Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Salud: cómo bajar de peso con ejercicios caseros

por 2 noviembre 2011

Salud: cómo bajar de peso con ejercicios caseros
Si busca evitar los kilos demás no necesariamente debe ir al gimnasio o salir de su casa para practicar deportes. Tras la asesoría de especialistas, simples rutinas de ejercicios usando elementos cotidianos como escaleras, sillas o botellas pueden ser la solución a su problema de peso.

Practicar deportes es una de las mejores actividades que se pueden hacer para bajar los kilos de peso adicionales. Sin embargo, muchas personas lo evitan por los costos que implica inscribirse en planes de  gimnasios, no se sienten atraídos por la idea, o simplemente no tienen el tiempo para salir de su casa a realizar actividades físicas.

En la constante preocupación por la vida sana y en sintonía con una de las principales luchas de los chilenos en esta temporada, donde existe mayor interés por bajar de peso para el verano, el coordinador de kinesiología de Clínica Vespucio Alberto Montero, entrega algunas recomendaciones de sencillos ejercicios que usted puede realizar en su casa para mantener un peso adecuado.

Para comenzar es necesario un calentamiento previo que sirve “para activar y preparar el sistema músculo esquelético a una exigencia de movimientos físicos y con ello evitar posibles lesiones durante la realización de los ejercicios”, explica el especialista.

Tras el calentamiento, que deberá tener una duración de al menos 10 minutos, se deben hacer ejercicios cardiorrespiratorios. “Si no tiene suficiente espacio es posible armar una rutina subiendo escaleras unas cinco veces, evitando el uso del ascensor en el caso de quienes viven en departamentos. Si tras un tiempo siente mejoras en su capacidad anaeróbica, aumente de a poco la exigencia”, indica.

A continuación, el kinesiólogo de Clínica Vespucio entrega algunos datos de simples ejercicios considerando los distintos grupos de músculos a trabajar:

Brazos:

a) Flexiones de codo: siéntese en una silla, con la espalda recta y los codos pegados al cuerpo. Ponga en cada mano una botella de medio litro con agua o arena. Luego suba las botellas hasta los hombros, realizando tres series de 15 ó 20 repeticiones. Sirve para trabajar bíceps.

b) Levantar: estando de pie, ponga los brazos estirados al costado del cuerpo con una botella en cada mano. Levántelas al mismo tiempo hacia el costado hasta la altura de los hombros. Haga tres series de 10 ó 15 repeticiones. Ayuda a fortalecer los hombros.

c) Lanzamiento: siéntese en una silla con la espalda recta. Tome con ambas manos una botella de un litro, rellena con agua o arena y póngala tras su cabeza. Estire los brazos hacia arriba y devuélvalos a la posición inicial. Realice tres series de 10 ó 15 repeticiones. Trabajará los tríceps.

Abdominales:

a) Simple: ponga los pies sobre una silla y los brazos cruzados sobre el pecho. Levante su cabeza hasta las rodillas. Haga tres series de 20 ó 30. Ejercitará los abdominales altos.

b) Elevar: acuéstese en el suelo con las piernas estiradas. Sujétese de los pies de la silla o de algo firme. Levante los pies hasta donde pueda y luego bájelos suavemente. Realice tres series de 20 ó 30 repeticiones para trabajar los abdominales bajos.

Piernas y glúteos:

a) Sentadillas: ocupe una silla de referencia. Ubíquese al costado de ésta y haga como si fuera a sentarse. Lo ideal es que las piernas al doblarse queden en 90 grados, como las patas de la silla, para no generar lesiones en las rodillas. Haga tres series de 15 ó 20 repeticiones. Trabajará sus cuádriceps.

b) Patada: párese derecho tras el respaldo de la silla y afírmese de éste. Levante un pie hacia atrás hasta que no pueda más y luego bájelo. Realice tres series de 15 ó 20 repeticiones con cada pie para ejercitar los glúteos.

Es fundamental comprender que los consejos de ejercicios aquí entregados deben realizarse tras un chequeo médico preventivo. Si bien su práctica puede favorecer a su organismo, hay que considerar que no todas las personas están capacitadas para ejecutarlos, ya sea por edad, enfermedad u otros impedimentos físicos.

Toda clase de rutina de ejercicio debe estar apoyada por un plan de nutrición equilibrado a cargo de un profesional de la salud y el soporte de especialistas que guíen la actividad a realizar según las características de cada paciente.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes