viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 05:21

La ‘clase’ de política que le dio Osvaldo Andrade a Nicolás Monckeberg en la comisión Cascadas

por 16 octubre, 2014

La ‘clase’ de política que le dio Osvaldo Andrade a Nicolás Monckeberg en la comisión Cascadas
Instancia acordó enviar cuestionario a ex Presidente Piñera, lo que desató la ira del diputado RN. Andrade lo trató de contener pero la sesión terminó en un ring.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una saga de amenas disputas y anécdotas es la principal herencia que hasta ahora ha dejado la comisión investigadora sobre caso Cascadas que lleva a cabo la Cámara de Diputados.

La última la regaló la sesión de ayer. El inicio de la instancia parecía no dar más que para un par de minutos y con bostezos.

Aparecían como invitados el esperado ex subsecretario de Hacienda, Julio Dittborn, el abogado de Moneda Asset Management, Pedro Pablo Gutiérrez, el abogado de Julio Ponce Lerou, Raimundo Labarca, y el gerente general de la AFP Habitat, Cristián Rodríguez.

Cuatro personajes claves en el caso que si hubieran coincidido en la comisión habrían dado que hablar.

Pero no llegó ninguno de ellos. Dittborn envió una carta indicando que se encontraba fuera del país, pero que estaba disponible para “remitir” antecedentes que la comisión requiriera para cumplir su objetivo.

“No va venir”, se escuchó decir a dos diputados presentes.

Rodríguez se excusó por estar en el Chile Day. “Deberíamos haber sesionado allá (Londres)”, bromearon otros integrantes.

Gutiérrez en tanto, dijo que no podía asistir porque representaba a uno de los actores principales del caso que ahora está discutiéndose en los tribunales, luego que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) multara a Ponce, LarrainVial, Leonidas Vial, Roberto Guzmán y otros involucrados en un total de US$ 164 millones.

Labarca, en tanto, se excusó por problemas de agenda, pese a que el propio Ponce, dicen fuentes que lo han escuchado, había asegurado que estaba disponible para ir a la comisión.

“Que me he puesto prudente”

El presidente de la comisión, Fuad Chahin (DC), informó de las inasistencias y luego propuso volver a citarlos o de lo contrario enviarles consultas por escrito.

La comisión tiene fecha de término el 27 de octubre, por lo que Chahin pidió aprobar que se solicite a la Sala de la Cámara extender un mes el plazo de término.

Fue entonces que hizo su aparición quien sería la estrella de la jornada: el diputado Osvaldo Andrade (PS). El presidente socialista preguntó cuánto plazo quedaba porque faltaba por invitar varios nombres. “Uno de ellos muy importante”, dijo irónicamente, aludiendo al ex Presidente Sebastián Piñera.

Entre murmullos, junto con el PPD Daniel Farcas y la diputada Marcela Hernando, que reemplaza al PS Marcos Espinoza, dubitaron sobre qué hacer con Piñera y Andrade lo hizo explícito.

“Es que el hecho político de citar a un ex Presidente no es una cosa fácil poh, güeon, por eso… sobre todo en este clima… Cacha que me he puesto prudente”, reflexionó, para luego preguntarle a Chahin qué pensaba.

El DC dijo que no podía citarlo, sólo invitarlo. Propuso entonces invitarlo y de lo contrario enviarle un cuestionario. “Me parece buena idea”, contestó Andrade.

Pero Chahin agregó que acordaran pedirles a diputados que preparen preguntas para que sean discutidas en próxima sesión y así estar preparados por si Piñera no acepta ir.

En ese momento Andrade dio un paso en su estilo ‘escalonista’ de respeto a las ex autoridades. “Y Si hiciéramos un gesto de acordar enviarle un cuestionario no más, para que no aparezcamos invitándolo a una sesión sino simplemente… es más amable”, dijo.

“Es menos confrontacional”, complementó Farcas.

Visto que había acuerdo, Andrade fue más ágil aun. “En consideración de investidura de ex Presidente… que quede en acta que lo propuse”, dijo riéndose Andrade.

“A propuesta de Andrade que también había propuesto invitarlo…”, cerró el tema gracioso Chahin.

Monckeberg al ataque

En ese momento ingresaba a la comisión el diputado RN Nicolás Monckeberg, quien notó que se estaban acordando nuevas invitaciones y preguntó detalles.

Y cuando se enteró que el ex Presidente recibiría un cuestionario, entró en cólera, desatando una disputa de culto.

“Me parece un hecho con pocos precedentes –no me atrevo a decir ninguno–, una comisión que en las últimas tres sesiones prácticamente no ha funcionado, ha tenido reiteradas suspensiones, incluso cuando usted (Chahin) no ha podido venir se ha suspendido, y ahora se convoca a nueva sesión con prácticamente los mismos que se había invitado, que la funcionaria de la comisión sabía que no venían, porque la llamé, y aquí llegan tres diputados que acuerdan dos cuestionarios que reflejan absoluta falta de objetividad y dirección de esta comisión”, lanzó.

“Porque pese a que ha venido un fiscal y dos superintendentes que han sido categóricos en señalar que no hay ninguna arista pendiente ni ninguna razón por la cual el ex Presidente Piñera podría tener relaciones con las operaciones cascadas, se acuerda enviar un cuestionario entre gallos y medianoches, aprovechando que hay tres personas y a nadie se le ocurre enviar cuestionario al principal acusado (Julio Ponce)”, continuó.

Monckeberg siguió diciendo que el acuerdo no procede tomarlo de esta forma y llamo a ser serios y actuar con “objetividad”. “Qué queremos con esto, ¿una cosa política? Es como que planteara enviar un cuestionario a la  Presidenta Bachelet, si ha intervenido, dado que su jefe de prensa, el señor Correa, era encargado de comunicaciones de SQM. ¿Qué significa eso?”, agregó.

La rabia del RN era hirviente y por ello señaló que, si se quiere enviar cuestionarios, que se haga con antelación a todos los que se requiera, “pues de lo contrario me parece esto francamente un espectáculo que denuesta aún más el funcionamiento de esta comisión”.

Chahin interrumpió diciéndole que si quería que se invite a Ponce no tenía “ningún problema en aprobar la solicitud”.

Los Correa e Imaginacción

No conforme, Monckeberg dijo que también debería invitarse o enviar cuestionarios a todas las personas acusadas por la SVS y también a los directores de las cascadas. Aun más, pidió invitar a “aquellas que participaron en defensa legal y comunicacional de estas operaciones”, aludiendo a la agencia de comunicaciones de Enrique Correa, Imaginacción, y citar al asesor de La Moneda, Carlos Correa, hijo del ex ministro vocero de Patricio Aylwin.

"Pero me llama la atención que llego cinco minutos de retraso a una comisión que en varias oportunidades ha tenido que suspender la sesión, anularla…".

Chahin –notando lo que se venía– lo interrumpió y pidió al secretario de la Comisión que dijera cuántas comisiones se habían suspendido.

Pero el RN no estaba conforme. “Cuando planteo que cite y envíe cuestionarios, no solo es para pedirlo sino para llamarles la atención a ustedes. ¿Qué quieren hacer? ¿Hacer de esta una cosa que intente desesperadamente involucrar a la única persona que ha dicho el fiscal (Jose Morales) y dos SVS (Fernando Coloma y Carlos Pavez) que no tiene nada que ver el ex Presidente y seguir dando argumentos para intentar justificar operaciones cascadas? Hay declaraciones de parlamentarios que lo único que han hecho es defenderlas. Esto es una pirueta más de mala fe, que es hacer un cuestionario en 5 minutos, aprovechando ausencia de parlamentarios, sin avisar nada”, disparó duramente Nicolás.

El ambiente ardía, Andrade pedía la palabra y Chahin ponía freno drástico.

“En uso de mi facultad voy a tarjar del acta todas sus imputaciones de mala fe”, le dijo.

“No tiene facultades”, refutó Monckeberg, preguntando al secretario, funcionario de Parlamento, visiblemente incómodo. Chahin también preguntó al secretario.

“Lo que he dicho quiero que quede en acta”, insistió el RN.

“¡Lo llamo al orden!”, le increpó dos veces Chahin.

El secretario respondió y dio la razón a Chahin, explicando que Mockeberg interpretó mal el acuerdo de la comisión por no haber estado presente.

La mano de Andrade

Entonces tomó la palabra Andrade, desplegando una retórica fluida y una destreza de libro. Dijo que los acuerdos tomados eran legales y no se debe alegar vicios sobre el mismo.

Luego encaró a Monckeberg, recordando que habían tratado de darle un “perfil suficientemente discreto” al cuestionario a Piñera y así evitar un “hecho político”.

Luego con su lenguaje rebuscado planteó que si fuera “menester” invitar a más personas, entre ellos a Julio Ponce y otros directores, estaba de acuerdo y lo apoyaba. “Haga la nómina, diputado, y con gusto lo respaldamos”, le apuntó al RN, aunque sin dejarle pasar su retraso.

“No corresponde llegar atrasado a una comisión y comenzar a hacer un alegato desdoroso (NDR: que desprestigia) contra los que llegamos a la hora. Con el mayor respeto, entiendo que uno debe hacer alegatos de estos. Porque en el principio de la reunión no teníamos medios y en cinco minutos nos llenamos. ¡Es notable! ¡Al principio estábamos en la más absoluta orfandad. En cinco minutos la situación cambió. Y cambió porque el que quería que esta cosa fuera más discreta, de bajo perfil, termina siendo responsable de que esto suceda, y aquellos que queríamos evitarlo, terminamos compelidos a estar metidos en este embrollo. Es una paradoja. Lamentable”, apuntó.

El RN interrumpió recordando que Carlos Correa es funcionario público, por lo que se le puede citar. “Mejor”, respondió Andrade, muy cómodo. “Si de lo que se trata es que hagamos bien la pega, pero para eso hay que llegar a la hora poh”, insistió.

Chahin confirmó entonces los acuerdos y agregó un cuestionario a la corredora LarrainVial, parte del esquema de Ponce según la SVS, con un rol instrumental.

Pero Monckeberg no paraba. “Si revisa la asistencia del diputado Andrade, se dará cuenta de que no ha sido continuo asistente”. “Me ha echado de menos”, le refutó irónico otra vez el PS.

Voy al tema de fondo, dijo luego Monckeberg. “Aquí, con 4 diputados, se adopta un acuerdo que evidentemente habría generado polémica si hubiera presencia de otros parlamentarios. Con su total libertad, consideraron más oportuno enviar cuestionario a Piñera antes de citar o enviar cuestionario al principal implicado, que es Julio Ponce, y ex directores de cascada. Pregunto: ¿cuál es el ánimo de la comisión?”, cerró.

Chahin atacó de vuelta, recordándole que el RN nunca propuso invitar a Ponce, lo que, a su pedido, lo confirmó el secretario de la instancia.

Finalente, se acordó citar a todos los directores, incluidos Ponce, Carlos Correa, y a los actuales asesores de Ponce en Imaginacción.

“Gracias por respaldarme”, le ironizó una vez más Andrade.

Luego, la diputada Marcela Hernando pidió la palabra, reclamando los ataques de Monckeberg y requirió que se informara al comité de ética.Después, Andrade reiteró que no se debía invitar a Piñera, por el respeto que se le merece.

“Compórtese, diputado”

Al votar las invitaciones, Monckeberg manifestó su rechazo y volvió a interrumpir, ante lo cual Chahin perdió los estribos. “Compórtese, diputado, por favor, aquí yo dirijo el debate. Lo llamo al orden”, le gritó.

Finalmente, Chahin rechazó las críticas del RN y dijo que su objetivo no era determinar si Piñera cometió delitos sino ver las responsabilidades políticas en el caso.

Antes de cerrar la pelea, Andrade aprovechó de darse otro gusto con el atribulado diputado RN.

Recordó que Monckeberg hizo una defensa de una de las partes (Piñera) y advirtió que, en su opinión, ningún diputado debe manifestar opiniones. “ En lo que a mí respecta, mantendré esa doctrina hasta el final, diputado”, le apuntó, recordando que, en todo caso, estuvo en la comisión Patricio Phillips, director de las cascadas, que reiteró que Darío Calderón declaró ante el fiscal que Piñera le había dicho que podía intervenir en la investigación de la SVS.

El RN le respondió que Calderón no es parte imparcial, que es empleado de las cascadas y no tiene objetividad. Además criticó que no se haya invitado nunca a Darío Calderón.

Chahin lo interrumpió, asegurando que ya fue invitado y no quiso asistir.

En el epílogo Andrade dio su último zarpazo.

“Si el ex Presidente Piñera considera que no es verdad el cuestionario, va a responder. ¿Qué hay de desdoroso con esto? Si usted considera que esta comisión tiene poco prestigio, ¿qué está haciendo aquí?”, le dijo a Monckeberg, agregando que la comisión buscaba no hacer del cuestionario un hecho político y que el RN lo terminó haciendo.

“Si el cuestionario no es verdad, va a decir sí o no, y se acabó. ¿Queremos que el ex Presidente no manifieste su punto de vista? Esto no es el embudo, aquí hay que comérsela, son las reglas”, le disparó al final.

Monckeberg, aún molesto, no volvió a responder.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV