domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 11:04

Destaca que uno de los saltos grandes de deuda fue durante el Gobierno de Piñera

Joaquín Villarino: “Codelco está sufriendo por decisiones políticas tomadas en la última década, no del último año y solo en este Gobierno”

por 29 agosto, 2016

En una extensa entrevista, el presidente del Consejo Minero dice que con esa mochila (ley reservada) y sin una política de largo plazo de endeudamiento mirada con perspectiva, se llega a que la situación sea literalmente como la describe Nelson Pizarro: “No hay un puto peso”. Con respecto a la crisis de inversión que afecta a la industria, apunta a que por primera vez el cobre y el dólar caen al mismo tiempo. Y acerca del impacto de la licitación eléctrica en la industria, Villarino sostiene que “cambia la reglas del juego” y demuestra que, habiendo competencia, “los incumbentes dejaron de manejar el mercado como lo estaban manejando”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La frase “no hay un puto peso” va a quedar en la antología de la historia de Codelco.

La razón es simple: lo que dijo Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de la minera estatal, capturó mejor que mil estudios y presentaciones la crisis que vive la empresa más importante para el Estado de Chile.

Su frase sacó la discusión del mundo de las políticas públicas y el Ministerio de Hacienda y la puso en el corazón de la agenda de la ciudadanía.

Fue “trending topic” en Twitter y los ideólogos le sacaron el polvo a sus argumentos de siempre y saltaron al ring a dar batalla.

Que hay que privatizarla, que hay que nacionalizarla, que la culpa es de las políticas neoliberales, que la culpa es de los sindicatos y los bonos millonarios, que los sueldos de los ejecutivos y el directorio son un robo, etc., etc., etc.
Lo que sí quedó claro es que Codelco es un problema de Estado.

Y a eso apuntó precisamente Joaquín Villarino en una extensa entrevista con El Mostrador Mercados en El Mostrador TV.

“Codelco está sufriendo por decisiones políticas tomadas en la última década, no del último año y solo en este Gobierno. Alto endeudamiento por el incremento de costos”, dice el abogado y consejero del CEP. Agrega que con esa mochila (ley reservada) y sin una política de largo plazo de endeudamiento mirada con perspectiva, se llega a que la situación sea literalmente como la describe Nelson Pizarro.

“Pizarro y Óscar Landerretche han sido enfáticos y claros en ir señalando ‘miren, señores, la situación de Codelco es delicada’ y, a medida que va cayendo el precio del cobre, nuestros márgenes se van ajustando en términos de que van a llegar a una situación que él calificó como delicada, frágil”.

Y hace hincapié en que esto no es solo culpa de la minera: “Yo creo que aquí hay que ser justos, porque no es el momento de oportunismos políticos para analizar lo que ocurre en Codelco”.

Villarino afirma que Codelco no lo ha hecho tan mal. Destaca que los costos de producción de la empresa han bajado más que en la industria privada y que desde Diego Hernández “que han tenido una política de apriete de costos responsable y ordenada. Pero Codelco es una empresa pública y algunas de las decisiones de inversión pasan por un tamiz o un colador político. Codelco finalmente es una fuente de ingresos para una empresa mucho más grande que se llama Estado de Chile”.

Y, como ejemplo, apunta a que la minería privada invierte cerca de un 30% o 40% de su flujo de caja, y Codelco está en torno a un 9% o 10%.

El presidente del gremio minero dice con firmeza que el Estado de Chile tiene que hacerse responsable de que no puede dejar morir a esta empresa o disminuir su tamaño por la importancia simbólica. “Si miras la evolución de la deuda de Codelco, y uno de los saltos grandes se los pega durante el Gobierno del Presidente Piñera. Hay mirada de corto plazo y Codelco hay que mirarlo con perspectiva de tiempo. Como es una empresa estatal, muchas veces se administra con plazos estatales, plazos políticos, es decir, cada 4 años. Y así no opera una empresa que es centenaria”, sostiene.

Sobre el precio del cobre, manifiesta: “Yo miraría el mercado actual como el mercado de los próximos 2 años. Ese es como un cierto consenso interno que tenemos. Tenemos que funcionar a US$2,10 o US$2,15 y esto es lo que hay. Si sube un poco el dólar se arregla un poco la situación. Como decía Pizarro, lo que no había pasado nunca es que cayera el cobre y además cayera el dólar. Porque tengo ingresos en dólares y tengo el 40% de mis costos en pesos, por lo tanto, se me produce –como él describía– la tormenta perfecta.

Impacto de la licitación eléctrica

Es un cambio de paradigma, dice Villarino. “Esta licitación demuestra que, cambiando las reglas del juego, habiendo competencia, los incumbentes dejaron de manejar el mercado como lo estaban manejando, que nosotros denunciamos constantemente y nos costó muchos coscachos, y de verdad hoy día podemos vivir con energías más baratas. Hicimos un estudio hace 4 años que comparaba gastos energéticos en países mineros y solo el Congo era más caro que nosotros. Era insostenible, y yo creo que acá llegó para quedarse una baja”, asegura.

Acá también la entrevista completa en YouTube.

Podcast

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV