martes, 19 de enero de 2021 Actualizado a las 23:04

Multimillonario Ardila disfruta siendo el fabricante más grande de refrescos de Colombia

por 9 noviembre, 2012

Multimillonario Ardila disfruta siendo el fabricante más grande de refrescos de Colombia
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Seis décadas atrás, cuando Carlos Ardila Lulle acababa de salir de la universidad y trabajaba para la empresa de refrescos de su suegro, se le ocurrió la idea de una bebida chispeante y rosada, con sabor a manzana que comenzó a venderse más que todos sus demás productos.

El refresco color rosado se ha convertido en la pieza central de la sociedad anónima de Ardila, Postobon SA, el fabricante más grande de refrescos de Colombia con ventas anuales por US$1.100 millones. Ardila también es propietario del productor más grande de azúcar de Colombia y tiene inversiones en embalaje de vidrio y metal, en medios y concesionarios de autos, lo cual lleva el patrimonio del magnate de 82 años a US$7.400 millones, según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg. Ocupa el puesto número 150 entre las personas más ricas del mundo y hace más de un decenio que no figura en una clasificación internacional en materia de riqueza.

“La mayoría de sus empresas no cotizan en bolsa, de modo que no ha recibido el reconocimiento que debería”, dijo Juan Pablo Vieira, operador de Interbolsa SA, la firma de corretaje más grande de Colombia. “Sus empresas son muy fuertes, con una posición excelente en el mercado. Postobon está en todas partes”.

El ascenso de Ardila se produce luego de una ofensiva militar respaldada por Estados Unidos que revirtió la situación volviéndola en contra de las guerrillas financiadas con la cocaína que anteriormente controlaban muchas rutas y grandes franjas del país. En los últimos cinco años, la economía de Colombia creció a una tasa promedio anual de 4,4 por ciento. Con el aumento de los ingresos en los hogares, el mercado nacional de refrescos creció un 71 por ciento durante ese lapso, hasta US$7.700 millones en 2011, según datos de la firma investigadora en consumo Euromonitor International Plc.

Tercero más rico

La Organización Ardila Lulle, con sede en Bogotá, que agrupa las empresas del multimillonario, anunció ingresos totales de 6,2 billones de pesos colombianos (US$3.400 millones) el año pasado. En un comunicado por correo electrónico, OAL confirmó los ingresos, la ganancia neta y las utilidades antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de sus unidades controladas, considerando “conservadora” la valuación del patrimonio realizada por Bloomberg. Ardila rechazó las solicitudes de entrevista.

“Postobon es mi vida”, dijo Ardila, propietario del equipo de fútbol Atlético Nacional de Medellín en una entrevista concedida a la revista Dinero en agosto de 2000. “Nunca pensé ni quise venderla”.

Su fortuna lo convierte en la tercera persona más rica del país, según la clasificación diaria de Bloomberg. El colombiano más rico es el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, con un patrimonio de US$16.800 millones, seguido de Alejandro Santo Domingo Dávila, que controla una fortuna de US$11.300 millones. Durante decenios, el difunto padre de Alejandro –el barón cervecero integrante del jet-set Julio Mario Santo Domingo- compitió con Ardila por el control de los mercados colombianos de bebidas, medios y aviación.

Azúcar, vidrio

La empresa de propiedad total de Ardila produce la emblemática gaseosa rosada Postobon que el multimillonario inventó en los años 1950, así como también una bebida similar llamada “Colombiana”. También fabrica tragos frutados con la marca Hit y productos de PepsiCo Inc. La empresa está valorizada en US$3.500 millones cuando se comparan sus resultados de 2011 con el valor empresa promedio por los múltiplos Ebitda y precio/ganancias de cinco empresas de refrescos de mercados emergentes que cotizan en bolsa: Coca-Cola Femsa SAB y Arca Continental SAB de México, Embotelladora Andina SA de Chile, Coca-Cola Icecek AS de Turquía y Hebei Chengde Lolo Co. de China.

Ardila tiene participaciones en cuatro empresas de azúcar y etanol en Colombia y una en México, lo cual da al grupo una capacidad de trituración de caña de azúcar de más de 24.000 toneladas diarias. Su unidad Incauca SA, con plantaciones en el oeste de Colombia, es el productor de azúcar más grande del país, según la asociación de productores conocida como Asocana. Las inversiones generaron ingresos por US$876 millones el año pasado. Están valorizadas en US$2.100 millones cuando se comparan sus resultados con el valor empresa promedio por múltiplos Ebitda y precio/ganancias de dos pares brasileñas –Sao Martinho SA y Tereos Internacional SA- y dos de Sudáfrica, Tongaat Hulett Ltd. e Illovo Sugar Ltd.

Telenovelas

A través de Cía. Iberoamericana de Plásticos SA, el multimillonario produce sus propias botellas de vidrio, tapas metálicas y cajones de plástico para transportar las bebidas Postobon. También tiene inversiones conjuntas en envasado en Colombia con Perrysburg, Owens-Illinois Inc. con sede en Ohio y Crown Holdings Inc. de Filadelfia. En conjunto, estas inversiones generaron US$670 millones en ventas el año pasado, y están valorizadas en US$507 millones cuando se comparan sus resultados con el valor empresa promedio por múltiplos Ebitda y precio/ganancias de cinco pares globales: Crown Holdings y Ball Corp. de los Estados Unidos, Vidrala SA de España, Vetropack Holding AG de Suiza y Fuji Seal International Inc. de Japón.

RCN Televisión SA emite un programa informativo nocturno, telenovelas y programas de tipo Reality TV. Junto con Radio Cadena Nacional SA, que es propiedad de Ardila, sus empresas de medios anunciaron ventas por US$399 millones el año pasado. Están valorizadas en unos US$580 millones, según la clasificación. Su cadena de concesionarios de automóviles, Distribuidora Los Coches La

Sabana SA, generó US$214,4 millones en ventas y US$3 millones de beneficios. La empresa está valorizada en alrededor de US$45 millones según datos compilados por Bloomberg.

Atlético Nacional

Sobre la base de las estimaciones de dividendos, impuestos locales y el desempeño en el mercado, Ardila probablemente tiene una cartera de inversión de US$675 millones como mínimo. Esto incluye su propiedad del equipo Atlético Nacional, cuyos jugadores usan camisetas verdes con el escudo de Postobon.

Nacido en el noreste de Colombia en 1930, Ardila estudió ingeniería en la ciudad de Medellín. Con poco más de 20 años, se casó con Eugenia Gaviria, cuyo padre lo contrató en su empresa de refrescos, Lux. Ardila experimentó con nuevos sabores y colores antes de idear su ahora famosa bebida rosada. Luego compró la empresa a su familia política y en 1958 absorbió a la competidora Postobon.

Para impulsar su negocio de refrescos, Ardila comenzó a adquirir ingenios azucareros y embalajes de vidrio y metal durante los años 1970. Se ramificó en una serie de otros sectores, comprando la red de televisión y radio RCN, la empresa textil Coltejer SA y el ya desaparecido sello discográfico Sonolux. También incursionó en la política, siendo concejal de Medellín y luego senador nacional por el Partido Conservador.

Santo Domingo

Ardila, quien se casó nuevamente después de divorciarse de su primera mujer, está en silla de ruedas desde que tuvo un accidente en una de sus casas en los años Ochenta. Tiene dos hijos –Antonio José, que integra el consejo de dirección de Postobon, y Carlos Julio, que dirige RCN- y dos hijas.

Hasta 1985, Ardila compartió el control de la línea aérea Aerovías del Continente Americano SA, conocida como Avianca, con Julio Mario Santo Domingo, que en ese momento era el barón cervecero reinante de Colombia. Una disputa por la dirección llevó a Ardila a vender su participación a su colega multimillonario, según “Don Julio Mario”, una biografía no autorizada de Santo Domingo escrita por el periodista Gerardo Reyes.

“En ambas organizaciones se convirtió en obsesión seguir los pasos del otro, investigar las dificultades que el otro tenía para hacerlas públicas y no escatimar ni un peso por competir en nuevos frentes de inversión”, escribió Reyes.

‘Nunca me iré’

En los años 1990, los dos rompieron una tregua de no avanzar sobre los respectivos negocios centrales, cuando Santo Domingo incursionó en los refrescos y Ardila abrió una cervecería. Ardila perdió la batalla. Después de acumular cientos de millones de dólares de deuda como consecuencia de la recesión de Colombia en 1999, vendió su fábrica de cerveza a Santo Domingo. Luego vendió otros negocios –como Coltejer en 2008- para pagar deuda y apuntalar las finanzas de Postobon. La empresa obtuvo una ganancia de US$97,9 millones el año pasado, produciendo más de 1.900 millones de litros de gaseosa, según datos de Euromonitor.

Si bien el clan de Santo Domingo continúa siendo uno de los inversores más importantes de Colombia, Alejandro y varios otros miembros de la familia viven en Nueva York. Ardila reparte su tiempo entre Bogotá, Medellín y sus otras casas en el país.

“Lo que nunca haré es irme del país”, dijo Ardila a la revista Dinero. “Creo en mi país y mi pueblo”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV