Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Sábado, 25 de octubre de 2014
  • Actualizado a las 14:19

BBC Mundo

14 de enero de 2013

Teléfonos inteligentes y redes sociales: la combinación explosiva de 2013

La fructífera relación entre los teléfonos inteligentes y las redes sociales está cambiando nuestra vida en muchos aspectos y a velocidades sorprendentes. Descubra las transformaciones que se esperan para 2013.

En el Consumer Electronics Show 2013, que tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Las Vegas esta semana, salieron a la luz los protagonistas de la tecnología para este año.

Desde relojes inteligentes controlados a través de teléfonos hasta lentes de realidad aumentada, muchos de los aparatos presentados proyectaron una clara realidad: los móviles dejan de ser sólo un medio de comunicación para convertirse en impulsores de nuevas tecnologías.

Y de nuestra forma de vida también. La combinación explosiva entre dispositivos móviles y redes sociales protagonizan una nueva era en la que la conexión virtual está cada vez más al mando de nuestros hábitos y comportamientos.

Estas son algunas de las transformaciones que los teléfonos inteligentes, de la mano de redes como Facebook o Twitter, nos traerán en 2013, según el experto en estrategia digital Nic Newman.

1. La billetera móvil

Las consecuencias de perder el celular serán más graves que nunca.

Las consecuencias de perder el celular serán más graves que nunca.

Las tarjetas bancarias, de fidelidad, de embarque y de viaje, saldrán de nuestros bolsillos y se integrarán a los teléfonos inteligentes.

Por un lado, se trata de un punto a favor de la comodidad y de una mayor transparencia. Por otra parte, las consecuencias de perder el celular serán más graves que nunca, lo cual no es menor si se tiene en cuenta que el robo de teléfonos inteligentes está en aumento.

Podemos esperar una nueva ola de aplicaciones sofisticadas capaces de localizar el teléfono incluso cuando está en silencio, junto con opciones al estilo James Bond para destruir el dispositivo y proteger sus datos, contraseñas e identidad.

2. Celulares inundados de publicidad

Los consumidores pasan 10% de su tiempo en el celular, pero solo 1% de la publicidad les llega a través de ellos. Esta tendencia cambiará en 2013, con grandes repercusiones para el usuario.

Se aplicarán nuevos formatos publicitarios en sitios web móviles y redes sociales que pueden resultar sumamente invasivos, principalmente los relacionados con promociones locales y mensajes patrocinados.

Es posible que se dé algún tipo de reacción en contra de esta actividad comercial en lo que se considera un espacio personal, poniendo el debate sobre la privacidad y la venta de datos personales sobre la mesa. Se originará una nueva clase de “bloqueadores” de publicidad móvil y al menos una red social ofrecerá un servicio de primera calidad sin publicidad este año.

3. Celebridades que buscan “amigos”

Cada vez son más las celebridades que hacen uso de llas redes sociales y los celulares para comunicarse con sus fans, y se prevé que la tendencia continúe y se expanda en 2013, con el uso de mensajes en redes, aplicaciones móviles y textos de alerta.

En lugar de que los fans acosen a las celebridades, estos irán en busca de sus seguidores. Los medios de comunicación ya están reclutando estrellas para que envíen mensajes antes, durante y después de los programas que protagonizan para ofrecer a los fans una experiencia multidimensional.

4. El megáfono del chisme

El uso masivo de celulares inteligentes y de redes sociales ha aumentado la velocidad con que las noticias – tanto las serias y fundamentadas como los chismes maliciosos – pueden propagarse por todo el mundo.

Es posible que se planteen medidas y sanciones legales -probablemente con pocos resultados- para tener un mayor control sobre lo que circula en internet y sobre todo, para concientizar a la gente de que lo que se dice y hace en las redes sociales no se escapa de la ley.

Se prevé que se hagan seguimientos a cuentas de alto perfil en Twitter y Facebook, y que se implementen nuevos programas educativos en el ámbito escolar y profesional relacionados al uso de redes sociales.

5. Noticias en redes sociales y celulares

El consumo de información en teléfonos inteligentes está cambiando el tipo de noticias que leemos.

El consumo de información en teléfonos inteligentes está cambiando el tipo de noticias que leemos.

Alrededor de un tercio de todo el tráfico de sitios de noticias importantes como la BBC proviene de los teléfonos inteligentes, y esta tendencia está empezando a cambiar el tipo de noticias que estamos consumiendo y la velocidad a la que lo hacemos.

Los blogs en vivo -actualizaciones cortas que incluyen lo que se habla en las redes sociales- son cada vez más populares para las noticias y el deporte. Y los usuarios, en especial los más jóvenes, tienden a ignorar los sitios tradicionales de noticias y optan por informarse directamente desde enlaces en sus cuentas de Twitter o Facebook.

Una nueva tendencia que podría aumentar en 2013 es el crecimiento de plataformas diseñadas para teléfonos inteligentes, que presenta las noticias en un estilo más informal a través de videos cortos.

6. Adicción digital

Cada vez es más común revisar los resultados de algún partido de fútbol durante la cena, conversar con algún amigo mientras se habla con otros en el móvil o compartir alguna broma por Facebook con amigos de todas partes del mundo.

Cada vez somos más los adictos a la conexión en tiempo real y el arte de la conversación parece cosa del siglo pasado.

Este año, los fabricantes de celulares encontrarán nuevas formas – zumbidos, temblores o vibraciones – para interrumpir nuestros pensamientos y sumergirnos en la red.

Esto significa que crecerá la demanda de retiros rurales o tratamientos que nos enseñen de nuevo la magia de conversar sin interrupciones o distracciones: clínicas que traten la adicción digital.

7. Accesorios controlados por el móvil

Nuestros teléfonos empezarán a controlar lo que vemos y lo que llevamos puesto.

Nuestros teléfonos empezarán a controlar lo que vemos y lo que llevamos puesto.

Este año, nuestros teléfonos empezarán a controlar lo que vemos y lo que llevamos puesto. Las Google Glasses y Vuzix (lentes de realidad aumentada) saldrán al mercado y nos permitirán interactuar con la red a través de nuestros ojos.

Ya ni siquiera será necesario mirar por debajo de la mesa para saber los resultados del fútbol.

Se prevé que el reconocimiento facial, sincronizado con Facebook o LinkedIn, produzca biografías en cuestión de instantes, evitándonos muchos momentos vergonzosos o ayudándonos a preparar un par de líneas para presentarnos con algún desconocido.

Y para los más extravagantes, habrá prendas de vestir con pantallas electrónicas implantadas que proyecten las últimas actualizaciones de las redes sociales sobre la tela.

Las redes sociales y los teléfonos inteligentes estarán en el corazón de las innovaciones digitales este año.

Y, sin embargo, la mayoría de las empresas continúan subestimando la velocidad y el impacto de estos cambios. Siguen teniendo como referencia el uso de computadores, tomando el riesgo de que sus productos se vuelvan irrelevantes dentro de la nueva era de inteligencia digital.

No son los únicos. Las instituciones y gobiernos también se están quedando atrás, sobre todo porque el uso del celular y de las redes sociales choca con las jerarquías tradicionales y con la toma de decisiones.

Quienes quieran adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas de 2013 tendrán que tener una mentalidad abierta y flexible.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.