miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 08:42

Desaceleración se prolongará todo 2013 y construcción y comercio caerían a la mitad

por 5 noviembre, 2012

Desaceleración se prolongará todo 2013 y construcción y comercio caerían a la mitad
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, aseguró la semana pasada que los síntomas de desaceleración económica son visibles desde septiembre y adelantó que el Imacec del mes pasado y que se conocerá esta semana, dará muestra del menor dinamismo.

Los economistas, que esperan que el indicador oscile entre el 2% y 3,5%, coinciden en que esta desaceleración ya es evidente y que se prolongará con seguridad hasta el primer semestre de 2013 y, muy probablemente, estará presente todo el próximo año.

Este menor dinamismo sería, según los expertos, consecuencia no sólo de un efecto de contagio del frente externo, sino que también de una economía chilena que habría tocado techo. Esto se reflejaría en el menor ritmo de crecimiento de puestos de trabajo, en el gasto y en la inversión. Por el lado industrial, los síntomas se han comenzado a percibir en el sector exportador y en la producción manufacturera.

Impacto por sectores

Algunos economistas señalan que los rubros más ligados al mercado internacional, acusarán con más fuerza la desaceleración. Otros estiman, sin embargo, que los sectores que han demostrado un mejor desempeño en el último tiempo, como el comercio, la minería, la construcción y los servicios, serán los más impactados, creciendo incluso la mitad de lo que lo han hecho este año.

Así, construcción, que en 2012 estaría según los economistas entre 6% y 10%, podría el próximo año crecer sólo un 2,3%. El peor desempeño se explicaría por la mayor incertidumbre en la entrada de proyectos mineros.

Cecilia Cifuentes, economista de Libertad y Desarollo, aclara que esta moderación obedecería a la desaceleración del gasto y a la mayor exposición que presenta esta industria al ciclo económico.

Para el sector manufacturero, uno de los más azotados por el panorama externo (de hecho, en lo que va del año ha crecido sólo un 1,8%) BICE Inversiones proyecta una desaceleración en el cuarto trimestre de 2012 de 2,5% frente al 2,9% del total del año.

Andrés Concha, presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) comparte que la desaceleración ya está en Chile, pero asegura que su impacto “es moderado”.

Por el lado del comercio, cuya tasa se sitúa entre el 6% y 8% para este año, podría frenarse hasta un 4%, igual que el retail. Rodrigo Aravena, economista jefe de Banchile, explica que el comercio registró en septiembre una caída pero que, además, se observó una señal adicional: una baja en los bienes durables. El sector servicios, otro de los más señalados por el mercado, podría reducir su tasa del 8% estimado para 2012 a un 4% en 2013, según Alejandro Alarcón, economista y ex gerente general de la Asociación de Bancos.

En minería, las opiniones son contrapuestas. Algunos aseguran que será una de las áreas más impactadas, mientras que otros esperan estabilidad en las cifras, como Cifuentes, quien cree que el sector no sufrirá una baja tan significativa dado que ha registrado un crecimiento ligeramente bajo en el último tiempo.

Menor crecimiento por causas también internas

No sólo la incertidumbre de los mercados externos influiría en las proyecciones del PIB. Los expertos, que vaticinan un desempleo cercano al 7% y una inflación también similar al 3% en 2013, coinciden en que asistimos a una desaceleración del ciclo en Chile. El académico de la Universidad de Chile, Ricardo Ffrench-Davis, sostiene que las perspectivas de PIB para el próximo año están bajo el 5%, cifra que refleja lo que sucede fuera y dentro del país. “Agotamos la reutilización de capacidades. Somos demasiado intensos en importaciones y esto demuestra una fuerte falencia en la economía chilena”, asegura.

Es más, Alejandro Fernández de Gemines, afirma que la desaceleración estaría más influida por factores internos. “No hay posibilidades de seguir creciendo por encima del potencial de la economía. Con un empleo que va a crercer más lento, con una tasa de inversión que no se ha recuperado completamente, diría que las posibilidades de crecimiento están acotadas a un rango entre 4% y 5%”. Por su parte, Mario Arend, de Celfin Capital, comparte la misma tesis y asegura que la economía ha cerrado sus brechas de capacidad. Para Andrés Concha algunos ejemplos de impedimentos internos son, entre otros, “los problemas de la biomasa pesquera y los atrasos que estan experimentando proyectos de inversion en los sectores de energía y minería”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV