Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:57

Abdominoplastía: el complemento perfecto para una figura esbelta

por 12 octubre 2011

Abdominoplastía: el complemento perfecto para una figura esbelta
Lucir un abdomen plano puede convertirse en un problema para muchas personas que han padecido drásticos cambios de peso, más de un embarazo o problemas hereditarios. Para ellos la abdominoplastía aparece como una ayuda de la cirugía plástica que apoya la realización de ejercicios y la reducción de peso.

Las altas temperaturas permiten andar con menos ropa, los gimnasios comienzan a llenar sus cupos y el verano se avecina como una estación cada vez más cercana. Ante este panorama, las personas comienzan a cuidar más de su figura, siendo el abdomen  una de las principales preocupaciones. El rollito de más se vuelve una pesadilla para quienes buscan lucir un cuerpo esbelto en la temporada estival.

Muchas personas luchan por eliminar esos kilos demás en su abdomen sin lograr buenos resultados, lo que ha incrementado la cantidad de pacientes que optan por la cirugía estética como alternativa para conseguir una apariencia más armónica. La abdominoplastía aparece entonces, como una de las operaciones más frecuentes que se realizan en nuestro país.

Para comentar las principales características de esta intervención, el cirujano plástico de Clínica Vespucio Dr. Rodrigo Vielma, entrega interesantes datos para conocer sus ventajas y posibilidades.

La abdominoplastía considera la eliminación del exceso de grasa y piel en la zona del vientre reparando músculos separados y débiles generando un abdomen más liso y firme, “puede ir de una miniabdominoplastía simple hasta una cirugía más extensa y compleja”, explica el especialista.

En las de carácter simple, se puede utilizar la endoscopía, que “consiste en la utilización de una pequeña cámara que se inserta por incisiones menores y permiten al cirujano poder ver en un monitor dónde está trabajando. Si bien esta técnica es menos invasiva no se puede aplicar a todos los casos”, enfatiza.

Las causas más comunes por las que las personas se realizan este tipo de intervenciones son el envejecimiento, embarazos, cambios drásticos de peso, problemas hereditarios y cirugías anteriores. “También puede favorecer erupciones o infecciones cutáneas que se presentan bajo grandes colgajos de piel, además de aportar mejorando la imagen propia de los pacientes y con ello su autoestima”, argumenta el Dr. Vielma. Quienes busquen una reducción sustancial de peso o aquellas mujeres que consideren futuros embarazos deben evitar esta cirugía.

“En mujeres que han tenido más de un embarazo, en casos en que las dietas no han logrado mejorar el tono muscular o en personas obesas que han perdido mucho peso, la abdominoplastía se presenta como una buena alternativa”, señala.

Esta es una cirugía mayor,  se realiza bajo anestesia general y también con anestesia espinal, es de carácter electivo y netamente personal, no debe entenderla como un beneficio para otra persona o siguiendo un modelo de imagen ideal. “Se recomienda en pacientes que presentan una buena salud física y tienen un peso estable, no son fumadores, se generan expectativas reales y viven con la sensación de tener un abdomen demasiado grande”, indica.

“Pese a que sus resultados son técnicamente permanentes, esta intervención no debe ser entendida como un sustituto de los ejercicios o adelgazamiento. Las significativas fluctuaciones de peso pueden reducir en gran medida sus resultados positivos. Es importante resaltar que no se trata de una técnica para bajar de peso, los pacientes en franco sobrepeso u obesos deben primero acudir a un especialista de obesidad.”, puntualiza.

Su período de recuperación es de uno a dos días en la clínica, luego un reposo relativo de una a dos semanas en casa con actividad liviana. “Posteriormente es necesario acudir con el kinesiólogo para iniciar drenajes linfáticos y ultrasonido en la zona operada para retirar el edema que se genera por la cirugía. Al cabo de tres a cuatro semanas, el paciente ya tiene actividad normal”, revela.

El profesional de Clínica Vespucio aconseja a los pacientes la elección de un especialista de confianza debido a la gran cantidad de casos de operaciones fallidas, con nefastos resultados a cargo de falsos cirujanos plásticos que ponen en riesgo la vida de las personas. “Un buen indicador es que el médico tenga alguna certificación que en nuestro país se puede verificar a través de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (www.cirplastica.cl) y la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (Conacem, www.conacem.cl)”, afirma.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes