viernes, 16 de noviembre de 2018 Actualizado a las 09:47

El desconocido rol de Santander GBM en gatillar el caso Cascadas

por 24 marzo, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta ahora, casi todos los grandes actores del mercado financiero chileno han sido salpicados de alguna forma u otra por el caso Cascadas. La excepción ha sido Santander Chile, la segunda entidad bancaria más grande de la plaza, cuyo banco de inversión y corredora están entre las más relevantes del mercado. Pero, de acuerdo a una investigación de El Mostrador Mercados, la filial chilena del gigante español tuvo un rol determinante en gatillar el caso, a través del gerente general de la corredora, Ignacio Pérez.

De acuerdo a varias fuentes, Pérez es el autor del borrador del "panfleto anónimo sobre Potencial Abuso contra Accionista Minoritario", el ahora famoso documento que analiza detalladamente las operaciones que realizaba Julio Ponce y Roberto Guzmán con las sociedades Cascadas, y con el que Ponce asegura que Pablo Echeverría –de Moneda Asset– lo habría presionado, bajo amenaza de llevar el caso a la Superintendencia de Valores y Seguros, para fusionar las sociedades que controla SQM.

De acuerdo a Ponce, el panfleto habría llegado en agosto de 2012 en forma anónima a manos del entonces titular de la SVS, Fernando Coloma, y habría impulsado a éste a lanzarse sobre el polémico presidente de SQM. El ex superintendente Fernando Coloma lo niega, pero lo que no está en debate es que el documento ha sido parte crucial del caso.

Pérez es integrante de una camada de ejecutivos jóvenes y antes de los 40 ya era socio de una corredora, Bianchi y Ureta. En 2008 dio su paso a las grandes ligas con el ingreso de Merril Lynch a la propiedad de la mencionada firma. En ese momento, Pérez pasó a ser presidente de la firma, cargo que ocupó hasta enero de 2011, cuando abandonó la compañía y se transformó en el gerente general de la corredora de capitales españoles.

Pérez no es un extraño para el grupo de empresarios y ejecutivos que, según Ponce Lerou, formó parte del panfleto. Antes de ser socio en Bianchi y Ureta, fue gerente general de la corredora de Bolsa Deutsche Bank en Chile, cargo que dejó un mes después que abandonara la compañía Rodrigo Pérez Mackenna, el ex ministro de Vivienda de Piñera que inició su carrera en la Bolsa en Citicorp y luego en Bankers Trust, al alero de Juan Bilbao y Patricio Parodi, actuales presidente y gerente general, respectivamente, de Consorcio. Incluso, Pérez habría tenido un paso por Bancard, la sociedad de inversiones de Piñera –al igual que el actual titular de la SVS, Carlos Pavez–, por algunos meses en sus inicios, tras salir de la universidad.

Pérez, dice un conocedor del panfleto, fue clave en la elaboración del borrador del mismo, siendo incluso uno de los redactores. Uno de los actores claves en dicho trabajo reconoce la participación de Pérez, aunque la limita a la entrega de información para la redacción y “como parte de un grupo de varios que aportaron antecedentes”.

Santander, de acuerdo al reporte hecho por la SVS en los cargos a algunos imputados en el caso, tiene un rol acotado en las operaciones cuestionadas.

En particular, intermedió operaciones de las sociedades de Alberto Le Blanc con acciones Pampa Calichera en el primer semestre de 2010 y otorgó financiamiento a Oro Blanco durante 2011, pero no se le cuestiona su rol.

No fue posible contactar a Pérez para recoger su reacción.

Todos los caminos llegan a Bancard

El Mostrador Mercados ha podido establecer que el documento que llegó a Coloma recorrió las manos de altos ejecutivos de las corredoras más poderosas de la plaza e inversionistas institucionales, al centro de los cuales estaba Bancard, la firma del ahora ex Presidente Sebastián Piñera. Por eso, el caso Cascadas era un secreto a voces desde hace al menos tres años.

Según testimonio de Ponce ante la Fiscalía, el panfleto llegó en 2012 a sus manos a través de Pablo Guerrero, director de las Cascadas y socio de estudio Barros y Errázuriz –que asesora a Moneda Asset Management–. A él se lo habría hecho llegar el empresario Raimundo Valenzuela, uno de los actores más relevantes de la Bolsa local y socio de Moneda. Esto habría ocurrido como parte de un proceso de conversaciones entre Moneda y Ponce, destinadas a detener las fricciones. Moneda esperaba que se fusionaran las Cascadas y Ponce se negaba. A fines de julio, el presidente de Moneda ya hacía públicas las denuncias de las operaciones y la SVS recibía el documento.

El Mostrador Mercados ha logrado establecer que, además de Valenzuela, habrían participado en su elaboración Juan Luis Rivera, Tomás Hurtado, de Consorcio, y el ex Celfin Rafael Ariztía. Pero también serian parte del documento otros actores hasta ahora desconocidos y todos con un vínculo a Bancard. 
 
El nombre más reiterado en la elaboración del enigmático documento es el del empresario Raimundo Valenzuela Lang. Conocido por su éxito transando acciones en la Bolsa, Valenzuela en privado ha reconocido que fue el redactor central del panfleto. Incluso, fuentes bien informadas indican que el socio de Moneda reconoció su participación en un testimonio ante la fiscal Tania Sironvalle, mano derecha del fiscal José Morales a cargo de la investigación penal del caso.

Ponce involucró a un segundo nombre de la Bolsa en su testimonio ante Morales: Tomás Hurtado Rourke, gerente de inversiones de la corredora de Consorcio, entidad socia de Moneda. El grupo ligado a las familias Hurtado Vicuña, Fernández León y Garcés Silva, rechazó tajantemente la participación de alguno de sus ejecutivos o directores en tal panfleto.

Y aunque en Consorcio aseguran que nunca tuvieron participación, en el mercado advierten que Hurtado participó y que al menos otros tres ejecutivos de la firma habrían ayudado, entre ellos, un hijo homónimo de José Cox Donoso, amigo personal de Piñera y quien tuvo reuniones con el abogado y amigo de Ponce Lerou, Darío Calderón, para buscar un acuerdo que evitara la guerra que hoy tiene revuelto el gallinero en la Bolsa. Entre noviembre de 2011 y octubre de 2012, José Cox Alcaíno fue analista de research de Consorcio.

Rol de Juan Luis Rivera

Juan Luis Rivera también habría tenido un rol relevante. Rivera es socio de Moneda desde 2006, luego de haber sido gerente general de Bancard hasta 2006, y participó en los directorios de las Cascadas con votos de Piñera hasta junio de 2008. Rivera votó en contra de algunos aumentos de capital en las Cascadas en abril de 2008 y, según quienes lo conocen, mantiene aún relación con el ex Presidente.

De acuerdo a dos testigos, Piñera y Ponce estuvieron en la casa de Pablo Echeverría en la despedida de Rivera cuando partió a Nueva York, a mediados de 2010.

Un último nombre que aparece entre los creadores del documento –“estudio” les gusta llamarlo a quienes participaron– es un ex funcionario de gobierno de Piñera: Rafael Ariztía. Gerente de inversiones de Cefin hasta 2011, cuando dejó la compañía para asumir como el encargado de la agenda de modernización del Estado.

Ariztía, como muchos de los relacionados con el caso, trabajó con Piñera en Bancard. En junio de 2009, envió una carta a El Mercurio, criticando abiertamente una de las operaciones que hoy es parte del caso detectado por la SVS. Un 20% de Oro Blanco fue rematado, en una operación intermediada por LarrainVial y donde pujaron Celfin, IM Trust y Banchile. Ariztía cuestionó la poca difusión de la operación y el que fuera Ponce, presidente del directorio de Oro Blanco, quien se adjudicara el paquete en US$ 259 millones y un 3% de descuento.
 
El ex Habitat y ahora BTG Pactual

Otro nombre que circula entre los que habrían participado es el de Pablo Bello, quien fue subgerente de renta variable de AFP Habitat hasta fines de septiembre de 2012.

En ese momento, llegó a Celfin –hoy BTG Pactual– para reemplazar a Diego Celedón, ejecutivo que dejó el cargo de portfolio manager de manejo de activos de Celfin para emigrar a JP Morgan. Bello –quien figura hoy como gerente de renta variable para Latinoamérica– arribó a Celfin, en medio de los cambios en esa compañía, cuando asumía la gerencia general de la AGF Rodrigo Nader, quien había sido gerente de inversiones de AFP Capital.

Bello permaneció cinco años en Habitat, luego de estar a cargo de estudios de la corredora CHG y de Compass Group. En el caso La Polar, Bello declaró como testigo acerca de algunos cuestionamientos que plantearon a Pablo Alcalde sobre un aumento de capital.

Celfin –hoy BTG Pactual– ha tenido una participación distante en el caso Cascadas. En la investigación de la SVS sólo es involucrado porque uno de los acusados, Alberto Le Blanc, transaba con sociedades que ejecutaban órdenes a través de Celfin, aunque la corredora ha salido libre de polvo y paja.

Sí ha tomado protagonismo en el directorio de la Bolsa de Comercio. Su presidente, Juan Andrés Camus, es el candidato de consenso para reemplazar a Pablo Yrarrázaval, quien anunció que no repostulará a su cargo después de 25 años y en medio de duros cuestionamientos en el último tiempo por su actuación en el aumento de capital de Enersis (firma que también preside) y, en particular, por el respaldo tácito que la mesa de la Bolsa le ha dado a León Vial, socio de LarrainVial, que está en el centro de las operaciones de Julio Ponce y el esquema denunciado por la SVS.

Bello se conoce con Ignacio Pérez desde que este último era presidente de Merril Lynch.

 

*FOTO: LA TERCERA

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV