Hallan “apagador” molecular que causa infertilidad o aborto - El Mostrador

Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Hallan "apagador" molecular que causa infertilidad o aborto

por 17 octubre 2011

BBC Mundo
Hallan
Científicos descubren un compuesto que incrementa el riesgo de infertilidad si sus niveles son altos, o el riesgo de aborto si sus niveles son bajos.

Científicos descubrieron un compuesto que actúa como un "apagador" molecular en las mujeres: si sus niveles son altos se incrementa el riesgo de infertilidad y si sus niveles son bajos aumenta el riesgo de un aborto.

Se trata de una enzima llamada SGK1 que se encuentra en el recubrimiento del útero, dice el estudio publicado en Nature Medicine.

El hallazgo, afirman los científicos del Imperial College de Londres, demás de tener implicaciones para el tratamiento de la infertilidad y del riesgo de aborto recurrente, podría conducir al desarrollo de nuevos anticonceptivos.

Tal como explican los investigadores, una de cada seis mujeres tiene dificultades para quedar embarazada y una de cada 100 que intentan concebir sufren abortos recurrentes, los cuales se definen como la pérdida de tres o más embarazos consecutivos.

Para el estudio los científicos analizaron muestras de tejidos del recubrimiento del útero que habían donado 106 mujeres que estaban recibiendo tratamiento debido tanto a infertilidad no explicada como a abortos recurrentes.

Los análisis mostraron que las mujeres con infertilidad -que habían estado tratando de quedar embarazadas durante dos años o más- tenían niveles altos de la enzima SGK1.

Por otra parte, en los úteros de las mujeres que habían sufrido aborto recurrente se encontraron niveles bajos de SGK1.

Para confirmar la importancia de este compuesto, los investigadores llevaron a cabo estudios con ratones y descubrieron que los niveles de SGK1 en el útero disminuyen durante el periodo en que los animales pueden concebir.

Cuando los científicos implantaron copias adicionales del gen SGK1 en el recubrimiento del útero, las ratonas no pudieron quedar embarazadas.

Esto sugiere, afirman los investigadores, que la disminución en los niveles de SGK1 es esencial para hacer que el útero sea receptivo al embrión.

Sin embargo, agregan, si durante el embarazo persisten los niveles bajos de SGK1, esto parece causar problemas diferentes.

Cuando los científicos bloquearon el gen SGK1 en las ratonas, éstas no tuvieron problemas para quedar embarazadas pero tuvieron crías más pequeñas y durante el embarazo mostraron indicios de sangrado.

Esto sugiere que la falta de SGK1 aumenta las probabilidades de un aborto.

Esencial para el embarazo

"Nuestros experimentos con ratones muestran que una pérdida temporal de SGK1 durante la ventana fértil es esencial para el embarazo" afirma el profesor Jan Brosens, quien dirigió el estudio en el Instituto de Biología Reproductiva y del Desarrollo del Imperial College.

"Pero las muestras de tejidos humanos revelan que las mujeres con niveles que permanecen altos muestran problemas para embarazarse".

"Puedo imaginar que en el futuro podríamos tratar el recubrimiento del útero "lavándolo" con medicamentos que bloqueen el SGK1 antes de que las mujeres sean sometidas a tratamientos de IVF".

"Otra aplicación potencial es que el incremento de los niveles de SGK1 podría ser un nuevo método anticonceptivo", agrega el científico.

Por su parte el doctor Madhuri Salker, quien también trabajó en el estudio, señala que "en el futuro, podríamos tomar biopsias del recubrimiento del útero para identificar anormalidades que pudieran conducir a un riesgo más alto de complicaciones en el embarazo y para comenzar a tratar a la paciente antes de que se embarace".

Los expertos subrayan, sin embargo, que todavía será necesario llevar a cabo más estudios antes de poder llevar este hallazgo a la práctica.

El profesor Richard Fleming, del Centro Glasgow de Medicina Reproductiva y miembro de la Sociedad Británica de Fertilidad, cree que el estudio es "alentador".

"Obtener alto tan claro como esto, con una enzima específica, es sensacional. Nos está dando un foco de atención".

Pero el experto advierte que todavía hace falta confirmar el hallazgo.

"Está muy bien poder medir una deficiencia, pero ahora el siguiente paso es ver si podemos corregirla".

"Sin embargo, ahora por lo menos sabemos dónde hay un problema y podremos explorarlo" expresa el científico.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes