miércoles, 19 de diciembre de 2018 Actualizado a las 07:34

Imperdibles

Cultura - El Mostrador

Espacio Gárgola, arte y gourmet en Barrio Yungay

por 13 septiembre, 2013

Espacio Gárgola, arte y gourmet en Barrio Yungay
Dueño de Espacio Gárgola es descendiente de Ignacio Domeyko
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un encantador espacio de arte en pleno barrio Yungay acaba de abrir un restaurante con precios más que accesibles, con platos preparados por el chef Álvaro Carrasco.

Se trata de Gárgola Café, de Espacio Gárgola (Maipú 357), una casona que ya se ha convertido en el lugar favorito de vecinos, profesionales y artistas de la zona, que además de comer pueden disfrutar de la exposición fotográfica de Leo Inostroza, las pinturas de Julita Luco y comprar diseños exclusivos de accesorios de cobre en el taller de Pamela Baeza (Cobrevivo), además de los ya tradicionales muebles personalizados de los dueños de casa.

En el lugar se pueden degustar empanadas (destacando la pino prieta, $1.500), falafels, sandwichs y almuerzos. Estos últimos se encuentran desde los $3.000, como los ravioles de relleno napolitano con salsa de tomate y el salmón lemon grass con Risotto de quínoa y mini ensalada. También hay postres (pasteles, torta Domeyko, torta Fortunata) y helados (maracuyá, nutella, harina tostada, turrón de maní), además de todo tipo de té, infusiones, café y chocolate.

Claudia Sabat y Roberto BaltraFoto: Javier Liaño

Claudia Sabat y Roberto Baltra
Foto: Javier Liaño

El alma del lugar son Claudia Sabat y Roberto Baltra. Éste último es descendiente del científico polaco Ignacio Domeyko, que estuvo entre los primeros habitantes del barrio fundado en 1839. Ella cuenta que Baltra llegó a la casona que  alberga el Espacio Gárgola (donde desde de los 80 originalmente se arrendaban  piezas a artistas y gente alternativa como la actriz Patricia Rivadeneira) en 1998 para instalar en el lugar una tienda de muebles importados desde Asia.

Poco a poco el sitio fue evolucionando. No sólo comenzaron a hacerse muebles a pedido: simultáneamente se fue convirtiendo en galería de arte, lugar de minirecitales, centro de eventos de diseño de vestuario y accesorios (como Decomoda) y sede de la productora de eventos Animar, hasta que abrió como restorán el 16 de julio pasado.

Hay que destacar que la casona de cuatro pisos y 850 metros cuadrados ha sido completamente refaccionada (incluso instalaron un techo plegable único) respetando el valor patrimonial del inmueble, que data de 1920.

El lugar está abierto de martes a sábado de 11 a 20 horas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV