martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:29

Opinión: Con Obama lo más difícil está por venir y para la economía chilena eso importa

por 12 noviembre, 2012

Opinión: Con Obama lo más difícil está por venir y para la economía chilena eso importa
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por Sebastián Hoppe, socio y gerente general de Focus IG.

Ya está. Nos olvidamos de las encuestas y las especulaciones. De los debates y las proyecciones. Obama fue reelecto por cuatro años más. Muchos destaparon champaña y no pocos aún siguen con resaca, pero no hay mucho tiempo para celebraciones y menos para canapés. Es tiempo de trabajar y esta carrera está recién comenzando.

La economía americana aún sigue a los tumbos y como bien sabemos, esto incide fuertemente en el mundo y en Chile. It’s the economy stupid, resuena con más fuerza que nunca. Ya no como afiche de campaña, sino como un recordatorio practico de la realidad actual. Una realidad que al parecer no siempre es tomada en cuenta por los distintos grupos políticos norteamericanos.

Obama insiste que lo mejor está por venir, pero siendo pragmáticos y dejando de lado la simpatía que un personaje como él puede causar en el ambiente ¿Si en cuatro años no logro apuntalar de manera solida la economía, que empuja a muchos pensar que ahora si lo logrará? Otros personajes, con desempeños económicos notables carecen de los beneficios y la buena imagen del Presidente Obama.

Y lo que se viene estos cuatro años no es ningún paseo. Lo inmediatamente urgente es el llamado “Fiscal Cliff”, donde la clase política será puesta a prueba una vez más y, como ya sucedió la vez anterior, nos tendrá en ascuas hasta último minuto. El presidente americano tendrá la dura tarea de lograr un acuerdo entre un cada día más polarizado congreso y nadie está 100% seguro que lo logre como la ultima vez.

Pero no solo eso su victoria y por defecto la derrota de su contrincante, es un arma de doble filo. Aseguro su estadía en la Casa Blanca por un periodo más, pero también puede ser la lápida de un sector moderado del partido Republicano. La derrota de Romney es también la derrota del grupo más dispuesto a llegar a acuerdos y bien sabemos como el Tea Party puede aprovechar esta situación a su favor. Ciertamente no digamos que es comandado por animales políticos de fuste, pero el riesgo es evidente (y ascendente).

Sobrellevando este gran escollo, Obama tendrá que luchar por volver a enrielar a una nación que ha perdido el rumbo y el dinamismo de épocas anteriores. Es cierto, no es su culpa esta situación, pero no ha logrado sortearla y de eso si es culpable. Puede que sea un alumno de primera en temas internacionales, pero en lo concerniente a la económica, digamos que es solo un alumno del montón.

Si a eso le sumamos que las expectativas del pueblo norteamericano aún siguen muy altas respecto a su gestión, podríamos ver sus esfuerzos divididos también en satisfacer dichas demandas con el consecuente atraso de políticas económicas urgentes.

Y este es un tema no menor. La victoria de Obama solo se logro gracias al fuerte apoyo de las minorías (nota: otra vez los hispanos han vuelto a desequilibrar la balanza) y estas cada día presentan mayores exigencias.

Por último, el partido demócrata ya no tendrá tanto incidencia y preocupación en la agenda de gobierno, principalmente debido a que estarán enfocados en construir y definir un nuevo liderazgo presidencial para la próxima elección. Esto probablemente deje más libre a la Casa Blanca, pero restará apoyo político en el complicado escenario parlamentario.

En definitiva y a mucho pesar, no veo un camino fácil estos cuatro años que vienen. Teniendo en cuenta que Europa sigue en caída y EEUU muy probablemente seguirá en la senda de estos últimos tiempos, la economía mundial tendrá que adaptarse a dicha realidad con potenciales consecuencias para nuestro país.

Por estas razones, tiendo a dudar en si efectivamente lo mejor está por venir. Todavía queda mucho tiempo para que el escenario se vaya decantando, pero con una primera mirada me cuesta pensar que Obama logre sobrepasar todos estos problemas sin ningún contrapié. He de esperar que me equivoque, pero para mí, lo más difícil esta por venir.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV