Los “tiempos difíciles” de Piñera: el zapato chino del desempleo y el mercado laboral

El Gobierno ha intentado poner paños fríos para contener la amarga sensación que ha dejado en el país la situación de la economía. El lunes, el Mandatario puso sobre la mesa el proyecto de portabilidad bancaria, aunque en el sector privado abundan las dudas sobre qué tan avanzada esté la iniciativa. Es claro que La Moneda quiere y necesita “blindar” el flanco económico, pero, a pesar de sus esfuerzos comunicacionales, en el ámbito financiero consideran que hay un aspecto que se puede transformar en la pesadilla de la administración piñerista: el empleo o, en realidad, la falta de este.