domingo, 29 de mayo de 2022 Actualizado a las 19:15

Moody’s alerta por Banco Pine, el mismo que emitió Huaso Bond en 2012 (actualizada)

por 4 febrero, 2015

Moody’s alerta por Banco Pine, el mismo que emitió Huaso Bond en 2012 (actualizada)
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En diciembre de 2012, Banco Pine se convirtió en la primera empresa brasileña en financiarse en moneda chilena, al emitir un “huaso bond” por 1,5 millones de UF, equivalentes a unos US$ 72 millones de la época. Esta colocación logró una tasa de 6,75% y tuvo como asesores financieros a Celfin Capital, BTG Pactual y JP Morgan.

Dos años después, el banco que fue calificado con perspectivas estables y con una A- para su línea de bonos por Feller Rate, sufre los avatares de la economía brasileña y un deterioro de su cartera de préstamos.

El gran negocio del Banco Pine S.A. siempre ha sido el dar crédito a las compañías constructoras y productores de azúcar. Pero hoy esa exposición le juega en contra y se le está haciendo más difícil encontrar financiamiento, cuyo costo se ha elevado desde que Moody’s Investors Service recortó su rating a Ba2 desde Ba1 el 26 de enero pasado.

Los bonos de Pine están siendo considerados “distressed debt” o deuda problemática, según informó Bloomberg.

Las notas de alerta, sin embargo, no han afectado mayormente la cotización del “huaso bond” de Pine. Aunque resulta difícil decirlo porque localmente no se transa desde el 27 de enero. Ese día marcó UF + 6,40% con 98,99% de su valor par y duration 2,66. Afuera, se transa a 96% de su valor par y hace dos meses registraba 104%.

De acuerdo a los antecedentes de Bloomberg, que datan de junio de 2014, Moneda Asset Management tenía el 22,53% de estos papeles con 338.000 UF en su fondo Moneda Renta CLP, lo que equivale a poco más de US$ 13 millones; y BCI Administradora de Fondos Mutuos contaba en múltiples portafolios con un 4,63% de los bonos emitidos que sumaban un total de 70.000 UF, es decir, unos US$ 2,7 millones. En tanto que CorpBanca AGF también manejaría estos bonos en sus carteras, detentando cerca del 9,2% de las posiciones con unas 138.000 UF o US$ 5,3 millones, según información a diciembre del año pasado*.

Al menos en estos tres inversionistas locales, según la información de Bloomberg, se concentran cerca de 576.000 UF; esto es, un 36% del 1,5 millón de UF emitido originalmente por Banco Pine.

El precio de la acción del Banco Pine, que responde a un mercado más líquido, ha caído 44,44% en las últimas 52 semanas, lo que contrasta con el Bovespa que ha subido 5,25% en el mismo período o índices que toman en cuenta este papel, como el Tag Along que se empina 10,88%. Ayer, el papel de esta entidad financiera, en todo caso, repuntaba cerca de 7,2%.

El desplome del mercado

La pérdida de confianza de los inversionistas en Pine aumentó en la medida que la investigación de corrupción en Brasil alcanzó al sector construcción –cuyas principales empresas han sido acusadas de estafar al gigante petrolero Petrobras– y que el desplome del azúcar hace que más productores caigan en cesación de pagos.

“Esperamos ver mayores provisiones y los costos de fondeo deberían subir para Pine”, señaló Samuel Torres, un analista de Fator a Bloomberg.

El lunes 2 de febrero pasado, el banco emitió un comunicado donde adelanta que sus resultados los dará a conocer el próximo 9 de febrero, aunque advierte que su balance es “altamente robusto, con una posición de caja líquida por encima de su patrimonio, y alrededor del 40% de los depósitos”.

En septiembre pasado, el índice de Basilea del Banco Pine era de 13,8%, casi tres puntos porcentuales por encima del mínimo exigido por el Banco Central.

Respecto de su cartera crediticia, el Banco Pine informa que efectivamente el 14% de su cartera corresponde a grandes empresas del sector azucarero y del etanol y que el 12% corresponde a operaciones que reúnen a la industria de la construcción civil, enfocada en obras residenciales y comerciales. “Resaltamos que ambas carteras poseen elevados porcentajes de garantías reales”, señala el comunicado.



Al mismo tiempo, agrega que “apenas cerca del 3% de la cartera de crédito que está clasificada en el sector infraestructura, está relacionada de alguna forma con las investigaciones en curso”, aludiendo al escándalo de corrupción en torno a Petrobras.

Lo que se dijo

Cuando se colocaron los bonos en Chile en 2012, Feller Rate sólo tuvo comentarios positivos hacia el manejo crediticio de Pine. “Los clientes de Banco Pine están prácticamente en todos los sectores de la economía, por lo que su portafolio está debidamente diversificado por industria, siendo los sectores más relevantes los de azúcar y etanol, y construcción civil, que en conjunto representan en torno al 29% de la cartera”.

En el prospecto de la emisión, la entidad se presentó como “un banco brasilero, que ofrece una amplia gama de servicios financieros. Principalmente se centra en los clientes corporativos con ingresos anuales superiores a los R$500 millones (unos US$ 250 millones de la época)”. El control lo ejerce desde 2005 un accionista único que es Norberto Pinheiro y la institución se fundó a fines de los años 30.

En la SVS figura como representante de los tenedores de bonos locales, el Banco de Chile. La colocación correspondió a los llamados “huaso bonds”, opción a través de la cual se buscó abrir el mercado chileno a emisores extranjeros, los cuales podían colocar deuda en UF. Se veía como una oportunidad para los inversionistas de acceder a un rango más amplio y diversificado de empresas.

Previo a la colocación del Banco Pine se produjo la de la inmobiliaria mexicana Geo SAB, en agosto de 2012, que emitió deuda equivalente a unos US$ 16,1 millones a una tasa de 7,8%. Anteriormente, lo habían hecho América Móvil y Banco Crédito del Perú.

Según abogados con cierto conocimiento en este tipo de emisiones, “los huaso bonds no funcionaron, básicamente por una cuestión de arbitrajes y tamaño de mercado, que por un tema de regulación”.

*Este miércoles desde CorpBanca informaron que la información que aparece en Bloomberg no está actualizada y que la firma vendió su posición en la deuda de Banco Pine en junio de 2014. Por ende, su exposición a dicha empresa no es real y en consecuencia, la exposición local es menor al 30%, considerando sólo a Moneda y BCI.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV