Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Viernes, 31 de octubre de 2014
  • Actualizado a las 21:36

BBC Mundo

18 de enero de 2012

El mundo digital se declara en huelga

En una medida sin precedentes, grandes de internet como Wikipedia protagonizan el miércoles un apagón digital como medida de presión política. Entérese por qué.

Wikipedia, la sexta página de internet más visitada del mundo, confirmó que a partir de la medianoche de este martes, hora del este de EE.UU., desconectó sus servicios en inglés durante 24 horas, en protesta por las leyes antipiratería planteadas ante el Congreso en Washington.

En ese periodo su página tan sólo proporciona a los usuarios información sobre estas legislaciones e invita a los usuarios a contactar al congreso como forma de protesta.

Se estima que unos 25 millones de personas en el mundo acceden a diario a este servicio, pero la medida afectará también a usuarios de otras páginas de internet que secundan la protesta, como la red social Reddit o el blog de tecnología y cultura Boing Boing.

Se trata de la primera huelga digital de esta envergadura.

Un acto de protesta que tiene como primera consecuencia que el mundo se entere de la disputa que mantienen actualmente dos gigantes de la industria estadounidense: el mundo del entretenimiento liderado por Hollywood y el de los colosos de Silicon Valley.

Participantes

Se desconoce todavía el verdadero alcance del apagón digital de este miércoles ya que no tiene precedentes y porque otras páginas todavía podrían unirse a la iniciativa en el último minuto, entre ellas otras compañías de internet que también se oponen a estas leyes.

Por el momento, ya habrían confirmado su participación unas 32 paginas de internet, entre ellas Word Press y Mozilla.

Más que en quedarse en negro, la idea de esta huelga digital es que durante 24 horas cuando el usuario abre estas páginas encuentra tan sólo informaciones sobre la nueva ley y vías para protestar contra ella, ya sea con llamadas telefónicas o a través de redes sociales como Twitter.

A través de la página de Sopastrike (huelga por la Sopa) se sugieren varias vías para hacerlo: ya sea a través de luna página HTML o colocando un Javascript como el tema de la página.

Algunos han diseñado herramientas para hacerlo más fácil.

Una de ellas es la aplicación llamada ‘CloudFlare Stop Censorchip”, con la cual una página puede hacer que sus contenidos se vean tapados momentáneamente por unas marcas negras, que cuando se tocan con el puntero del ratón se transforman en una ventana con la explicación sobre la Sopa e incluso una lista de teléfonos de senadores estadounidenses para presentar sus quejas.

La Sopa y la Pipa de la discordia

Estas páginas de internet se oponen a que la llamada Ley para terminar con la Piratería Online (Sopa), así como la Ley para proteger la Propiedad Intelectual (Pipa), se discutan en el congreso estadounidense.

“Los que proponen la Sopa retratan a los que se oponen como gente que quiere permitir la piratería o defender la piratería”, dijo a la BBC Jimmy Wales, fundador de Wikipedia.

“Pero este no es el punto. El punto es que la ley es tan amplia y tan mal escrita que va a tener un impacto en todo tipo de cosas que no tienen que ver con detener la piratería”.

Páginas deshonestas

Los promotores de estas leyes en el congreso afirman que éstas fueron diseñadas para evitar que “páginas deshonestas” generen ingresos.

También permitiría que los dueños de los contenidos (la industria de entretenimiento) y el gobierno estadounidense tenga el poder de requerir judicialmente el cierre de páginas de internet asociados a la piratería.

También podría obligar a proveedores de internet con sede en Estados Unidos, tales como motores de búsqueda, procesadores de pago y redes de publicidad, a suspender sus relaciones comerciales o ofrecer vínculos a páginas de internet sospechosas de estar involucradas con la piratería.

Una ley similar, Pipa, podría discutirse en el Senado esta semana.

La Casa Blanca congela la Sopa

Este sábado la Casa Blanca parecía dar un guiño a Silicon Valley con un comunicado en el que daba la impresión de apoyar a los críticos a la ley.

“Aunque creemos que la piratería en internet llevada a cabo por páginas de internet extranjeras es un serio problema que requiere una respuesta legislativa, no apoyaremos una legislación que reduce la libertad de expresión, pone en riesgo la ciberseguridad u obstaculiza la dinámica e innovación de un internet global”.

Pero a pesar de esta maniobra del gobierno de Obama, que se ve en la disyuntiva de tener que elegir entre dos de sus mayores contribuyentes en su última campaña presidencial, el apagón digital del que ya se llevaba hablando desde finales de 2011 seguirá adelante.

“No creemos que la Sopa se vaya a ningún sitio y Pipa todavía sigue en marcha. Además, Sopa y Pipa sólo son síntomas de un problema mayor”, dijeron desde Wikipedia.

“En todo el mundo estamos viendo el desarrollo de legislaciones con el fin de luchar contra la piratería ilegal, y regular la red en otro sentido que atenta contra la libertad en internet”, dijeron en referencia a leyes como la Sinde en España y otras en países como Irán o Bielorrusia.

Aunque la ley Sopa permanece atascada en el congreso, la Pipa podría someterse a votación en el Senado esta semana, y si eso ocurre la cámara baja podría retomar la Sopa con algunas modificaciones, como eliminar la cláusula en la que se obligaría a páginas como YouTube o Google a convertirse en policías de internet.

Twitter se planta

Pero no todas las páginas de internet críticas a la Sopa o la Pipa apoyan el apagón digital.

Dick Costolo, diretor ejecutivo de la red social Twitter condenó fuertemente esta medida.

“Cerrar un negocio global en reacción a un asunto político de una nación es estúpido”, tuiteó.

Aunque luego aclaró que su comentario no era un “juicio de valor” sobre otras organizaciones involucradas en la acción.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.



 

Envíenos sus columnas y cartas a: opinion@elmostrador.cl