miércoles, 29 de junio de 2022 Actualizado a las 21:11

Destacado de la semana: Burbuja inmobiliaria: nadie quiere admitirlo, pero el mercado —incluyendo la banca— está cada vez más preocupado

por 15 diciembre, 2012

Destacado de la semana: Burbuja inmobiliaria: nadie quiere admitirlo, pero el mercado —incluyendo la banca— está cada vez más preocupado
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Nadie quiere ser el primero en decir "burbuja inmobiliaria" en público. Es como si tales palabras se han convertido en un improperio, una expresión prohibida, sucia o un tabú.

Pero de que el mercado está preocupado acerca del tema hay cada vez más evidencia: el gobierno confirmó que es un tema que le inquieta. Hace dos semana anunció la creación de un grupo para monitorear los riesgos del sector inmobiliario, parte del Comité de Estabilidad Financiera. El grupo de análisis está compuesto por el Ministerio de Hacienda, el Banco Central y representantes de las superintendencias de Valores, de Bancos y la de Pensiones.

Solamente en Santiago las precios de viviendas han aumentado en un 30 %, y en algunas comunas del sector oriente, los precios se han doblado.

El Banco Central ha venido tocando el tema desde junio y en octubre, el economista Sebastián Edwards advirtió de una "incipiente burbuja inmobiliaria".

El fin de semana semana pasado las alarmas sonaron fuertes.

La primera vino nuevamente del Banco Central. En el marco de un seminario de Bancos Centrales de la Eurozona y América Latina, el presidente del BC, declaró que es posible que el alza en los precios de las casas no sea sostenible en el tiempo.

Rodrigo Vergara advirtió que el aumento de precios inmobiliarios en los últimos tres años ha sido por sobre los patrones históricos. "Básicamente lo que hemos visto en los últimos tres años es un incremento en los precios, y de ahí que hemos decidido monitorear de cerca este sector y el endeudamiento que lo acompaña. Creemos que es una política prudente y razonable a seguir”.

Vergara hizo un llamado a la banca y a los consumidores a "tener cuidado" a la hora de proyectar variables hacia el futuro y explicó que parte de su argumento se basa en la experiencia de otros países.

Hace un semana, en entrevista con El Mercurio, Vergara reiteró tales comentarios.

La banca niega que estemos ante la presencia de una burbuja inmobiliaria —al menos en público—. La semana pasada, un estudio de la consultora Geminis para la banca, señaló que "no se advierte una aceleración descontrolada del crédito" y descartó que "se esté produciendo un estímulo artificial al financiamiento de la vivienda".

Ayer, en una entrevista con La Tercera, el presidente de la Asociación de Bancos, Jorge Awad, admitió que la industria está tomando medidas para prevenir una burbuja, pero dijo que aún no existe una burbuja inmobiliaria en el país: "Hasta ahora, lo claro es que la cartera castigada está bajo el 0,5 % y las provisiones por posibles impagos están bajo 1 %, cifras muy sanas".



Awad resaltó que la banca sigue con atención tres factores: un aumento del desempleo, una baja en los salarios y un alza en los desistimientos de compras de vivienda.

Entre las medidas que se están considerando, el presidente de la Asociación de Bancos mencionó no dar créditos por más del 80 % de la vivienda y cuyo pago no supere el 30 % del ingreso familiar, y pedir a las inmobiliarias un catastro periódico de desistimientos de compras en verde.

En la entrevista, Awad manifestó que le parecía razonable la recomendación del superintendente de Bancos, Rafael Bergoeing, que aconseja bajar el porcentaje de financiamiento de la vivienda "de los actuales niveles de 85 % hacia un 80 %, que es un criterio prudente. Además, está la preocupación de que las personas estén dedicando más allá de un 25 % a 30 % de su ingreso a pagar el dividendo, porque en casos extremos alguna gente paga hasta el 40 %. Estos son dos elementos para evitar la burbuja. En tercer lugar, las empresas inmobiliarias deben entregar periódicamente un informe con los desistimientos de ventas en verde. Este sería el semáforo rojo que hoy está en verde".

En la entrevista le preguntan sobre el impacto que tendría en la banca si se aumenta el porcentaje de pie a 20 %, algo que las inmobiliarias advierten, pondría limites a la demanda.

Awad respondió que la banca es realista: "Si baja el número de personas empleadas y bajan los salarios, la banca actuará en consecuencia. No vamos a crear una burbuja dándoles crédito a personas que no tienen ingresos".

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV