viernes, 30 de septiembre de 2022 Actualizado a las 20:06

Provisiones por HidroAysén: ¿por qué Endesa castigó los dividendos de sus accionistas y Colbún no?

por 27 abril, 2015

Provisiones por HidroAysén: ¿por qué Endesa castigó los dividendos de sus accionistas y Colbún no?
Hoy a las cuatro de la tarde se realiza la Junta de Accionistas de Endesa que preside Enrico Viale, donde uno de los puntos a tratar es la aprobación de una repartición de dividendos que llega a $20,395. Bastante menor a lo que podría haber sido si la administración no hubiera castigado contra la utilidad líquida distribuible la provisión que hizo por el megaproyecto del sur.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este año los accionistas de Endesa esperaban tener dividendos relevantes porque los resultados de la generadora habían sido muy buenos. Sin embargo, nada de ello ocurrirá esta tarde si es que votan por una repartición de utilidades que llegará apenas a $20,395 total (incluido lo que ya se distribuyó de manera provisoria), por debajo de los $25,454 nominales por título asignados en 2014.

¿Qué pasó? La utilidad de Endesa que iba como avión, tras obtener un crecimiento de sus ingresos operacionales de 21%, terminó por reconocer una disminución de su utilidad de 5% hasta los $334.557 millones, debido a que la administración aprovisionó las inversiones de los proyectos de HidroAysén y de Punta Alcalde por $69.066 millones y $9.185 millones, respectivamente. Ambos montos sumaron US$143 millones que se fueron contra resultados y contra dividendos.

Las explicaciones que la empresa de electricidad –presidida por Enrico Viale– dio en enero de este año parecieron ser de sana administración. Para el megaproyecto en el extremo sur del país, donde tiene el 51% de la propiedad y el otro 49% está en manos de Colbún, indicó que "la incertidumbre sobre la recuperabilidad de la inversión", además de eventuales nuevas decisiones judiciales y definiciones sobre materia energética, sacan a HidroAysén del "portafolio de proyectos inmediatos de Endesa", aunque no descarta una futura reactivación.

Sin embargo, enfrentado al mismo dilema, su socio Colbún no castigó a los accionistas. La utilidad neta fue de US$79,5 millones porque se vio afectada por la provisión de la inversión en la coligada HidroAysén por US$102,1 millones. Sin embargo, “considerando la naturaleza de la provisión, que no afecta el flujo de caja de la compañía, el directorio propondrá para los efectos de distribución del dividendo definitivo, con cargo a la utilidad del ejercicio 2014, que éste sea determinado considerando la utilidad líquida distribuible sin el efecto de la provisión antes señalada”, se informó en el hecho esencial del 30 de enero y así ocurrió en la junta respectiva.

Las diferencias que marcan

Ahora bien, ¿cuál es la razón para que las generadoras tomen caminos divergentes en el trato a sus accionistas? La más obvia es que se trata de controladores distintos e intereses dispares. Endesa está dominada por Enersis (59,98% de la propiedad), que a su vez es comandada por la italiana Enel, y otro 15,32% lo detentan las administradoras de fondos de pensiones.

En tanto que el 49,26% de Colbún se encuentra en manos del grupo Matte y cuatro administradoras de fondos de pensiones se encuentran entre los principales doce accionistas con el 16,72% de las acciones.

La diferencia siguiente es que Endesa suele repartir el 50% de sus utilidades, en cambio Colbún sólo el 30%. A la hora de sopesar las opciones resultaba más complicado para la segunda castigar dividendos, dado que año a año sus accionistas han autorizado que se les distribuya el mínimo autorizado por la ley.

Consultada Endesa sobre por qué se decidió ir contra utilidades, pudiendo adoptar un camino distinto, se contestó por escrito lo siguiente: “Endesa Chile refleja en sus resultados de ejercicio todas las partidas que afecten de manera positiva y negativa a la creación del resultado líquido neto ordinario y sobre este resultado se calcula la política de dividendos. Este procedimiento es  lineal y constante en el tiempo”. Es decir, respondería a una política de la empresa que se repite año tras año, sin excepciones.

Por su parte, una fuente que estuvo en el proceso de toma de decisiones de Colbún señaló: “En el proyecto de Hidroaysén, las empresas involucradas habían invertido recursos para llevarlo a cabo y por ser una empresa coligada figura contablemente como un activo –en la proporción correspondiente en el caso de cada compañía– en la cuenta  ‘inversiones contabilizadas utilizando el método de participación’, teniendo su contrapartida en el pasivo como una cuenta del patrimonio”.



En el caso de Colbún, el directorio decidió “realizar una provisión de naturaleza contable y, por tanto, no redujo el flujo de caja de la compañía. Por ende, acordó también proponer que este monto no afecte la utilidad líquida atribuible, aun cuando sí se haya considerado para el cálculo de la utilidad neta”.

Lo que sí esta tarde deben tener en cuenta los accionistas es que el monto en porcentaje de las utilidades a repartir es decidido por los “propios accionistas de la compañía en la Junta Ordinaria de Accionistas, que se celebra todos los años en el mes de abril. La política de dividendos de la pasada Junta fue de 50% y el directorio de Endesa está proponiendo que esto se mantenga este año, pero la Junta es soberana y decidirá el dividendo final", tal como lo señaló por escrito en su momento la propia Endesa.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV