sábado, 27 de noviembre de 2021 Actualizado a las 10:10

Autor Imagen

Johnson's y la expansión urbana

por 12 junio, 2012

No es un misterio para nadie que, sin la oportuna decisión del SII, Cencosud no habría adquirido la fallida, hoy reluciente con el capital aportado por el rey Midas. Y para que exista igualdad de oportunidades para todos los que pagan impuestos en Chile estamos seguros que el SII, con la mejor predisposición, también condonará las multas e intereses de las empresas medianas y chicas que se lo soliciten por escrito.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todos nos sorprendimos cuando supimos que el Servicio de Impuestos Internos (SII) condonó las multas e intereses de una antigua deuda morosa de la multitienda Johnson's, la que fue adquirida, inmediatamente después de ese singular perdonazo, por Cencosud el rey del retail en Sudamérica.

Ese magnífico regalo fue de 120 millones de dólares y fue justificado por el SII ya que así se evitaba la quiebra de esa empresa con el perjuicio implícito para sus miles de trabajadores que quedarían cesantes, aparte de que con esa pragmática medida el Estado recuperó el capital adeudado.

Gracias a esa operación tributaria los controladores de Johnson's recibieron de Horst Paulmann la no despreciable suma de 64 millones de dólares y Cencosud, ahora que tiene el 86% de las acciones de la anterior, agranda su imperio económico con las más de 30 tiendas que tiene en todo el país la salvada por la institucionalidad que cautela los intereses financieros del país.

Como contrapartida, la multitienda Ripley, hermana de Johnson's, dispone ahora de la tienda ancla más grande, moderna y espectacular en el mall de Costanera Center, próximo a abrir sus automáticas puertas.

No tenemos ninguna duda de que Ripley, con sus cuatro hermosos rostros televisivos en sus campañas promocionales, quedará abarrotada por los impacientes consumidores de bienes pagados con las flamantes tarjetas de crédito que tienen los ABC1 y en mayor medida por las que poseen los compatriotas C2 y C3, los mismos que no son del agrado de un arquitecto amigo de Piñera, quien por su lenguaraz comportamiento, ya no es decano de una universidad privada sin fines de lucro.

No es un misterio para nadie que, sin la oportuna decisión del SII, Cencosud no habría adquirido la fallida, hoy reluciente con el capital aportado por el rey Midas. Y para que exista igualdad de oportunidades para todos los que pagan impuestos en Chile estamos seguros que el SII, con la mejor predisposición, también condonará las multas e intereses de las empresas medianas y chicas que se lo soliciten por escrito.

No es un misterio para nadie que, sin la oportuna decisión del SII, Cencosud no habría adquirido la fallida, hoy reluciente con el capital aportado por el rey Midas. Y para que exista igualdad de oportunidades para todos los que pagan impuestos en Chile estamos seguros que el SII, con la mejor predisposición, también condonará las multas e intereses de las empresas medianas y chicas que se lo soliciten por escrito.

Ello, por cuanto todos los actores de los distintos sectores que producen e intercambian mercancías para que funcione el mercado merecen el mismo trato por parte de papito fisco. Entendemos que si el SII se niega a aplicar la misma vara, arreciarán las críticas por todos lados y Piñera nuevamente bajará en las encuestas de opinión, tan valoradas por los ministros que tienen sus amplias oficinas en el Monumento Histórico de La Moneda.

En otro ámbito de materias, debemos tener presente que el gobierno para satisfacer las ansias de los especuladores con el recurso suelo, sin escuchar al Colegio de Arquitectos de Chile y a 63 organizaciones ciudadanas que velan por la transparencia como asimismo promotoras del desarrollo urbano sustentable, en sigilo envió a la Contraloría una resolución administrativa titulada PRMS-100 que modifica el uso de suelo de 10 mil hectáreas agrícolas, es decir, localizadas más allá los límites urbanos, para transformarlas en aptas para negocios inmobiliarios llamados condicionados por sus avispados promotores.

La Cámara de la Construcción y su subordinado ministerio de Vivienda propalan que en el Gran Santiago quedan solo 1.800 hectáreas para construir casas o edificios residenciales, lo que ha sido desmentido por el editor del “Boletín del Mercado del Suelo en Santiago”, documento que es utilizado recurrentemente por aquellos que se desenvuelven en el negocio inmobiliario y por los propios funcionarios del aludido ministerio.

Es del caso señalar que el proyecto PRMS-100, ya fue rechazado en su oportunidad por la Contraloría por motivos de forma y fondo, pero majaderamente después de ciertos arreglos cosméticos, fue ingresado de nuevo por el gobierno en la Contraloría para su toma de razón.

Pero existió un lamentable olvido ya que el mismo no fue votado por el Consejo Regional (CORE) Metropolitano, no contó con la necesaria Evaluación Ambiental Estratégica (EAE), exigida por la nueva legislación ad hoc, hasta estos días la opinión pública desconoce los nombres de aquellos que obtendrían las plusvalías patrimoniales derivadas por los nuevos usos de suelo, no existió un adecuado proceso de participación ciudadana y se vulneró la restrictiva legislación que tienen los predios rústicos de 0,5 hectárea (parcelas de agrado) acogidos al DL 3.516 de 1980, habida consideración que en esas 10 mil has hay un cierto porcentaje de esas subdivisiones que se deben mantener como agrícolas.

Sería lógico que el gobierno, tan preocupado del resultado de las encuestas, se haga un mea culpa, retirando de la Contraloría su antojadizo proyecto expansivo para someterlo a un proceso participativo, tal como se procede en las democracias de los países desarrollados. Como vemos los dos casos relatados se asemejan bastante.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV