Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:35

Reenfocan desafíos en materia de enfermedades crónicas y llaman a la sociedad a enfrentar la obesidad y la vida sedentaria

por 17 octubre 2011

Reenfocan desafíos en materia de enfermedades crónicas y llaman a la sociedad a enfrentar la obesidad y la vida sedentaria
Coincidiendo con la reciente celebración del Día Mundial de la Alimentación, se inauguró en Valparaíso la "Cumbre de las Américas y el Caribe para la prevención de la Obesidad y Enfermedades Crónicas no Transmisibles".

Con un urgente llamado a la sociedad a enfrentar en su conjunto las enfermedades crónicas como la obesidad, hipertensión y cánceres con un cambio en sus hábitos alimenticios y estilos de vida, se inauguró la "Cumbre de las Américas y el Caribe para la prevención de la Obesidad y Enfermedades Crónicas no Transmisibles" que se realiza en el Salón de Honor del Congreso Nacional.

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Alimentación, el 16 de octubre, los Presidentes del Senado, Guido Girardi, de la Cámara de Diputados, Patricio Melero, el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, y el Director de la Organización Panamericana de la Salud, José Antonio Pagés, coincidieron en que no basta con medir índices adquisitivos para medir el desarrollo de los países, sino que también se requiere invertir en campañas preventivas de salud que redunden en una mejor calidad de vida de sus habitantes.

El senador Girardi, agradeció a los invitados nacionales e internacionales que aceptaron reflexionar en este Congreso Nacional, sobre uno de los mayores problemas de la sociedad moderna: el alto consumo de grasas, azúcares y sal que provocan una serie enfermedades en la población. Asimismo agradeció la presencia de las más de mil personas que se inscribieron para participar en este seminario que se realizará hasta mañana 18 de octubre en Valparaíso.

Indicó que a su juicio, las enfermedades crónicas ya no se pueden considerar como “no transmisibles”, porque ellas se transmiten en la población, especialmente los más pobres. “Los malos hábitos alimenticios y los estilos de vida sedentarios se imitan y se aprenden en los hogares y en los colegios y universidades. La publicidad engaña y las pantallas capturan a niñas y niños. Esos son nuestros desafíos”, dijo.

A su turno, el diputado Patricio Melero señaló que “existe consenso en que todos los chilenos y chilenas debemos saber lo que estamos consumiendo; en que exista una adecuada  información del etiquetado y que nos adviertan del contenido de sal y azúcar, esto dentro de un sano equilibrio donde exista libertad para tomar una decisión informada. Tendremos una gran ley que deberá conciliar la libertad de las personas para resolver y en una fuerte regulación para la publicidad hacia los niños”.

SISTEMA DE SALUD EN QUIEBRA

En tanto, el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, se puso a sí mismo como ejemplo en la lucha contra la obesidad, porque personalmente bajó su índice de grasa corporal y se encuentra en un proceso para controlar su sobrepeso.  Por eso, dijo “con conocimiento de causa” que la Declaración de Valparaíso que saldrá de esta Cumbre Internacional debe tener objetivos precisos y claros.

Entre ellos, deben estar la reconversión de la industria alimenticia y modificar el consumo de sal y azúcar. También mencionó la necesidad de realizar campañas de educación, “incluyendo el marketing que tiene que ser regulado”, así como el aumento de la actividad física y la regulación de las políticas en vivienda educación y salud.

Precisó que el desafío que tenemos es “gigantesco, sobre todos en los países latinoamericanos: O envejecemos, engordamos y enfermamos antes de ser desarrollados o insistimos en tratar la obesidad, la hipertensión, y la diabetes”.

El ministro Mañalich fue más allá y recordó que “nada de esto será posible si no hay una colaboración voluntaria de todos los actores, el convencimiento de los consumidores y una regulación que haga obligatorias estas exigencias para la industria de alimentos”.

Recalcó que si esto no se logra “el sistema público de salud chileno estará condenado a la quiebra. Si no logramos conseguir los objetivos de disminuir la tendencia de estas enfermedades para que al 2020 disminuyan en al menos en un 10%, no hay economía que pueda resistir los efectos de estas enfermedades”.

Por su parte, Jose Antonio Pagés, director ejecutivo de la OPS, precisó que “hace unos días concluyó la reunión de alto nivel de la ONU sobre enfermedades no transmisibles y sus conclusiones fueron contundentes y de alta trascendencia en el sentido de involucrar a todos los actores sociales en la lucha contra las enfermedades crónicas no transmisibles”.

Destacó además la iniciativa del Congreso Nacional para desarrollar esta Cumbre que adelanta las acciones nacionales e internacionales de reafirmación de compromisos en materia de políticas de salud. Así como la voluntad del Gobierno de Chile que está poniendo estos temas de enfermedades no transmisibles entre sus políticas de desarrollo social “.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes