lunes, 15 de agosto de 2022 Actualizado a las 22:02

En un hecho inédito, fue la única que participó en la última licitación

Planvital, el ascenso del patito feo de las AFP 


por 29 diciembre, 2015

Planvital, el ascenso del patito feo de las AFP 

Al borde de cambiar de dueño a mediados de año y permanentemente en sospecha de venta, la AFP más pequeña del mercado busca asomar la nariz sobre el agua. Jugó todas sus fichas para sobrevivir en 2014, reduciendo a un quinto el valor de su comisión y ahora volvió a la carga, gracias a lo cual se quedará con todos los afiliados nuevos al 2018.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando el 10 de enero de 2014 se abrió el sobre con la oferta económica de la AFP Planvital, el murmullo entre los asistentes era notorio. Planvital ofertaba cobrar 0,47% del sueldo bruto de un trabajador si se le adjudicaba la licitación de afiliados por el lapso de dos años desde agosto del referido 2014.

Ayer, su segundo paso para crecer en el mercado nuevamente fue exitoso. Según reveló la Superintendencia de Pensiones, Planvital fue la única oferente técnica y, en consecuencia, a fines de enero debiera conocerse la oferta económica que la transformará en la ganadora de la carta de licitación de afiliados que se realiza desde que se aprobó la reforma previsional en 2008.

Con su triunfo, Planvital aspira a duplicar sus afiliados y, de paso, sus ingresos, los que se han visto duramente mermados desde que en agosto de 2014 su comisión pasó de 2.36% a 0,47%, es decir, una reducción a un quinto de su histórica alta comisión, que se aplica no solo a los nuevos afiliados sino también a los antiguos.

De paso, pareciera perpetuar su triunfo a futuro y fuerza a las AFP a buscar nuevas alternativas de crecimiento, particularmente focalizadas en fuerza de venta y campañas de publicidad.

Las dudas originales

Planvital facturaba al año más de $ 22 mil millones al cierre de 2013. Tenía casi 700 trabajadores y, de ellos, la mitad eran vendedores. La consecuencia de su triunfo en enero de 2014 se notó dramáticamente semanas después. En su estado financiero de marzo de ese año el ajuste vino sin matices: la plantilla bajó casi a la mitad (374) y, de estos, los vendedores se redujeron a apenas 30, desde los 340 de un trimestre antes, es decir, su fuerza de venta descendió a casi el 10%.

La decisión de la compañía tenía una buena explicación y los trimestres siguientes lo han demostrado. Desde los $22 mil millones que anualmente facturaba por comisiones, la cifra bajó 21% a diciembre de 2014, en comparación con el año anterior y solo con el efecto de los últimos 5 meses de rebaja de comisiones. De hecho, ese último trimestre de 2014 los ingresos ordinarios descendieron un dramático 68%.

Su competencia nunca creyó que resistiría. Sin decirlo públicamente, las AFP consideraban irresponsable a Planvital por ofrecer la comisión que ofreció. Aunque reconocían que no le veían alternativa ante la arremetida de Modelo, que la estaba afectando en números de afiliados, al igual que a otras gestoras, pero con impacto financiero mayor.

Sostenían que la autoridad debía revisar a la administradora, pues podía caer en quiebra. A esto se suma el eterno comentario de pasillo de algunas de las AFP que comparten con Planvital en la mesa de la Asociación, respecto del su verdadero dueño y de las permanentes gestiones para vender su control a terceros.

De hecho, con la compra por parte de BTG Pactual este año de la suiza BSI, controladora de Planvital, la especulación sobre el cambio de manos en la gestora fue permanente hasta que se confirmó que los brasileños no estaban interesados en la AFP que dirige Alex Poblete como gerente general y cuyo equipo ejecutivo incluye, entre otros, al gerente comercial José Manuel Hurtado, la gerenta de inversiones Yoana Villalobos y el fiscal Joaquín Prat.

Es una AFP que no se involucra mayormente en conflictos. "Sí lo hacen otros...", dicen cercanos a la AFP, a propósito del silencio que en general guardan cuando se dan disputas como Enersis en 2012, caso Cascadas y recientemente con Enel.

Mejora pero sigue tambaleante

A la fecha la situación de ingresos ha ido mejorando, aunque sigue muy en rojo. En los primeros nueves meses de 2015, Planvital vio una caída de 54% en sus ingresos en términos anuales, con una baja parcial de 40% en el tercer trimestre, menor a la baja de 57% y 63% en los trimestres a junio y marzo de 2015.

La violenta reducción de costos aplicada a comienzos de 2014 permitió acotar las pérdidas y soportar la tempestad, mientras continúa creciendo en el número de afiliados y particularmente cotizantes, que son los que no solo están fichados en la administradora sino que también pagan efectivamente cada mes su comisión.



Además, según las cifras de la Superintendencia de Pensiones para esta licitación, actualizadas solo a diciembre de 2014, la densidad de cotizaciones de los afiliados nuevos en 2014 fue de 49,6% promedio. Entre 2013 y 2010 dicho promedio fue de 46,5%, 45,4%, 44,8% y 42,3%, respectivamente. Es decir, los cotizantes que viene aportan en forma más constante que en años anteriores.

Sin embargo, en contra ha contado con un bajo desempeño en su rentabilidad. De acuerdo a cifras a noviembre de este año, en los últimos doce meses la AFP ha tenido la peor rentabilidad del sistema en tres de los cinco fondos: A, C y E. El primero es el que concentra a los afiliados más jóvenes; el C, el que concentra más afiliados; y el E, el fondo de resguardo frente a volatilidádes del mercado.

Esto tiene impacto en sus resultados, pues cada AFP debe invertir de su patrimonio el equivalente al 1% de los fondos que administra y los deben invertir replicando los portfolios de los fondos de sus afiliados. A septiembre la rentabilidad del encaje –ítem que refleja el resultado de la inversión antes referida– era un 35% de lo que generó doce meses atrás. Aunque las AFP han visto retrocesos en dicho ítem, estos en general han sido un poco menores.

Planvital perdió $ 940 millones a septiembre de 2015, lejos de los casi $ 6.500 millones que ganaba a la misma fecha de 2014 (aunque en ese momento solo acumulaba el efecto con una comisión de 0,47% de agosto y septiembre). Gran parte de esa pérdida ocurrió en el tercer trimestre de 2015, cuando vio reflotar los números rojos luego que en los primeros seis meses mantuviera acotadas las pérdidas a $ 100 millones entre enero y marzo e, incluso, obtuviera ganancias marginales en abril-junio (más allá de lo dramática que es la comparación con años previos).

Se estima que Planvital captará casi 700 mil afiliados desde agosto de 2016 hasta julio de 2018, los que se sumarán a una cifra similar que ya ha alcanzado hoy. Con ello podría acercarse a Modelo, que hoy ya bordea el millón y medio de afiliados, con ganancias por casi $ 30 mil millones en los últimos dos años, luego de un ajustado inicio.

Planvital aspira a lo mismo: a generar volumen e ir generando margen en el tiempo. Con Modelo, al menos, tiene una diferencia de casi 40% en ingresos por afiliado, lo que torna más difícil el camino. Aunque la apuesta de su quiebra, por ahora, fue solo eso.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV