miércoles, 27 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:04

Autor Imagen

Reforma a la Cancillería: promesas incumplidas

por 5 junio, 2012

Un país que confunde la inversión en Diplomacia con gasto, debilita inadvertidamente la estructura de su propio Estado y lo deja expuesto a que mezquinos intereses particulares o bien sofisticadas visiones intelectuales alejadas de la realidad del país, interfieran en la formulación y ejecución de su política exterior. En este escenario, hoy la Cancillería no puede garantizar que podrá cumplir debidamente sus funciones en los próximos años, escenario poco promisorio.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La modernización de la Cancillería ha sido una promesa reiterada en este gobierno y los anteriores. El último anuncio lo hizo el propio Presidente Piñera el pasado 21 de mayo lo que refleja que, claramente, el interés por llevar a cabo una reforma está presente en las intenciones del Mandatario ¿Qué explica entonces que no se avance en este tema? Existen varias razones: la Cancillería históricamente cuenta con una alta aprobación ciudadana y los políticos no ven su modernización como un caudal importante de votos. Por otra parte, hay grupos de interés, dentro y fuera de la Cancillería,  que sólo se interesan en cambios que les permitan conservar sus actuales cuotas de poder o influencia, pareciendo no tomarle el peso a la importancia de una reformulación de su cartera para el futuro de nuestras relaciones internacionales.

Sin duda que nuestra Cancillería realiza muchas gestiones valiosas, como la atención a nuestros compatriotas en el exterior, donde los consulados han respondido de manera excelente frente al apoyo requerido por los chilenos y también los han auxiliado en forma oportuna ante crisis como las de Japón, Egipto, y Nueva Zelandia, entre otras materias.  También se valoran los intentos por reformular PROCHILE y la Dirección General de Asuntos Consulares y de Inmigración.

Un país que confunde la inversión en Diplomacia con gasto, debilita inadvertidamente la estructura de su propio Estado y lo deja expuesto a que mezquinos intereses particulares o bien sofisticadas visiones intelectuales alejadas de la realidad del país, interfieran en la formulación y ejecución de su política exterior. En este escenario, hoy la Cancillería no puede garantizar que podrá cumplir debidamente sus funciones en los próximos años, escenario poco promisorio.

En el ámbito político, sin embargo, la realidad de la Cancillería es otra. Por décadas, se han destinado recursos mínimos a capacitación y no se han formado cuerpos de especialistas en las áreas sensibles de nuestra política exterior. Adicionalmente, no existe una real carrera funcionaria.

Un país que confunde la inversión en Diplomacia con gasto, debilita inadvertidamente la estructura de su propio Estado y lo deja expuesto a que mezquinos intereses particulares o bien sofisticadas visiones intelectuales alejadas de la realidad del país, interfieran en la formulación y ejecución de su política exterior. En este escenario, hoy la Cancillería no puede garantizar que podrá cumplir debidamente sus funciones en los próximos años, escenario poco promisorio.

Necesitamos un rediseño de la política exterior. La modernización de la Cancillería debe incluir, además, una reforma al estatuto orgánico y de personal, pues resulta insólito que ambas daten de 1978 y 1979, respectivamente. Se requiere que la carrera funcionaria sea objetiva y transparente, de manera que nuestros diplomáticos tengan más espacios para ejercer su profesión y los embajadores de carrera sean nuestros únicos representantes en el exterior.

Contar con una Cancillería moderna y con diplomáticos capacitados para defender los intereses permanentes del Estado no es un lujo de país desarrollado, sino una necesidad de país en desarrollo. Esto cobra ahora incluso más relevancia, debido a que los funcionarios diplomáticos tendremos una nueva e importantísima responsabilidad: garantizar el correcto funcionamiento del voto de los chilenos en el extranjero.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV