viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:18

Cumplo.cl, la piedra en el zapato para la banca que incomoda a los reguladores

por 5 noviembre, 2013

Cumplo.cl, la piedra en el zapato para la banca que incomoda a los reguladores
Pretende remecer el negocio financiero pero la SBIF aun cuestiona la legalidad de su negocio y la investigación en su contra está congelada en la fiscalía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Primero fue Felices y Forrados que le sacudió el piso a la industria de las AFP y ahora es Cumplo.cl el que quiere hacerlo con la banca. El problema es que sus planes no solo complican a la industria sino que también han puesto a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras en un lugar incomodo.

A comienzos de 2012 Nicolas Shea, Ingeniero Comercial de la Universidad Católica de Chile y MBA de Stanford juntó cabezas con su socio Jean Boudeguer para lanzar el el portal www.cumplo.cl. El negocio es servir de ‘puente’ entre personas que necesitan un préstamo y otras que tienen dinero disponible para prestarlo a terceros. A cambio Cumplo.cl recibe una comisión equivalente a un porcentaje de crédito.

En casi un año y medio de funcionamiento, la plataforma supera los $1.000 millones transados en un mes y alcanza los cinco mil millones acumulados en 18 meses. A mediados de octubre se habían activado 323 créditos través de la plataforma, habían más de 25 mil usuarios y 629 inversionistas activos. La tasa anual Promedio Personas es de 19,89%, muy por debajo de la Tasa Máxima Convencional que cobran los retailers y la banca. La tasa anual Promedio Empresas es 13,5% y la tasa anual Promedio Total es 14,35%. Y de acuerdo a Cumplo, los inversionistas están obteniendo una TIR (Tasa Interna de Retorno) promedio neta de incobrables de 12,6%, muy superior al retorno de instrumentos tradicionales ajustado por el nivel de riesgo. Ademas, de acuerdo a la empresa, la tasa de incobrabilidad de Cumplo es de un 0,89% frente al 9,5% de la banca.

Esas cifras son las que complican a la industria y porqué ven a Cumplo.com como una amenaza. “No es el tamaño en si mismo, sino el modelo de negocios lo que los preocupa”, explica un consultor que ha discutido el tema con sus clientes del sector financiero. “En Estados Unidos y Europa son ya son un actor importante en el sector de créditos de consumo y con los avances tecnológicos no hay razón para pensar que eventualmente eso podría suceder acá”, agrega.

Comienzo complicado

No fue el mejor comienzo para Cumplo, un emprendimiento cuyo misión es construir una red de financiamiento de personas y empresas “que permite el desarrollo de tuna sociedad más justa”.

Los problemas para Shea -que había sido asesor de Innovación y Emprendimiento en el Ministerio de Economía bajo la tutela de Juan Andrés Fontaine y en 2010 había fundado Start-Up Chile- llegaron en mayo del año pasado luego de una entrevista que dio a La Segunda. A menos de 48 horas de la entrevista la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif) presentó una denuncia ante la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente contra www.cumplo.cl por violar el artículo 39 de la Ley General de Bancos, que “prohíbe a toda persona que no esté autorizada por ley a captar o recibir en forma habitual dineros del público, ya sea en depósito, mutuo o en cualquier otra forma”. Eventualmente hubieron dos denuncias.

Boudeguer, socio de Shea, replicó duramente a la autoridad. “Nos llama la atención que los fiscalizadores se hayan empecinado en denunciar la supuesta invasión al giro bancario de nuestro emprendimiento, cuya misión es promover el endeudamiento responsable y que los chilenos logren organizarse entre sí para bajar sus tasas, en lugar de utilizar esa misma energía para defender a las personas que padecen día a día los abusos del sistema financiero”, señaló el ejecutivo y socio de Shea en un comunicado.

“El negocio le pisó los cayos a la banca en un momento en que estaba ya bajo presión por el tema comisiones y la industria salió a proteger su fundo. No hay que olvidar que la industria bancaria en Chile es y sigue siendo una de las más rentables del mundo. Está regulada y es sólida, pero no le gusta que le vengan a revolver el gallinero”, es como describe la reacción de la SBIF y la industria un ex superintendente de bancos durante los años de la Concertación.

La banca chilena tiene una Rentabilidad Sobre Patrimonio (ROE) de alrededor de 18, pero hasta el año pasado el ROE era muy por encima de 20. Ambas cifras la ponen entre las 10 más rentables del mundo.

La denuncia contra www.cumplo.cl provocó el ‘unánime’ rechazo de los usuarios de la web que, criticaron a la Sbif y deslizaron terceras intenciones de la autoridad, en favor de cuidar los intereses de los bancos, a los que el servicio estaría “cuidándoles el negocio” al ser la superintendencia financiada con recursos de los propios bancos como establece la ley. Pese a lo grave de la acusación, los administradores de www.cumplo.cl no las censuraron ni aclararon.

Shea dice que la SBIF nunca ha podido explicarles claramente cual es el problema. “Nosotros hicimos ciertos cambios en respuesta a sus cuestionamientos iniciales, pero para al parecer no fue suficiente”. Cuenta que en su momento se juntaron con el Intendente de Bancos, Julio Acevedo, quien les dijo que a su juicio estaban “infringiendo el giro bancario pero no supo explicarnos exactamente por qué”.

El fundador de Cumplo dice que entre los argumentos y amenazas que le han dado desde la SBIF se cuentan frases como “deben dejar de operar. Deben entender que primero viene la regulación y después viene el emprendimiento”. También les dijeron “por qué habríamos de autorizarlos a ustedes si en los últimos 2 años le hemos dicho que no a 12 emprendedores con proyectos similares”; “Nuestro problema no es con Cumplo, sino con los cientos de otros emprendimientos que vendrán después”.

Shea dice que incluso admitieron que en parte estaban actuando bajo presión de la industria: “Afortunadamente nos avisaron de la fiscalía del banco XXXX de la existencia de ustedes y por eso los mandé a llamar”, fue otra de las frases de las autoridades.

La amenaza más directa desde la súper de bancos fue la advertencia de que “sí sé que si siguen haciendo lo que están haciendo, infringen el artículo 39 de la ley de bancos, lo que está penado con cárcel”.

La SBIF, en respuesta a consultas de este medio, dice que la ley es clara: “El artículo 39 de la Ley General de Bancos prohíbe a cualquiera persona natural o jurídica no autorizada por ley, dedicarse, por cuenta propia o ajena, a la correduría de dinero o, lo que es lo mismo, a la intermediación remunerada o no, de dinero o  de créditos representados por valores mobiliarios, efectos de comercio o cualquier otro título de crédito”. Y agrega que “la Ley N° 18.045, sobre Mercado de Valores, se refiere, en su Título VI, a la intermediación de valores, autorizando al efecto sólo a los agentes de valores y a los corredores de bolsa para ejercer dichas funciones”.

El regulador es categórico en señalar que “las personas naturales o jurídicas, que no sean bancos, sociedades financieras, agentes de valores o corredores de bolsa, no pueden dedicarse a los giros propios de estas entidades, esto es, al giro bancario o al de intermediación de valores con o sin toma de posición, sin infringir el artículo 39 de la Ley General de Bancos y, además, las disposiciones de la Ley de Mercado de Valores, en su caso”.

Shea dice que lo que hacen ellos no viola ninguna parte de la ley, la cual la consideran poco clara. Insiste en que no captan ni ejercen de ” intermediario financiero”. La intermediación, dice Shea, “es pedir dinero del público para darlo en préstamo a otros, y no lo hacemos”.

El año pasado, en medio de la polémica los socios terminaron acudiendo al Tribunal Constitucional para cuestionar la constitucionalidad de lo que Shea describe com “una norma tan vaga como el artículo 39 de la ley de bancos”. Esperan que eventualmente los tribunales se pronuncien sobre el fondo y se declare la legalidad de su actuar.

Para una abogado que conoce el caso y que hasta hace un par de meses era funcionario del ministerio de economía, las autoridades
no podían quedarse de de brazos cruzados. “Si Cumplo hubiese sido un negocio deshonesto las críticas hubiesen llovido sobre los reguladores por no haber hecho nada”, explica.

Actualmente, la Fiscalía Regional Metropolitana Oriente sigue formalmente investigando si Cumplo opera de acuerdo a la ley vigente, pero fuentes que conocen las intenciones de la fiscalía revelaron a este medio a fines de septiembre que el caso está en “congelado” y no hay mayor interés en seguirlo.

Las reglas de Cumplo son simples y claras: la persona que pide la plata no puede tener deudas en Dicom, tiene que ser empleado dependiente con un sueldo de 400 mil pesos o más, ser mayor de 25 años, el pago de cuotas se hace vía descuento por planilla y el valor de la cuota no puede superar el 15% de la renta bruta mensual. Ademas la empresa se se verifica los datos de la persona que está pidiendo el crédito.

De acuerdo a cifras del SERNAC, un tercio de las familias chilenas destina entre un 20% y un 50% de sus ingresos a pagar deudas, y un 11% destina el 50% o más, y necesita 7 veces su ingreso para cubrirlas. Esas cifras son las que hace que Shea y su socio vean con optimismo el futuro de su negocio.

Cumplo dice que su proyecto busca ser “parte de la solución para el problema de las altas tasas de interés y costos de endeudamiento que afectan a millones de chilenos, problemas que sí son materia de supervisión de las mismas autoridades que nos denuncian o pretender impedir nuestra actividad”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV