miércoles, 25 de noviembre de 2020 Actualizado a las 02:46

Se escuchó al parlamentario DC reclamar a viva voz

La contienda es desigual: el duelo Rincón/Coloma terminó con el diputado DC silenciado en comisión Cascadas

por 23 septiembre, 2014

La contienda es desigual: el duelo Rincón/Coloma terminó con el diputado DC silenciado en comisión Cascadas
En su paso por la instancia, el ex titular de la SVS seguró que analizaron a fondo operaciones de Sebastián Piñera, refutó los estudios a favor de LarrainVial y Julio Ponce, y deslizó crítica a la falta de sanciones a directores de las sociedades.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando ayer a las 17:15 horas el ex superintendente de Valores y Seguros (SVS), Fernando Coloma, ya pasaba de los 5 minutos exponiendo en la Comisión Investigadora del Caso Cascadas de la Cámara de Diputados, ingresó en silencio el diputado PS Marcelo Schilling a la sala de lectura del ex Congreso de Santiago.

Se sentó en una esquina y comenzó a escuchar la presentación del economista y hombre clave en el caso.

Otros cinco minutos y entró a la sala el diputado DC Ricardo Rincón. Este no se fue una esquina sino que se sentó casi frente a Coloma y pidió a Nicolás Monckeberg (RN) que le abriera espacio para sentarse entre él y el presidente de la instancia, el DC Fuad Chahin.

Rincón le estiró la mano a Monckeberg y éste, con cierto desgano, le otorga la izquierda. Acto seguido, el hermano de la ministra secretaria general de la Presidencia, Ximena, se sentó y al mismo tiempo Monckeberg se levantó y pasó a sentarse al otro lado de la mesa.

Parecía un signo del ambiente caldeado que ha tenido la comisión investigadora que suma ya media docena de reuniones y en la cual tanto Rincón como Schilling han tenido un particular encono con la investigación y han enfocado su labor en vincular al ex Presidente Sebastián Piñera al caso, así como cuestionar el rol de Coloma y ahora del actual titular de la SVS, Carlos Pavez.

Piñera fue accionista de la sociedad que controla SQM, Pampa Calichera, y dejó la propiedad en mayo de 2008 en una millonaria transacción que tuvo como contraparte a Julio Ponce Lerou, el presidente de SQM, quien es hoy el principal sancionado por la SVS por haber “ideado” un esquema de compra y venta de acciones de las cascadas –Pampa, Oro Blanco y Norte Grande– entre 2009 y 2011, el que habría perjudicado a los minoritarios, entre ellos las AFP.

Schilling fue ácido con Coloma en las primeras jornadas de la comisión, pero en la últimas es Rincón quien ha asumido todo el protagonismo y lanzado duras críticas en contra de la persona responsable por gatillar el caso más polémico en la historia del mercado de capitales chileno.

Rincón también ha sido duro con el actual jefe de la SVS, a quien acusó de mentir a la comisión respecto de si había participado en la investigación del caso cuando estuvo en la Superintendencia hasta fines de julio de 2012 como jefe de Cumplimiento de Mercado.

"Ya no me sirve"

El diputado DC también ha cuestionado que las AFP tuvieran pérdidas y criticó incluso el monto de las multas a Ponce y los otros condenados por la SVS, Roberto Guzmán y Leonidas Vial.

Coloma había deslizado en la prensa que esos diputados tendrían interés en proteger a Ponce, pues sus argumentos para criticar la investigación y las multas de la SVS eran coincidentes con los de la defensa del presidente de SQM, encabezada por Raimundo Labarca y Jorge Bofill.

Pero la virulencia de Rincón se replicó poco y nada en la comisión y Coloma salió airoso, sin rasguños, con un despliegue de argumentos que el diputado DC no pudo desafiar en ningún momento, pese a las críticas que Coloma le hacía mirándolo a la cara y a una dura intervención de Monckeberg criticándolo, ante lo cual el parlamentario falangista sólo guardó silencio.

Luego de la presentación inicial de Coloma de 20 minutos, el diputado Daniel Núñez (PC) hizo algunas preguntas con que abrió el debate sobre la participación de Piñera en las cascadas.

Coloma aprovechó la pregunta para reforzar lo que había dicho inicialmente: indagó detalladamente en las transacciones que realizó el ex mandatario y no encontró ningún elemento que lo pudiera hacer parte del esquema en el que terminó involucrando a Ponce, Guzmán y Vial, los cabecillas del ilícito negocio que les habría reportado ganancias de US$ 300 millones y pérdidas para las cascadas de US$ 328 millones.

Al término de la sesión, Coloma dejaría en claro su parecer sobre la presunción de la participación de Piñera en el esquema que lideraba Ponce. “No tiene ningún asidero”, afirmó.

Mientras Coloma respondía, Rincón se mantenía serio, leyendo la entrevista que el ex SVS concedió a El Mercurio hace una semana, donde barrió con la ética de abogados y economistas que han apoyado a Ponce, Guzmán y Vial, y en que abrió una arista clave para cuadrar el círculo: la posible repartición de ganancias entre los tres personajes “aguas arriba”.

Al frente, Monckeberg hacía evidente por qué se cambió de puesto cuando su colega quiso acomodarse a su lado: leía la entrevista de Rincón a La Segunda a las pocas horas de conocidas las multas por US$ 164 millones que la SVS anunció el 2 de septiembre pasado. En dicha entrevista rompe la corriente afirmando que las sanciones eran excesivas y que las AFP no habían perdido plata.

Luego de Núñez vino finalmente el turno de Rincón, quien sorprendió con un tono mesurado y calmo.

Preguntó a Coloma cómo es que había comenzado la investigación en 2012, si lo hizo por una denuncia concreta, dado que –como dijo el ex titular de la SVS– las operaciones de Piñera no fueron cuestionadas porque no eran parte de esquema. Coloma respondió que determinar el esquema fue un trabajo de la SVS y que la investigación se inició tras escuchar numerosos rumores sobre las operaciones de las cascadas.

Luego Rincón intentó suerte con el informe de la Universidad de Chile, que –según un artículo de La Tercera que leyó– concluyó que una operación directa realizada por LarrainVial tuvo competencia de Celfin en casi 50 oportunidades y que indicaba que las Operaciones Directas (OD) no son eficaces para impedir que haya competencia. Coloma respondió que uno o dos casos de competencia no descartaban ni de cerca la tesis del esquema, el cual se sustenta en más de un millón de operaciones analizadas.

Rincón acudió otra vez a La Tercera, esta vez citando el informe de la consultora Montblanc, que reveló que las AFP elevaron en casi cuatro veces su patrimonio, de US$ 48 millones a US$ 168 millones entre 2007 y 2011, respecto a lo cual Coloma indicó que las ganancias por aumento de precios de las acciones no deslegitimaban la controversia de las operaciones que impidieron a las AFP obtener ganancias por US$ 35 millones, según los informes de las propias AFP a la Superintendencia de Pensiones.

“Que las AFP pudieran, sin perjuicio de la afectación de la cual habrían sido objeto y que ahora puedan entregar montos que podrían haber perdido, simultáneamente haber obtenido ganancias porque el activo subyacente SQM tuvo buenos resultados, no tiene nada de raro. No es inconsistente”, señaló.

Rincón guardó silencio y la comisión continuó. Tomó la palabra Monckeberg, que rompió la tranquilidad de la jornada atacando duramente a Rincón por sus declaraciones de los últimos días.

“¿Me concede una interrupción?”, terció Rincón con ánimo de responder. “No, si quiere al final no tengo inconveniente”, le respondió seco Monckeberg, quien siguió con su dura exposición.

Cuando el diputado RN concluyó, miró a Rincón y le preguntó si le servía que le diera la palabra. “Ya no me sirve”, contestó parco Rincón.

Desde ese momento, el diputado DC se quedó en silencio y pasó las dos horas de la sesión ensimismado y subrayando sus apuntes, observando cómo Coloma se desplegaba con comodidad frente a las preguntas más bien favorables de Monckeberg, Gabriel Boric (Ind.) y Patricio Melero (UDI).

Terminada la jornada, Rincón no acudió a las cámaras a hacer declaraciones y se le escuchaba reclamar a viva voz, en el segundo piso, que por qué no se desmentía a La Tercera y se le desmentía a él.

Dittborn, directores y la Bolsa

Coloma fue consultado sobre otros temas durante la comisión. Uno fue por parte de Boric, a propósito de la conversación que tuvo con el entonces subsecretario de Hacienda del gobierno de Piñera, Julio Dittborn, donde éste le comentó, a pedido del amigo de Ponce y director de algunas cascadas, Patricio Phillips, que había escuchado que detrás de la investigación de la SVS estaba Moneda y Piñera.

Coloma reiteró que fue una conversación de 10 minutos y que no sintió que Dittborn estuviera intentando influir en él o que hubiera presión de Piñera.

Monckeberg, en tanto, le preguntó por qué no formuló cargos por uso de información privilegiada. Coloma respondió que era evidente que había información relevante dando vueltas, pero que cuando hicieron las acusaciones tuvieron que elegir los artículos que mejor representaban los delitos detectados en la investigación.

Coloma también comentó que, a su juicio, debería existir alguna normativa que impida que se haga una comisión investigadora en la Cámara mientras una investigación administrativa siga en curso.

El ex SVS también deslizó una crítica a la decisión de Carlos Pavez respecto de los directores de las Cascadas, a quienes no se les han formulado cargos.

“Que hay que analizar el tema, sí, pero no prejuzgo respecto de responsabilidades directas”, respondió al ser consultado respecto de si había elementos para acusar a los directores de las sociedades que forman parte de la cadena de control de SQM por eventual falta en su deber de diligencia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV