sábado, 27 de noviembre de 2021 Actualizado a las 14:49

Presión para que corte su deuda obliga a Telefónica a reducir a la mitad su presencia en China Unicom

por 11 junio, 2012

Presión para que corte su deuda obliga a Telefónica a reducir a la mitad su presencia en China Unicom
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Telefónica reduce a la mitad su presencia en China Unicom La operadora vende el 4,56% de su aliada china China Unicom por 1.128 millones de euros a la propia compañía china. La empresa presidida por César Alierta mantendrá el 5% de su socia asiática. Las plusvalías podrían rondar los 700 millones de euros.

Acuciada por los mercados, que le demandaban una reducción de la deuda de 57.000 millones de euros que mantiene, la operadora española ha decidido deshacerse de parte de su joya de la corona asiática: el 9,8% de su participación en China Unicom, el segundo operador de telecomunicaciones en China con 364 millones de abonados. Hace poco, el presidente de Teléfonica, César Alierta, defendía que su presencia en su homóloga china “era para siempre”.

La operadora, a través de un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), anunciaba la venta del 4,56% de su participación del 9,8% en China Unicom por un valor de 10.963 millones de dólares de Hong Kong (1.128,9 millones de euros). El comprador es una filial de la propia China Unicom, que adquiere así casi un millón de acciones por un valor de 10,21 dólares de
Hong Kong.

La cantidad supone un 1,8% menos del precio que marcaron las acciones de la operadora el pasado viernes en Hong Kong, donde cotiza la sociedad.

En el comunicado, la operadora no menciona ningún tipo de plusvalía, pero en 2005 adquirió el 5% de China Netcom, posteriormente fusionada con China Unicom, por 418 millones de euros. Así, las plusvalías brutas podrían superar los 700 millones de euros.
El acuerdo, según reza el documento enviado al organismo regulador, “está sujeto a la obtención de las autorizaciones pertinentes, y se prevé que quede concluida no más tarde del 31 de julio de 2012”. La compañía española justifica la venta “reflejo de la decisión del Consejo de Administración de Telefónica de gestionar de forma proactiva su cartera de activos”.

Según la operadora, la venta no disolverá la alianza industrial entre ambas para reforzar su actividad en “clientes multinacionales, negocios internacionales, compras, roaming y tecnología”. China Unicom tiene en marcha un ambicioso plan de ¡nversiones en China para implantar la tecnología móvil 3G, que apenas tiene penetración en el gigante asiático.

La venta parcial supone que Telefónica permanecerá como accionista de China Unicom con un 5% del capital, lo que permitirá a César Alierta, presidente de Telefónica y consejero de la asiática, permanecer entre la directiva de la compañía china. Una actividad que le reportó 248.000 yuanes (31.450 euros) el año pasado.

Con la venta, el Estado chino se refuerza en la operadora. Tras la operación, la filial de China Unicom queda configurada de la siguiente manera. Por un lado, dos grandes socios industriales, la propia China Unicom, con un 62%, seguida de Telefónica, que con un 5% se queda como segundo mayor accionista. Por otro lado, pequeños accionistas chinos e internacionales. Los asiáticos controlan el 13% de los títulos, mientras que el 19,5% restante está en manos de inversores de Hong Kong y Nueva York.

La operadora española lleva presente en China desde 2005, tras la compra del 5% de China Netcom por 418 millones de euros. Tres años más tarde, la operadora china se fusionó con su homóloga China Unicom, donde la operadora pasó a controlar el 5,38% del capital.

Posteriormente, Telefónica fue aumentando su participación con acuerdos bilaterales entre los dos operadores: la española incrementaba su presencia en la china y viceversa. En la actualidad, China Unicom controla el 1,37% del antiguo monopolio y tiene derecho a un consejero.

El movimiento augura más actividad corporativa en Telefónica. Alierta se comprometió recientemente a rebajar la deuda del grupo en 7.000 millones de euros a lo largo de este año. Para ello, otras posibilidades abiertas son la OPV de su actividad en Alemania o la de su negocio en Latinoamérica.

Telefónica no es la única compañía que está deshaciendo posiciones en el mercado chino. El pasado tres de mayo, el fondo soberano de Singapur, Temasek, se deshizo de 2.400 millones de dólares en acciones del Banco de China y del Banco de Construcción de China, dos de las principales entidades financieras del gigante. El grupo holandés ING se ha puesto en marcha para buscar comprador para su filial china, junto a la india y surcoreana, por 7.000 millones de dólares.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV