Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Salud: cómo evitar el estrés de fin de año

por 22 noviembre 2011

Salud: cómo evitar el estrés de fin de año
Planificar anticipadamente las tareas, evitar el tabaco y el alcohol y realizar una vida familiar, son algunas de los consejos para evitar complicaciones más severas como depresiones o problemas cardiovasculares producto del estrés.

Las diversas situaciones de presión a las que las personas se ven sometidas cuando se avecina el fin de año, sumadas al vértigo de la vida actual, desencadenan cuadros patológicos como el estrés. Esta anomalía incluso se ha convertido en una realidad para muchos, pero convivir con ella afecta la salud de nuestro organismo disminuyendo nuestra calidad de vida.

Deudas pendientes, entregas de informes, cierres laborales para planificar vacaciones, son algunas de las circunstancias que generan problemas de concentración, ansiedad, irritabilidad y cambios en los hábitos de alimentación, entre otros.

Para aprender a manejar de mejor forma este tipo de complicaciones, la psicóloga de Clínica Vespucio Jessica Piña, aporta necesarias recomendaciones para enfrentar de mejor forma esta etapa del año sin caer en el estrés, conocido como una de las enfermedades más frecuentes de la vida actual.

Comprendido como un período de alerta en el que se permanece en un continuo estado de tensión corporal, el estrés “se relaciona principalmente con el cansancio y a medida que el año transcurre y quedan temas emocionales, familiares, económicos, etc., pendientes por lo que se tiende a mirar el futuro de forma menos alentadora, aumentando la sensación de cansancio y desazón, se mira con desaliento”, comenta la especialista.

El estrés ayuda a adaptarse a los cambios que nos presenta el medio. “Cuando se siente que las metas y asuntos que tenemos pendientes superan nuestras capacidades y tiempo para ejecutarlas, comienza a funcionar el estrés negativo que desregula el funcionamiento corporal y psicológico”, explica Piña.

La psicóloga de Clínica Vespucio señala que hay ciertas conductas preventivas que se pueden adoptar. “Hay que fijarse en el estilo de vida, qué estoy haciendo, cuánto tiempo me tomo para el descanso, qué hago para descansar, cómo puedo lograr los desafíos que se me plantean. Detenerse a pensar y cuestionarse el funcionamiento actual y luego analizar la generación y viabilidad de los cambios”, indica.

A juicio de Jessica Piña existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a evitar el estrés. “Hacer una planificación anticipada de las tareas considerando todos los puntos de vista posibles, tomar períodos adecuados  de descanso, evitar una mala alimentación, hacer más deporte o actividades físicas, realizar una vida familiar e intentar dejar el tabaco y el alcohol”, aconseja.

El estrés puede gatillar enfermedades más severas  como problemas cardiovasculares o depresión, “por ello es muy importante el apoyo de los seres queridos, que habitualmente son los primeros en darse cuenta de la situación anómala que afecta a quien padece esta alteración” afirma.

“Cuando uno advierte que algo está involucrando la relación con las demás personas, nuestro entorno ya no es percibido como antes y esto afecta la calidad laboral, familiar y en la relación de pareja se ve afectada la vida sexual, es necesario buscar el apoyo de un especialista que me ayude a enfrentar de mejor forma la situación”, puntualiza.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes