Domingo, 25 de septiembre de 2016Actualizado a las 11:56

Auto sin conductor de Google choca con autobús en Silicon Valley

por 1 marzo 2016

Auto sin conductor de Google choca con autobús en Silicon Valley
Si bien la firma tecnológica asumió parte de la responsabilidad por la colisión, otros incidentes han involucrado normalmente que los autos fueran embestidos por atrás por conductores humanos, y no que el automóvil de conducción automática se incrustara en otro vehículo.

En el mes de febrero, un vehículo autónomo que estaba siendo probado por Google chocó contra un autobús, la primera vez que la compañía dijo que su tecnología automática es en parte responsable de un accidente.

El auto, un vehículo utilitario deportivo Lexus, golpeó el lado derecho de un autobús de transporte público en un intento de evitar unas bolsas de arena en una calle de Mountain View, California. El automóvil tenía un conductor de prueba, quien vio acercarse el autobús por el espejo retrovisor pero “creí que el autobús frenaría o disminuiría la velocidad para dejar continuar al Google AV”, según un informe sobre el accidente presentado ante el Departamento de Vehículos motorizados del estado.

Google está apostando a que sus esfuerzos desembocarán en un futuro en que una gran cantidad de autos en circulación se conducirán solos, y en los últimos años ha venido probando vehículos autónomos en las calles cercanas a su sede central. La compañía reconoció que la tecnología aún requiere trabajo. El incidente con el autobús tuvo lugar porque el software del auto también predijo que el autobús que venía detrás cedería el paso para poder perderse nuevamente en el tránsito.

“Pensamos que el conductor del autobús supuso que no nos moveríamos”, escribió Google en su informe mensual de febrero sobre autos sin conductor que obtuvo Bloomberg. “Lamentablemente, todas esas suposiciones nos llevaron al mismo lugar del carril al mismo tiempo. Este tipo de desentendimiento ocurre entre conductores humanos en la calle todos los días”.

No se reportaron heridos, y el parachoques frontal izquierdo, la rueda delantera y un sensor del auto de Google quedaron dañados. El auto circulaba a 2 millas por hora (3,2 k/h) y el automóvil se movía a 15 m/h. Google ha realizado ahora cambios en su software de manera que sus autos tengan menos probabilidades de creer que los autobuses y otros vehículos grandes le cederán el paso, dijo la compañía.

Si bien Google asumió parte de la responsabilidad por la colisión, otros incidentes han involucrado normalmente que los autos fueran embestidos de atrás por conductores humanos, no que el automóvil de conducción automática de Google se incrustara en otro vehículo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes