sábado, 21 de mayo de 2022 Actualizado a las 00:52

La millonaria disputa en la familia Ossandón Larraín que complica al director del SII

por 3 mayo, 2012

La millonaria disputa en la familia Ossandón Larraín que complica al director del SII
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un complejo escenario enfrenta el director del Servicio de Impuestos Internos (SII), Julio Pereira, a raíz de la millonaria disputa al interior de la familia Ossandón Larraín. Manuel Ossandón Larraín demandó a su hermano a mediados de septiembre de 2011 por estafa y apropiación indebida de una fortuna cercana a los US$ 200 millones.

En agosto de ese año, Manuel ya había iniciado la entrega de información al SII, denunciando que su hermano no había pagado impuestos en las operaciones que le habían permitido desde 2009, según su denuncia, quitarle gran parte de su patrimonio.

El director del SII informó hace pocos días que se inhabilitó en el caso el pasado 14 de marzo por sus vínculos familiares con los involucrados, y que lo había hecho luego que el día anterior se enterara de que tenían la disputa en tribunales.

Sin embargo, el abogado de Manuel Ossandón, Sergio Contreras, del estudio Coddou y Cia., critica la demora en la decisión de Pereira, pues asegura que desde agosto de 2011 le había informado del caso, entregándole carpetas con antecedentes. Entre éstos, las escrituras de las operaciones mediante las cuales el patrimonio de Manuel se diluyó.

En efecto, los documentos ingresaron a partir de agosto de 2011 a la oficina de partes del SII, enviados en algunos casos al subdirector jurídico Mario Vila, al jefe de gabinete de Pereira, Gerardo Monte y siempre con copia al director. En tales escritos, Contreras develaba una evasión tributaria cercana a US$ 70 millones por operaciones realizadas por Bernardo desde 2009, que nunca pagaron impuestos. Si se suman intereses y otros cargos, la cifra llegaría a US$ 120 millones, casi el 15% de lo que recaudará en términos netos la reforma tributaria.

La situación de Pereira es incómoda, ya que suma un nuevo cuestionamiento después que tuviera que inhabilitarse en el caso La Polar por orden de la Contraloría, por su pasado en la auditora PricewaterhouseCopper (PwC).

Esta vez Pereira tendrá que explicar por qué se inhabilitó sólo el 14 de marzo y no antes.

Según el SII, todo este periodo de siete meses, desde que Pereira conoció el caso (agosto de 2011 hasta marzo de 2012) hasta que se inhabilitó, se explica por el largo proceso que requirió constatar si lo que decían Manuel Ossandón y su abogado era verdad. En el servicio afirman que están actuando con “total apego a la legalidad” y que han hecho todo lo necesario para “verificar la veracidad de la denuncia”.



La liquidación de impuestos de estas operaciones vencía el 30 de abril pasado con el término de la Operación Renta. No obstante, en el organismo dicen estar tranquilos porque los plazos se extienden cuando el contribuyente investigado es citado y el plazo de investigación sube de tres a seis años si se encuentra dolo.

Bernardo y Manuel son parte de una de las familias más aristocráticas del país. Son nietos del político y empresario Bernardo Larraín Vial (fallecido). También son parientes de los Ossandón y Larraín de RN y con el clan Matte, los dueños de la Papelera.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV