domingo, 27 de noviembre de 2022 Actualizado a las 22:40

Opinión: Chile y las lecciones de la crisis de la banca española

por 10 diciembre, 2012

Opinión: Chile y las lecciones de la crisis de la banca española
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por Ernesto Livacic Rojas, Ex-Superintendente de Banco e Instituciones Financieras

La crisis actual de la banca española es bastante conocida y me gustaría hacer algunas reflexiones sobre ella desde la perspectiva de Chile.

En lo más directo, en cuanto a la situación financiera de los bancos hispanos instalados en Chile, las noticias otorgan tranquilidad, porque estos se encuentran entre las pocas instituciones bancarias españolas que aún mantienen grado de inversión, es decir de riesgo relativo bajo, y en particular sus subsidiarias en nuestro país tienen niveles de solvencia, rentabilidad y eficiencia sólidos.

Si se compara la crisis bancaria en curso en España con la de Chile de hace 30 años, hay factores en común. En efecto, en ambos casos se produjo: a) una burbuja inmobiliaria que -al reventar- hizo caer el precio de los inmuebles y aumentar los créditos impagos; b) una desaceleración profunda de la actividad productiva y un aumento en el desempleo, derivado de los fuertes desequilibrios económicos internos; y, c) una gran salida de capitales del país producto de la pérdida de confianza en el sistema bancario y en la economía.

En palabras simples, en España las autoridades, las personas y las empresas estuvieron por años gastando por sobre sus ingresos hasta que la bicicleta del endeudamiento se atascó. Eso se traduce en que los deudores no pueden pagarle a los bancos, y los acreedores de estos prefieren retirarse de España a otros mercados menos riesgosos.
En el medio, sea por decisiones propias erradas, producto del caos general, o por una combinación de ellos, están los bancos, que como en todas las crisis, resultan ser los protagonistas de la misma, la cara visible, y casi siempre el chivo expiatorio a quien culpar y odiar.

En Chile, han pasado 30 años desde la última crisis bancaria, y ya van más de 10.000 días desde que por última vez un banco entró en crisis terminal, porque en las últimas tres décadas ningún banco ha sido intervenido, ni ha quebrado en el país. Hace 30 años de la última vez que el público tuvo miedo de perder sus depósitos y ahorros y corrió al banco a retirarlos. Luego de tantos años sin pánico financiero parece que la estabilidad, la solvencia y liquidez de las instituciones de crédito es el estado natural de las cosas.

España, y gran parte de la banca europea proyectan otra realidad.

Entre los aprendizajes de la crisis chilena está el que los dueños de los bancos -por regla general- perdieron el capital. Hoy solo dos bancos privados nacionales tienen los mismos controladores que antes de la crisis, los demás cambiaron de dueño o desaparecieron.
Los bancos también se capitalizaron, mejoraron su gestión, se modernizaron, y salvo en productos específicos, han reducido los precios de los servicios. La supervisión estatal mejoró, y adquirió un prestigio técnico notable, el manejo económico y monetario de las autoridades generó credibilidad, lo que en conjunto permite el acceso al crédito a personas y empresas, como no lo hay en otro país de la Región.



Lo anterior no significa que la regulación y la banca chilena no tenga aún varios desafíos pendientes, tales como mejorar la transparencia, la calidad de los servicios y la protección de los consumidores, el manejo de las tecnologías de información y la seguridad de las operaciones, hacer más competitivo el sistema de pagos electrónicos e incorporar al sistema formal a los sectores de menores ingresos. Resolver estos problemas es urgente para mejorar la equidad y el bienestar social. Con todo, desde la Europa contemporánea nuestra banca se mira con admiración y respeto.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV