como emergencias recurrentes: intoxicación por medicamentos o sustancias tóxicas; quemadura superficial; herida sangrante; asfixia por cuerpo extraño; fractura por caída e infarto al miocardio (corazón). De hecho, frente a la pregunta Qué es lo que primero que usted haría frente a cada uno de los eventos, en la gran mayoría de las urgencias evaluadas, un 60% de los encuestados entregó una respuesta errónea.

Para el Dr. Juan Carlos Ponce, Director Médico de HELP, “el estudio confirma una realidad que como empresa de rescate médico nos preocupa, dado que un erróneo manejo inicial frente a una emergencia puede significar graves complicaciones para el paciente y, en casos más extremos, el fallecimiento”.

El especialista agrega que muchos adultos son padres de niños pequeños y, en otros casos, están a cargo de sus propios padres, que son adultos mayores. “Se trata de dos grupos altamente vulnerables y expuestos a estos episodios, por lo que es muy importante que los papás sepan qué hacer y no apliquen soluciones basadas en mitos populares que pueden ser perjudiciales para el paciente afectado”, señaló el Dr. Ponce.

Chilenos reprobados

Cuando se les pregunta a las personas que fueron entrevistadas si tienen conocimientos generales de primeros auxilios, el 84% afirma que estos son insuficientes. En tanto, entre el 16% que afirman sí tenerlos, el 64% de ellos los habría obtenido a través de aprendizaje informal, lo que lamentablemente no garantiza que sea los más adecuados. Hay quienes incluso se refieren a “experiencias de la vida” como fuente de estos conocimientos.

Jaime Guíñez, director ejecutivo de Guíñez Consultores, enfatiza que “al preguntarles a los encuestados qué nota se asignan para evaluar su nivel de preparación frente a una emergencia, el promedio alcanzado es 3,9, con un 39% de calificaciones bajo 4”. El profesional agrega que apenas el 9% se pone notas entre 6 y 7.

Otro aspecto que se consideró fueron los mitos populares que rodean estas emergencias, ideas erróneas que pueden constituir un peligro para la persona afectada. Por ejemplo, en el caso de intoxicaciones por medicamentos o sustancias tóxicas, un 75% de los encuestados señaló que se debía inducir el vómito, mientras el 44% daría un vaso de leche tibia.

En el caso de quemaduras, un 52% sostiene que no hay que cubrir la zona afectada con un apósito o paño limpio, lo que es incorrecto.

En heridas sangrantes también hay ideas falsas. Un 34% afirma que se debe aplicar alcohol y dejar la herida expuesta al aire, mientras que un 8% dice que aplicar una telaraña sobre la herida favorecería la coagulación.

Respecto a asfixia por cuerpo extraño, para el 71% dar fuertes palmadas en la espalda ayudaría a la expulsión del objeto, mientras que el 45% señala que se deben levantar los brazos y un 44% indica que vomitar destapa las vías respiratorias, opciones todas erróneas.

En fracturas por caídas, un 26% dice que hay que mover a la persona afectada a un lugar más cómodo, cifra preocupante, dado que esta maniobra podría comprometer negativamente la salud del afectado.

En tanto, en infartos al corazón, un 95% responde que lo que primero que hay que hacer es dejar espacio para que el paciente respire, mientras el 84% recomienda hacer un masaje cardíaco, cuando ambas afirmaciones son incorrectas.

La encuesta se realizó telefónicamente en la Región Metropolitana, durante la segunda quincena de junio de 2011, y se entrevistó a 420 personas de ambos sexos, padres de familia entre 35 y 60 años, pertenecientes a los estratos socioeconómicos ABC1, C2 y C3.

¿Qué es lo correcto?

“La labor de HELP es contribuir, como expertos en el manejo de emergencias, a generar conciencia frente a la vulnerabilidad que tiene una persona accidentada y la importancia que tiene educar a la población para que reaccione bien y a tiempo”, dice la Dra. Katherin Falck, Jefa de la Central Médica de HELP.

La especialista señala que ante una intoxicación por medicamentos o sustancias tóxicas, lo primero que se debe hacer es llamar a una unidad de rescate médico o centro de orientación toxicológica y explicarle al especialista qué sustancia se ingirió, en qué cantidad y a qué hora, para así evaluar si la sustancia consumida es riesgosa para la salud. En caso de ser peligrosa, se debe proceder a trasladar al paciente a un centro asistencial.

En el caso de las quemaduras, la Dra. Falck aconseja colocar la zona afectada bajo el agua fría de la llave, al menos durante 15 minutos, envolver con un paño limpio y trasladar al afectado a un servicio de urgencias.

Si estamos frente a una herida sangrante, la primera medida es comprimir la zona afectada con un paño limpio y, posteriormente, trasladar al paciente a un centro asistencial.

En el caso de asfixia por cuerpo extraño, lo ideal es efectuar la Maniobra de Heimlich. Este procedimiento consiste en situarse por detrás de la persona, abrazarlo y comprimir con un puño la parte superior del abdomen hasta que expulse el objeto. “No obstante, en este caso siempre es importante prevenir, lo que se logra masticando bien los alimentos”, dice la especialista.

Ante una fractura por caída, lo más importante es inmovilizar la zona afectada y trasladar al afectado a un centro de salud.

En el caso de un infarto, dado que los síntomas que lo acompañan pueden ser diversos, ante la sospecha de que se esté frente a este evento, “se debe trasladar a un servicio de urgencias lo antes posible”, enfatiza la doctora  Falck.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes