viernes, 22 de enero de 2021 Actualizado a las 01:10

Grecia ante una votación decisiva que podría determinar su futuro en Europa

por 7 noviembre, 2012

Grecia ante una votación decisiva que podría determinar su futuro en Europa
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Grecia está al borde de una votación clave sobre medidas de austeridad necesarias para mantener encarrilado el rescate al iniciarse una huelga general de 48 horas, y en tanto los funcionarios europeos no se ponen de acuerdo sobre el momento elegido para un acuerdo destinado a destrabar los fondos de rescate.

El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, al hablar en una reunión del Grupo de los 20 ministros de Economía en Ciudad de México, dijo que debe llegarse a un acuerdo en un encuentro de los ministros de finanzas de la UE en Bruselas que tendrá lugar el 12 de noviembre. Un funcionario europeo del G-20, que habló antes que Rehn y a condición de que no se revelara su nombre, planteó dudas sobre las perspectivas de ese plazo, diciendo que los funcionarios podrían no cumplirlo.

Grecia está bajo presión a fin de encarar más esfuerzos para controlar su déficit de presupuesto y desregular la economía. Eso no bastará para asegurar el pago del rescate, ya que una combinación de resistencia política griega a nuevos recortes y la debacle económica pone en peligro los esfuerzos del país para cumplir con una meta de deuda de 120 por ciento del producto interno bruto para 2020.

“Tenemos que tener una visión común sobre la forma de reducir la carga de la deuda antes del 12 de noviembre”, enfatizó Rehn ante la prensa. “Confío en que podremos llegar a esa visión común”.

Grecia recibió 240.000 millones de euros (US$ 307.000 millones) en compromisos de ayuda de la UE y el Fondo Monetario Internacional desde 2010. El gobierno del primer ministro Antonis Samarás ayer a última hora presentó ante el parlamento un proyecto de ley con las medidas de austeridad y las reformas económicas que los legisladores deben ratificar para que el país siga recibiendo fondos.

Disenso de Samarás

Samaras debe vencer el disenso dentro de su coalición de tres partidos para lograr la aprobación de las medidas, en tanto los legisladores del partido Izquierda Democrática dicen que no votarán a favor del proyecto por las reformas laborales que incluye. Las agrupaciones sindicales iniciaron una huelga general de 48 horas para protestar por las medidas, que se someterán a votación mañana. El 11 de noviembre se votará sobre el presupuesto 2013.

Mientras los ministros de economía del G-20 y los representantes de los bancos centrales advirtieron a los dirigentes de la zona euro que no demoren las políticas comprometidas para resolver una crisis de deuda que lleva tres años, los funcionarios del bloque monetario de 17 miembros están trabajando para componer las finanzas de Grecia y forjar una cooperación bancaria más estrecha.

El ministro de Economía de Alemania, Wolfgang Schaeuble, declaró tras la reunión que la UE no contará con un organismo de supervisión bancaria operativo antes de 2014, ya que la crisis se resolverá “paso a paso”.

“No va a ocurrir rápidamente, pero tiene que funcionar”, afirmó Schaeuble ante los periodistas ayer en Ciudad de México. Los funcionarios que concurrieron al encuentro no hablaron en detalle sobre el caso de Grecia, añadió Schaeuble.

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, señaló que quedan "unas semanas" para solucionar el caso de Grecia, y reiteró su voluntad de que ese país pueda permanecer en la zona euro.

"Tenemos todavía unas semanas", respondió Moscovici al ser preguntado sobre la negociación entre Grecia y sus socios de la moneda única.

Medidas draconianas

El paquete de medidas incluye un incremento en dos años de la edad de jubilación (hasta los 67), la eliminación de los complementos de Navidad y Pascua, y una reducción de entre el 5 % y el 25 % a las pensiones superiores a 1.000 euros.

También las pensiones por discapacidad serán reducidas y se reducirá el número de medicamentos cubiertos por la seguridad social.

Para el sector privado se fijan los topes de subidas salariales por antigüedad en un 10 % cada trienio para los empleados, y en un 5 % para los obreros, hasta un máximo del 30 % en ambos casos, además de reducirse el plazo de notificación y las indemnizaciones por despido.

El tiempo mínimo de descanso entre turnos asimismo se reducirá de las 12 a las 11 horas.

Por otra parte, el Gobierno accede a despedir a 25.000 funcionarios hasta final de 2013, y los que queden verán sus horas de trabajo aumentadas y su salario reducido, medida que afecta principalmente a jueces, policías, bomberos, personal sanitario, personal académico, diplomáticos, obispos y trabajadores municipales.

Igualmente se incrementarán las tasas sobre el transporte, la electricidad y el gasóleo de calefacción, así como los impuestos que pagan los agricultores.

Se liberan diversos sectores, beneficiando en especial a las grandes superficies comerciales, que a partir de ahora podrán vender productos para los que antes se necesitaban licencias especiales, como el tabaco o la prensa.

"No vemos que estas medidas estén mejorando la situación. La deuda tampoco se reduce, así que no se trata de arreglar los problemas económicos del país sino de que trabajemos por menos dinero", se quejó Panos, un empleado de 37 años cuya esposa lleva más de año y medio en paro.

"Me siento traicionado por este Gobierno", se quejaba también Nikos, un fontanero de 30 años que ha visto su salario reducido de 900 a 600 euros desde el inicio de la política de austeridad.

Aunque entre fuertes medidas de seguridad, con profusión de agentes desplegados por el centro de Atenas, las manifestaciones transcurrieron sin disturbios.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV