martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 09:13

Longueira candidato: la silenciosa derrota de Jovino y la nueva geometría del poder en la UDI

por 30 abril, 2013

Longueira candidato: la silenciosa derrota de Jovino y la nueva geometría del poder en la UDI
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El coronel más antiguo de la UDI, Jovino Novoa, fue quien levantó la candidatura presidencial del independiente Laurence Golborne y, conforme a su ya conocida tenacidad, la defendió hasta el final junto a sus lugartenientes Ena von Baer, Ernesto Silva, Javier Macaya, entre otros. Pero la realidad se impuso y la figura de Pablo Longueira también. El complicado escenario que se proyectaba, incluso desde el gobierno, para el representante gremialista, y el desastroso diagnóstico desde el punto de vista parlamentario que podría traer aparejado, obligaron a la tienda encabezada por Patricio Melero a tomar la drástica determinación de cambiar a su abanderado. Así, al fin el ex titular de Economía se medirá en una contienda presidencial, el más ambicioso de sus proyectos.

El ex ejecutivo de Cencosud —capítulo de su biografía que terminó por derribarlo— llegó ayer hasta la sede de la casona de calle Suecia para comunicarle al Consejo General reunido que “bajo mi candidatura a cualquier forma de postulación”. Los esfuerzos del senador por Santiago Poniente para evitar su caída fueron inútiles, pero junto con él cae la hegemonía del parlamentario y la influencia de la derecha más dogmática y neoliberal, al interior de la colectividad, se debilita.

Desde que Longueira llegó al gabinete se mimetizó con las ideas de Sebastián Piñera y se convirtió en un contrapunto de los intereses del empresariado, pasando a ser el rostro oficial de la agenda del gobierno contra el abuso y en defensa de los consumidores. Abuso que terminó por derribar a Golborne, ya que ese fue uno de los principales argumentos utilizados por los defensores del ahora ex ministro de Economía a favor de su candidatura. Mientras Novoa seguía con preocupación la línea que Longueira iba adoptando desde su arribo al ministerio las posiciones políticas de ambos coroneles se iban distanciando cada vez más.

La primera confrontación pública entre ambos fue durante el inicio del debate por la reforma tributaria, ya que el entonces ministro se mostró abiertamente dispuesto a avanzar en esa línea, algunos creen que su posición incluso impulsó la iniciativa, mientras que Novoa se negaba, argumentando que no estaba en el programa del gobierno y no era necesaria. Por esos días el parlamentario ya había comenzado a socializar el concepto de que Piñera está gobernando con las ideas de la Concertación. Mismo argumento que plasmó un año más tarde en su libro “Con la fuerza de la libertad”, que fue duramente criticado desde el gobierno y por el propio Longueira.

Las ideas progresistas del abanderado

Por lo mismo, no debe haber pasado desapercibido para Novoa que en su discurso de proclamación, Longueira se apropiara de uno de los pilares de la campaña de la candidata presidencial del PS-PPD, Michelle Bachelet, como es el concepto de “inclusión social”.

Ello, porque la polémica que provocó su libro, entre otras cosas, se debió a posturas tan controvertidas como que “en la naturaleza humana tratar de forzar la igualdad es algo absurdo, porque incluso dentro de una familia, con los mismos padres y la misma educación, se produce una desigualdad entre los hijos por el mérito, porque uno se esfuerza más que el otro”, con lo que defendía su idea de que el concepto de igualdad no es propio de la derecha. Algo que por supuesto no comparten en el gobierno y tampoco el ahora abanderado gremialista que en su discurso, ayer, ante el Consejo General que lo proclamó sostenía que “tenemos una oportunidad histórica de alcanzar el desarrollo (...). No se registra un gobierno con más crecimiento e inclusión social, eso le diremos a todos los chilenos, la que no lo hará el país con el Partido Comunista. Tenemos una oportunidad histórica de alcanzar el desarrollo, Chile es el primer país de Latinoamérica, un país más justo y con menos delincuencia y desigualdad. Ése es nuestro desafío, seguir en esta obra que lleva tres años, que nos recibió con un maremoto, el más grande de la historia del país”.

Pero uno de los episodios más controvertidos entre Novoa y Longueira fue el que provocó la decisión del ex ministro de respaldar la gratuidad de los estacionamientos en los malls. El senador estuvo de parte del empresariado que puso el grito en el cielo ante la sola posibilidad de que ello se concretara y no dudó en calificar de “populista” al entonces ministro. De hecho, en la propia tienda existía preocupación de que no llegaran donaciones para las elecciones municipales por la molestia con Longueira y Novoa pasó a ser el principal nexo entre el partido y el mundo empresarial. Y estas son sólo algunas de las situaciones que han puesto a ambos líderes en trincheras opuestas al interior del partido. Eso y el alejamiento de Longueira y el titular de Interior, Andrés Chadwick, desde que ingresaron al gabinete, permitieron que Novoa asumiera un mayor liderazgo y ganara más influencia en la colectividad.

El senador también se encargó de formar un semillero con un grupo de parlamentarios liderados por Ernesto Silva y Ena von Baer que comparten su doctrina político-económica, pero que con la candidatura presidencial de Longueira también decaen en influencia. Por lo que este grupo, encabezado por Novoa, defendió hasta último momento la candidatura de Golborne, poniendo sobre la mesa o “magnificando”, como sostiene un cercano al ahora abanderado, las consecuencias que podría acarrear para el ex ministro los cuestionamientos al INE.

Longueira se potencia

En todo caso, el analista político Alfredo Joignant tiene la convicción de que estas diferencias entre Novoa y Longueira tienen relación con que el último “experimentó el hecho de ser gobierno y Novoa no. Pasa por lógicas de posiciones distintas. A eso hay que agregar —dice— que el núcleo fundacional ideológico de la UDI se venía trizando. (...) Novoa se transformó en el paladín de los orígenes del modelo. Mientras que Longueira, producto de ser gobierno, se transformó en el paladín de la ecuación pragmática de un modelo distinto. La reforma tributaria es un ejemplo de cómo los dos actores están hablando sobre lo mismo, desde lógicas distintas”, subraya.

Mientras que el analista de la Universidad de Chile Cristián Pertuzé tiene una conclusión más drástica para este episodio. Estima que “la candidatura de Golborne significaba para Novoa mantener su peso específico dentro de la UDI; en cambio, la nominación de Longueira como abanderado presidencial va a provocar que el ex ministro se potencie y tome el liderazgo definitivo al interior del partido. Y lo va a prolongar para los próximos cuatro años”.

Y si la candidatura de Golborne surgió como producto de la tremenda influencia que estaba ejerciendo Novoa al interior de la UDI, la de Longueira se impuso a puro pragmatismo. Algo en lo que coinciden tanto expertos como importantes figuras de las filas gremialistas.

Por lo pronto, el analista político de la UDP Claudio Fuentes cree que lo que forzó la proclamación de Longueira tiene directa relación con la campaña parlamentaria, porque los candidatos estaban viendo con preocupación un abanderado débil frente a la figura de Michelle Bachelet y el partido estaba en serio riesgo de disminuir sus bancadas.

En la misma línea Marco Moreno de la Universidad Central plantea que en esta elección la UDI “se juega la sobrevivencia político-electoral. Ante esta debacle de la candidatura de Golborne, surge la de Longueira que cohesiona al partido” y subraya que el actual abanderado de la tienda de calle Suecia “representa una tercera posición al interior del partido, que tiene que ver con el pragmatismo político. Con él se apuesta por mantener la capacidad de veto que tiene la UDI en el Congreso. Porque si pierde diputados y senadores, pierde esa capacidad de veto y, por lo mismo, su influencia en la política de los próximos cuatro años”.

Como sea, hoy la UDI decidirá si mantiene su compromiso con RN de definir al candidato único del sector a través de primarias o si opta por la tesis original socializada en la UDI y en el gobierno por el propio Longueira: llegar a noviembre a la primera vuelta. Si bien, mayoritariamente el gremialismo nunca ha visto con muy buena cara las primarias, las que siempre intentaron esquivar, está bajo la presión de sus aliados, que han insistido en lo beneficioso que puede resultar para el pacto este mecanismo mantienen su postura de que el gremialismo debe cumplir su compromiso. Por otra parte, se comenta que el Presidente Piñera habría manifestado su interés porque la Alianza realice la elección primaria y no sólo por una cuestión de imagen ante la ciudadanía, sino también porque desde Renovación lo estarían presionando para ello.

Otra decisión que la UDI debe tomar por estos días es cuál será la oferta de desagravio que se le hará a Golborne. Desde el fin de semana, en el partido se rumoraba que se le ofrecería un cupo senatorial, el de Santiago Poniente. Aun cuando nada se ha dicho oficialmente sobre el tema.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV