jueves, 23 de mayo de 2019 Actualizado a las 19:42

Pentagate: el Fiscal Gajardo sale de cacería

por 10 octubre, 2014

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cerca de las 13:00 horas de este jueves, dos funcionarios de la PDI llegaron hasta la casa del líder de Fuerza Pública, Andrés Velasco, en la calle Marne, en Las Condes. En sus manos traían una orden de incautación para la sociedad Cactus consultores y su representante legal –es decir, Velasco–, y la instrucción era llevarse el computador del ex candidato presidencial y también el balance de la sociedad.

Sin embargo, los funcionarios de la PDI se fueron con las manos vacías. El computador de Andrés Velasco viaja con él desde hace dos semanas, cuando partió a Estados Unidos y el balance tampoco fue entregado porque fue el propio contador de Velasco quien lo entregó al Servicio de Impuestos Internos el martes, antes de que Velasco hiciera su primera declaración a la prensa –un comunicado– desde que la arista política del caso Penta se tomó la agenda noticiosa.

Las pesquisas en la casa de Velasco son parte del primer día de diligencias del caso Penta que golpea a la política, luego de que el miércoles el Servicio de Impuestos Internos (SII) presentara una denuncia, por uso de boletas de honorarios falsas en empresas del grupo Penta y permitiera que el fiscal jefe de la Unidad de Delitos de Alta Complejidad de la zona Metropolitana Oriente, Carlos Gajardo, investigue también dineros entregados a campañas políticas.

Al círculo de Velasco la incautación le cayó como balde de agua fría. No sólo porque la acción provocó el regreso inmediato del líder de Fuerza Pública, quien vuelve a Chile este viernes, sino porque también hizo que su mano derecha, Juan José Santa Cruz, planteara públicamente: “Tengo el derecho de preguntarme, con este procedimiento, qué hay detrás de esto”. En el círculo interno de Velasco miran con desconfianza el actuar del SII. “Rara vez Impuestos Internos hace denuncias sin llamar a los contribuyentes para fiscalizar sus facturas”, comenta una fuente sobre un tema que, además, ha sido seguido de cerca por Ricardo Escobar, consejero de Andrés Velasco y ex director del Servicio.

El círculo de Velasco entiende que la artillería que cae sobre el ex ministro de Hacienda y ex candidato presidencial también tiene que ver con la presión que ha ejercido el mundo político de la Nueva Mayoría en los últimos días, como la del presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, quien –antes de la denuncia del SII– señaló que había pasado mucho tiempo para el pronunciamiento del Servicio y también para que “Andrés (Velasco) hiciera la declaración que acaba de hacer (…) creo que se han cometido demasiados errores, la UDI ha andado deambulando para arriba y abajo”.

“Acá no hubo un allanamiento sino una orden de incautación que resulta extraña cuando la PDI es la primera que debe saber que Andrés Velasco se encuentra fuera de Chile, y existe el legítimo derecho a entender que esta diligencia no era necesaria y menos cuando Andrés Velasco dijo que estaba disponible a entregar la información necesaria”, señaló el director de Fuerza Pública, Sebastián Sichel.

En el círculo de Velasco reconocen que hay boletas entregadas a Penta, que se emitieron cuando él dio charlas pagadas por el holding. En noviembre de 2011, Velasco fue el único expositor en el seminario “Perspectivas, Riesgos y Desafíos para el 2012”, organizado por el Banco Penta para sus clientes y altos ejecutivos del holding. Fue parte de las actividades de fidelización del banco, que incluyeron un “encuentro premium de golf”, en el Club de Golf Los Leones, un ciclo de charlas de historia y clases de cocina con chefs en destacados restaurantes de Santiago. Al año siguiente, la actividad se repitió en dos ocasiones y Velasco participó junto al ex ministro de Economía de Piñera, Juan Andrés Fontaine.

De acuerdo a fuentes que conocen el caso que investiga el fiscal Carlos Gajardo, el nombre de Velasco habría salido, en la investigación de Penta, ligado a la sociedad Cactus Consultores. Ésta se creó a mediados de 2010 con un capital inicial de $ 2 millones y entre sus actividades está realizar asesorías en temas económicos y financieros.

La línea de trabajo de la Fiscalía de Alta Complejidad Metropolitana Oriente, en esta hebra del caso Penta, es investigar y verificar que las boletas emitidas a empresas Penta por personas vinculadas a nivel laboral con los candidatos (parlamentarios y presidenciales) correspondan a trabajos realizados y no sean un método para desviar dinero a las campañas políticas.

El presidente de Renovación Nacional también se refirió a este tema: "Dicen que Velasco hacía charlas, y que por eso daba facturas, no me vengan con cosas... esas son platas de campaña”, dijo Cristián Monckeberg.

El foco sobre la UDI

La PDI también realizó diligencias en la empresa Vox Comunicaciones, fundada por los ex ejecutivos de Cencosud Laurence Golborne, cercano a la UDI, y Gabriele Lothholz en 2009.

El ex ministro y precandidato presidencial ha sido vinculado al Pentagate por la supuesta existencia de facturas pagadas por Empresas Penta a esta compañía. Según Ciper Chile, Bravo ha asegurado que habría al menos cuatro facturas pagadas por la empresa de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín a Vox Comunicaciones.

Tras la incautación, la consultora de comunicación estratégica, ubicada en Providencia, envió una declaración pública señalando que “entregó la información requerida y voluntariamente aportó antecedentes y documentación”, con el fin de “colaborar con el pronto esclarecimiento de los hechos investigados”.

Los detectives llegaron también a la oficina del ex senador de la UDI, Jovino Novoa, con una orden de incautación, según consignó La Tercera.

La diligencia no se concretó, ya que Novoa no estaba en el lugar. Pese a esto, había instruido a sus asesores para que entregaran toda la información, por lo que los antecedentes serían puestos a disposición de la Fiscalía este viernes.

Jovino Novoa es el guardián de la doctrina del partido y quien golpea la mesa para defender el statu quo político, pues representa la línea que identifica a los sectores más conservadores del país, entre ellos, una parte importante del empresariado.

Según un artículo del sitio de investigación periodística Ciper Chile, el ex senador e histórico “coronel” de la UDI, figura como la persona que decidía a qué candidatos debían asignarse las platas de Penta. Esto, a partir de las imputaciones formuladas por el ex ejecutivo del grupo, Hugo Bravo, involucrado en la investigación por el caso Fraude al FUT.

Bravo habría declarado ante la Fiscalía que “existiría un sistema de recaudación para las campañas del gremialismo totalmente divorciado de las normas que regulan el financiamiento de la política” y que “habría puesto una millonaria suma directamente a disposición del partido y que una de las figuras más emblemática de la UDI, el ex senador Jovino Novoa, habría sido el encargado de distribuirla entre las candidaturas que la colectividad priorizaba”.

Según esta versión, la senadora Ena Von Baer fue una de las más favorecidas por las supuestas decisiones de Novoa. De acuerdo a fuentes ligadas a la investigación, las pesquisas de este caso llevarían a la PDI a hacer diligencias en la tienda de calle Suecia.

A pesar de la forma en que han recibido el golpe los rostros políticos del Pentagate, el fiscal metropolitano oriente, Alberto Ayala, aclaró que en el Ministerio Público no persigue a “políticos, creencias ni personas de ninguna naturaleza”, sino que va tras las empresas vinculadas a Penta.

Bachelet: el blanco de la UDI

Desde la Alianza han salido diversas voces a poner el foco en la Presidenta Michelle Bachelet. De hecho, ya estarían recabando información relativa a su campaña.

El diputado UDI José Antonio Kast –mencionado entre los nombres investigados por la Fiscalía– señaló que “¿alguien me puede decir que Michelle Bachelet en su campaña no sabe que Endesa, donde el presidente es Jorge Rosenbluth, le aportó una cantidad importante de los 500 millones de pesos que ellos definieron como aportes legítimos a campañas políticas? No. Yo creo que todas las personas que llevan las campañas, en términos generales, saben; que nadie quiera decir nada, es otra cosa”.

El ex ministro de Agricultura, Luis Mayol también se sumó a las declaraciones de Kast, apuntando al financiamiento de diversos sectores empresariales a la campaña de la actual mandataria. "Todos saben cómo se han financiado las campañas, lo cual no es ilegítimo. Se sabe perfectamente bien y lo sé como dirigente empresarial a nivel alto, que sobre todo al empresariado de capitales extranjeros le gusta jugar fichas a ganador y el país sabía, y las encuestas así lo decían antes de las elecciones, qué sector iba a ganar”, aseguró.

En tanto, la ex ministra de la Segegob, Cecilia Pérez (RN), señalaba que "no me parece que el Gobierno trate de establecer que acá hay eventuales culpabilidades de parte de un sector político, diciendo que ellos no van a amparar un manto de impunidad, cuando saben perfectamente que si se investigara otro tipo de grupos económicos, lo más probable, es que eso también salpicaría para la Nueva Mayoría”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV