domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:13

Feller Rate cuestiona habilidad de Álvaro Saieh de hacer nuevos aportes de capital a SMU

por 15 julio, 2013

Feller Rate cuestiona habilidad de Álvaro Saieh de hacer nuevos aportes de capital a SMU
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Siguen las réplicas del terremoto que gatilló en el mercado el anuncio de SMU, compañía que tuvo que corregir sus estados financieros y que ahora ha caído en incumplimiento a los covenants de sus contratos de bonos. El holding supermercadista, controlado por el empresario Álvaro Saieh, también anunció que necesita una nueva inyección de capital para estabilizar sus finanzas y mejorar sus operaciones.

El monto: US$ 500 millones.

SMU dijo que el objetivo del aumento de capital es "disminuir su carga financiera" y concretar las inversiones proyectadas para lo que queda del año. SMU espera cerrar este aumento durante el último trimestre de este año.

El mercado fue el primero en castigar. Los US$ 300 millones en bonos emitidos en el exterior se desplomaron y se transaban a alrededor de 70 centavos de su valor par. Algo similar ocurrió con los bonos en pesos. Las agencias clasificadoras Feller Rate y Humphreys de inmediato recortaron la nota de sus bonos locales a “Categoría BB+” desde "BBB”.

Feller incluso cuestiona la habilidad de Saieh de hacer nuevos aportes de capital a SMU. La agencia dice que en su análisis "también considera la baja disponibilidad actual del controlador para realizar nuevos aportes de capital ante las necesidades de financiamiento que el grupo debe satisfacer en otras áreas de negocio".

Y no es sólo Saieh al que cuestiona. La agencia tiene reparos acerca de los planes de abrirse en bolsa "porque el éxito de las operaciones en bolsa, tanto en términos del número de acciones finalmente suscritas, como del precio de los títulos, regularmente tienen directamente relación con la fortaleza financiera y de negocios de la compañía.

La opinión de Feller es relevante pues significa que el retailer podría enfrentar problemas con el aumento de capital ya que esta vez los accionistas minoritarios habrían decidido no participar en la operación. Saieh, en entrevista con el Diario Financiero el viernes dijo que él estaría dispuesto a suscribir un 25 % más de lo que le corresponde si el mercado no lo tomara.

El Mostrador Mercados entiende que en el aumento de capital de diciembre sólo participaron el grupo controlador y sus socios a través de los FIP. En el de enero acudió sólo el grupo controlador.

En sus informes, tanto Feller como Humphreys afirman que la acción de recortar la nota responde a la situación de estrés financiero en que se encuentra SMU y hacen hincapié ante el "significativo deterioro de su flexibilidad financiera y el rápido debilitamiento en su posición de liquidez".

Feller agrega que la decisión también considera "la importante caída evidenciada en su desempeño operacional que, de acuerdo con nuestras estimaciones, derivará en una generación de flujos operativos que se mantendrá deficitaria en lo que resta de 2013". Según los estados financieros de SMU, los accionistas han aportado unos US$ 780 millones con dólar al cierre de marzo de 2013 en recursos frescos y eso no incluye los cerca de US$ 400 millones que corresponden a la fusión con Supermercados del Sur a fines de 2011.

Feller resalta que, hasta ahora, SMU no ha logrado concluir la renegociación con los bancos y los contratos de bonos locales. "También se encuentra pendiente la disminución de sus pasivos financieros, por cerca de $ 89.000 millones, comprometida para el segundo trimestre de 2013, a través del uso del parte de los fondos recaudados en la colocación de los bonos 144A y el aumento de capital, realizados en febrero y marzo de 2013, respectivamente. La amortización de deudas financieras habría sido realizada sólo en forma parcial", destaca el informe.

Humpheys hace un análisis bastante crítico sobre la forma en que SMU ha venido operando y el impacto en su imagen.

En su informe dice que "en general, para los agentes del mercado no resulta indiferente que una entidad deba corregir sus estados financieros, que la CCR desapruebe sus bonos como elegibles para los fondos de pensiones, también que haya trascendido al público el fuerte atraso en el pago de los proveedores y que los resultados financieros hayan sido inferior a los esperados. Más allá de los factores que generaron los aspectos aludidos, y las explicaciones que se puedan tener al respecto, es una realidad que influyen negativamente en el acceso del emisor a las fuentes de financiamiento, incrementa su costo de financiamiento y genera mayor incertidumbre a la eventual apertura a bolsa".

Durante los primeros tres meses de 2013 la empresa generó ingresos por aproximadamente US$ 1.110 millones y pérdidas de US$ 49 millones (luego de los recientes ajustes a los estados financieros). De acuerdo al hecho esencial de SMU del jueves, la empresa tiene pasivos financieros totales de $ 1.141.762 millones (unos US$ 2.400 millones con el dólar al cierre de marzo de 2013). Fuentes admiten que sin el aumento de capital la empresa no tendría la caja para cubrir los compromisos que tiene para este año.

La presidenta del Directorio de SMU, Pilar Dañobeltía, declaró en una entrevista en La Tercera (que es de propiedad de Saieh) que el objetivo de este año es terminar con la deuda, equivalente a la de fines de 2012. Agrega que se recaude más de US$ 350 millones en el aumento de capital, el exceso irá para cumplir con ese fin.

En la opinión de Dañobeitía con el aumento de capital el grupo está en "condiciones de avanzar tranquilamente" en la rentabilización de la compañía y "desarrollar tranquilamente sus proyectos, al menos por tres años sin necesidades adicionales de flujo de cajas".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV