domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 09:30

Las ambivalencias económicas de Ricardo Lagos

por 1 noviembre, 2012

Las ambivalencias económicas de Ricardo Lagos
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando habla Ricardo Lagos Escobar, la antipatía que antes y después de la Dictadura le tenía el empresariado a la izquierda chilena, se esfuma. Sus seis años como Presidente de la República permitieron que el presidente de la CPC, Hernán Somerville, dijera que los empresarios lo amaban.

Por eso, desde que dejó La Moneda, Lagos es mirado hacia arriba por los hombres que manejan la plata y las empresas más grandes del país. Pare ellos, Lagos tiene un tono -y una recepción- de estadista. Muchos lo describen como el mejor presidente de Chile desde el regreso a la democracia.

Su discurso, en esa línea, siempre es cuidadoso. Moderado. General. Tanto que a ratos, su visión tiende a fundirse con la de representantes de la derecha económica más pura y genuina.

El miércoles por la mañana Lagos estaba en su salsa: usando sus dotes de orador ante un público cautivo en el Hotel W, en el corazón del barrio barrio financiero.

La ocasión: la conferencia RIPE, de periodismo económico iberoamericano, que organizó Diario Financiero, Sura, Enersis y otras firmas.

El ex Mandatario se presentó antes del ex ministro del Trabajo de Pinochet, José Piñera, hermano del actual Presidente y creador del sistema de AFP.

El Neoliberal

Y su discurso que –como dijo un conocido empresario después de esa presentación- navegó por sobre lo político y se enfocó en puntos que luego el propio José Piñera plantearía -y que en general plantean los economistas de centro derecha en Chile.

Lagos dijo que Chile debía acelerar el aumento de productividad y avanzar en flexibilidad laboral, dos demandas históricas de la CPC.

Luego validó el concepto de desarrollados señalado antes que él por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, y que impone el mismo grupo de académicos, en el sentido de que en 6 años más podría haber un PIB Per Cápita de US$ 22.000 en Chile, lo que nos subiría a la categoría de Primer Mundo.

Siguió validando cifras de esa cepa, como la de la pobreza, afirmando que la pobreza ha caído de 40-45% cuando llegó la Concertación y hoy se ubica en 10-15% pero que ahora el foco debe ser atender la demanda de la clase media que viene emergiendo.

Pero también tuvo momentos más progresistas. Lagos dijo que para enfrentar los desafíos del futuro a nivel local y regional se debía terminar con el rol subsidiario de la Economía impuesto por el Dictador en la Constitución. “Cuando hay crisis no se le pregunta al banco X, se llama a (Angela) Merkel, (Barack) Obama u (Francois) Hollande”, dijo.

Y abrió una luz sobre impuestos, pero con precaución ante los empresarios. Al pasar por el tema educacional, que consideró fundamental, recordó que el índice Gini, que mide la desigualdad -donde 0 es más igualitario y 100 más desigual-, revela que en la OCDE (que reúne a los países desarrollados) es de 48% antes de impuestos y 32% después de tributos, mientras que en la región casi no cambia del 55% antes o después de impuestos.

“Intuyo que algo no funciona e intuyo que es un tema no menor. Lo dejo”, dijo y no incursionó más en la materia.

De paso, le dio una palmada virtual a Piñera hermano, al decir que el sistema de AFP permite cubrir las pensiones del 50% de las personas, pero no del otro 50% y que para eso se hizo la Reforma Previsional de Michelle Bachelet.

Incluso recordó la anécdota de haber conversado con el canciller alemán Gerhard Schröeder, quien le habría reconocido que le gustaría tener que preocuparse de las pensiones de sólo de un 50% de la población como Chile.

Lo que no dijo es que por ahora las pensiones promedio del sistema de AFP están en torno a $ 200 mil, y que la pensión que paga la reforma previsional es de $ 75 mil, justo sobre el piso para dejar de ser pobre (además de copagos de $ 20 mil a $ 30 mil para pensiones bajas). Tanto así que el gobierno ya estudia elevar la tasa de cotización de 10% y la edad de jubilación.

Puras coincidencias con Felipe Larrain y algunas también con quien sería el relator siguiente (aunque siempre más extremo).

El Progresista

Sin embargo, a la salida del evento (Lagos dijo estar apurado y se excusó de no quedarse, a lo cual José Piñera lamentaría luego no haber podido debatir con él) Lagos sacó las balas y disparó claro.

Consultado sobre la creación de una AFP estatal, dijo que “probemos” y que debía hacerse si había piso político, y como ha sido reiterado hasta ahora, advirtió que él no lo hizo pues no tenía mayoría.

Para despotricar contra las AFP, ejemplificó con que estas gestoras le pasan platas a empresas de retail a una tasa (ejemplo) de UF + 5% y luego esa firma de retail a la persona que cotiza en la AFP le da crédito a UF +30%. “Entonces la persona se pregunta: ¿pero cómo es esto?”, inquirió.

Pero Lagos tenía más. Preguntado sobre los impuestos que no había detallado en el salón, dijo abiertamente que las utilidades de las empresas que no se reparten (se reinvierten) deben pagar impuestos, como las ganancias que se retiran.

¿Por qué no lo dijo a los empresarios en la presentación? Lagos dijo que lo ha señalado mil veces. “No tenía tiempo pero encantado vuelvo y se los digo”, respondió Lagos ante la pregunta.

Consultado un conocido empresario y director de grandes empresas, coincidió en que Lagos es visionario y estuvo de acuerdo con él en que se debe ver el tema de la redistribución de los ingresos y los impuestos.

Ese mismo empresario, cuando se enteró que Lagos había dicho a los periodistas que las utilidades no retiradas debían pagar impuestos, declaró sorpresa. “Yo no se lo había escuchado antes, ahí es más complicado el tema”, dijo este directivo.

El tema -que según Lagos es coincidencia generalizada- ni siquiera fue motivo de acuerdo entre el CEP y el Cieplan, donde los economistas Vittorio Corbo (cercano a la derecha) y José Pablo Arellano (DC), decidieron no incluirlo en su propuesta de reforma tributaria.

Desatado, Lagos incluso pecó de infidente y reveló que hace pocos días encaró por las ventajas tributarias que tiene acá a un empresario que ha estado comprando empresas en Colombia (los principales son Alvaro Saieh y horst Paulmann, aunque Lagos no lo identificó), donde sí paga este tributo.

“El otro día me encontré con algunos de estos chilenos que están haciendo grandes inversiones en Colombia y les dije, perdón y aquí cómo te aplican aquí los impuestos? Y tú te vienes feliz a Colombia y en Colombia lo pagas feliz, y por qué no lo pagas en Chile. Esa es mi pregunta señor. Me dijo: es que hay que ver que en algunos... empiezan a dar explicaciones jurídicas de que no era exactamente así. Pero esa es la pregunta: usted va a Perú, y ¿cómo le cobran las utilidades? sobre las utilidades que tiene”, levantó la voz Lagos.

Curiosamente estaba entre los invitados el presidente de grupo Sura, David Bojanini, que compró hace un año la AFP Capital, quien reconoció que en su país pagan impuestos por utilidades reinvertidas y retiradas. Aunque Bojanini prefirió evitar entra el debate, dado que “no escuché lo que dijo (Lagos a periodistas)”.

Como guinda para la torta, Lagos reafirmó sus dichos de que se termine el Estado subsidiario creado por Pinochet. Su ejemplo práctico fue que si hubiera en Chile una crisis del tipo Estados Unidos, Chile no habría podido rescatar General Motors, por tener un Estado un rol subsidiario.

“Si llegado el momento y a usted (Presidente) le dicen, tiene que salvar al banco porque es demasiado grande para (caer)… mire Estados Unidos y lo que está haciendo en Europa”, dijo.

Consultado por los cuestionamientos hechos en Estados Unidos por esos rescates y recordado sobre la crisis del ’82 en que el Estado chileno rescató a los bancos quebrados con recursos públicos, los que aun sigue pagando el Banco de Chile, Lagos terminó la conversación.

“Es otra cosa, esas son preguntas al voleo… cuál es la situación concreta por la que usted va a poner plata”, dijo y se fue.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV