Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 07:15

Atlas Global de Justicia Ambiental detecta 30 conflictos ecológicos en Chile

por 19 marzo 2014

Atlas Global de Justicia Ambiental detecta 30 conflictos ecológicos en Chile
Se trata de una plataforma interactiva de mapas que analiza más de un millar de casos en todo el mundo, que fue elaborada por un equipo internacional de expertos, coordinados por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

En la Tierra hay actualmente más de dos mil conflictos ecológicos, al menos 30 de ellos en Chile, un número que va creciendo al mismo tiempo que se multiplican las injusticias medioambientales provocadas por la demanda de energía y materiales de las clases medias y altas de las sociedades avanzadas.

Esta es una de las conclusiones del "Atlas Global de Justicia Ambiental" que un equipo internacional de expertos, coordinados por investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), presentó este miércoles en la Delegación del Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Bruselas.

El "Atlas Global de Justicia Ambiental" es una plataforma interactiva de mapas que analiza más de un millar de conflictos ecológicos en el mundo, un proyecto que quiere documentar 2.000 casos en el año 2015.

El atlas es el resultado del proyecto europeo 'Environmental Justice Organizations, Liabilities and Trade' (EJOLT), dirigido por el catedrático de Economía de la UAB, Joan Martínez Alier, con la participación de 23 universidades de 18 países.

El atlas, elaborado entre activistas y académicos, aporta evidencias sobre "los desequilibrios estructurales de poder en la economía global".

"El atlas muestra cómo los conflictos ecológicos están aumentando en el mundo por las demandas de materiales y energía de la población de clase media y alta, y las comunidades que reciben el mayor impacto son pobres, a menudo indígenas, y no tienen poder político para acceder a la justicia ambiental y a los sistemas de salud", ha comentado Martínez Alier.

Según el profesor de Economía, "el mapa muestra tendencias preocupantes, como la impunidad de las compañías que cometen delitos medioambientales o la persecución de los defensores ambientales, pero también inspira esperanza".

Entre las historias de destrucción ambiental y de represión política que se analizan en el atlas se describen un 17% de los casos en los que se han ganado juicios legales, proyectos que se cancelan y bienes comunes que han retornado a la comunidad, según Leah Temper, investigadora del ICTA UAB y coordinadora del atlas.

La plataforma on-line del atlas permite buscar y filtrar entre un centenar de campos para visualizar los conflictos -nucleares, de residuos tóxicos, de agua, mineros...- por tipo de mercancía, compañía o país.

El inventario de los casos de conflicto ambiental facilita, según sus autores, la búsqueda de información, la interacción entre grupos de trabajo afines y el aumento de la visibilidad de los conflictos.

Una de las conclusiones del proyecto y del atlas es que los movimientos sociales de justicia ambiental de base "son clave para conseguir que las formas de consumo y producción sean más justas, equitativas y menos perjudiciales".

Según Temper, "sólo cuando las comunidades se planten contra la contaminación, gobiernos y empresas cambiarán su comportamiento".

En Chile, el Atlas contabiliza, entre otros, casos como el de la Celulosa Arauco, el proyecto HidroAysén, la termoeléctrica de Isla Riesco, el proyecto Pascua Lama y los efectos de una serie de faenas mineras a lo largo del país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes