viernes, 15 de enero de 2021 Actualizado a las 11:42

Uso político de exenciones tributarias por parte de Cristina Kirchner aumenta el riesgo para bonistas

por 23 noviembre, 2012

Uso político de exenciones tributarias por parte de Cristina Kirchner aumenta el riesgo para bonistas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El uso que hace la presidente Cristina Fernández de Kirchner de las exenciones fiscales para aplacar el creciente descontento argentino está amenazando a los bonistas con una inflación más alta y un déficit más grande que limita la posibilidad del país de pagar deuda.

El 14 de noviembre, Fernández anunció exenciones fiscales sobre los aguinaldos de fin de año para los sueldos por debajo de 25.000 pesos (US$5.200) mensuales después de que más de 2 millones de personas protestaron contra las políticas de su administración en todo el país el 8 de noviembre. La medida, que costará 2.200 millones de pesos, ampliará el déficit fiscal que creció un 75 por ciento en el tercer trimestre.

Las finanzas argentinas se están debilitando en tanto Fernández recurre al banco central y a organismos estatales para pagar deuda con una inflación de aproximadamente 25 por ciento. Los bonos del Estado argentino son los que más cayeron entre los mercados emergentes este mes en tanto enfrenta a los tenedores de deuda impaga en la justicia estadounidense. Después de la primera huelga en nueve años realizada por los sindicatos más grandes el 20 de noviembre, Fernández tratará de ampliar aún más los beneficios para recuperar apoyo antes de las elecciones de mitad de mandato, dijo Javier González Fraga, ex presidente del banco central.

“El año próximo veremos más de estas medidas, sobre todo más cerca de las elecciones”, dijo en una entrevista telefónica en Buenos Aires Fraga, que fue candidato a vicepresidente por el partido opositor Unión Cívica Radical. “Eso agravará la situación fiscal y acelerará la inflación”.

Funcionarios del departamento de prensa en el Ministerio de Economía no respondieron a un correo electrónico ni a llamadas telefónicas destinados a obtener comentarios sobre el déficit fiscal.

Popularidad en baja

La popularidad de Fernández cayó más de la mitad desde que fue reelecta en octubre de 2011, principalmente debido a los controles cambiarios, la inseguridad y la inflación, según Management Fit, una firma encuestadora con sede en Buenos Aires. Fernández intentará revertir esa tendencia para el año próximo antes de que Argentina vote para renovar un tercio del Senado y la mitad de las 257 bancas de la cámara baja.

“No fue una huelga, hablemos apenas de amenazas”, dijo Fernández en un discurso el 20 de noviembre. “No podemos permitir que esto pase en nuestro país. Esta presidenta ha respetado el derecho de huelga, que es sagrado, pero también es sagrado el derecho de cada trabajador a decidir qué quiere hacer”.

Según el presupuesto 2013, el gobierno central tendrá un déficit de 1,6 por ciento del producto interno bruto este año y un superávit de 0,04 por ciento en 2013. El superávit del año próximo contrasta con estimaciones del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento, conocido como CIPPEC, que pronostica un déficit fiscal de 1,6 por ciento del PIB.

En el tercer trimestre, el gobierno gastó 5.500 millones de pesos más de los que recaudó, según el Ministerio de Economía. Esto representa un aumento de 75 por ciento respecto del mismo período el año anterior.

“Es bueno tener un pequeño déficit cuando la economía se desacelera”, dijo Luciana Díaz Frers, directora de políticas fiscales de CIPPEC en una entrevista telefónica desde Buenos Aires. “Si bien el déficit no es significativo, el gobierno debería tratar de enfriar la economía para controlar la inflación”.

De todos modos, el ex viceministro de Economía, Orlando Ferreres, que dirige Orlando Ferreres Asociados con sede en Buenos Aires, dijo que la cosecha de soja, que alcanzará según las previsiones 50 millones de toneladas en la temporada 2012-2013, y menos pagos de deuda el año próximo darán cierto alivio a Fernández. Argentina es el tercer exportador más grande de soja del mundo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV