Antropóloga Francisca Márquez: «La pregunta por el diseño urbano de los espacios públicos se impone con fuerza a partir del 18 de octubre»

Hay un vínculo simbólico entre la Plaza de la Dignidad y la crisis social que se desató hace dos meses y medio. «Se condensa la esencia de nuestra condición urbana. Podremos alegar que esta muchedumbre difusa, apasionada y desorganizada que se toma la plaza, a menudo queda a medio camino entre la manifestación espectacular y el acto efímero. Pero lo que no podemos negar es que en la plaza el gesto colectivo y espontáneo prevalece sobre el orden establecido y convierte ese momento en una festividad y en una batalla que dibuja un espacio y un tiempo de expresión de aquello que la desgarra. En este escenario siempre abierto, de estatuas trasvestidas, encapuchadas, adornadas, de estaciones de metro en cenizas y cubiertas de grafitis, de estatuas desaparecidas como la de José Martí, el mensaje es mucho más que la alteración del orden urbano cotidiano», explicó la académica, que expondrá el lunes 13 de enero en la primera jornada del Congreso del Futuro.