martes, 26 de enero de 2021 Actualizado a las 22:41

Autor Imagen

La derrota de los alcaldes sin alma

por 6 noviembre, 2012

¿Podrán terminar con las mafias inmobiliarias que destruyen los barrios y especulan con los precios de las viviendas y terrenos? ¿Podrán lidiar con los burócratas municipales que extienden los certificados de medición social, otorgan permisos de edificación, patentes de alcoholes y otras decenas de “licencias” poco transparentes?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No basta ser eficientes y dirigir comunas ricas. Además es necesario tener “alma” es decir poder comunicarse con el pueblo. Labbé, Sabat y Zalaquett fueron alcaldes por varios períodos y parecían invencibles. Fueron derrotados por tres mujeres con una cara amable y humana. En cierto sentido con algo del “ángel” que rodea a la Michelle.

El voto duro del Partido Comunista que ronda históricamente en el 5 %, donde disciplinadamente no hay abstención, puede equivaler cuando la abstención llega a un 60 % a un 8 % efectivo. El pacto por omisión  aplicado con ellos en esta elección municipal y con tanta abstención, ha funcionado bien. Considérese ese 8 % en las tres mujeres ganadoras y se explicará algo del vuelco en las tres comunas del centro de Santiago.

Pero además se trata de comunas con grandes establecimientos educacionales en que los movimientos estudiantiles de estos dos años  y la adhesión de los padres y apoderados, han tenido un impacto  transversal en las capas medias.

¿Podrán terminar con las mafias inmobiliarias que destruyen los barrios y especulan con los precios de las viviendas y terrenos? ¿Podrán lidiar con los burócratas municipales que extienden los certificados de medición social, otorgan permisos de edificación, patentes de alcoholes y otras decenas de “licencias” poco transparentes?

¿Qué cambiará en estos tres municipios y en estas comunas?

Administrarlas es un problema complejo de gestión. No se trata sólo de recolectar la basura, de mantener los jardines y pavimentos, cambiar y asignar nuevos nombres a las calles y terminar con los tacos y cruces peligrosos. Además ¿serán capaces de contemplar los problemas de la discapacidad? ¿Y el de los adultos mayores, que no quieren aislarse de la vida activa? ¿Y del medio ambiente contaminado? ¿Y del transporte  intercomunal? ¿Y de dotar con más espacios iluminados con internet gratuita de banda ancha? ¿Y saber recibir y acoger a los inmigrantes de países hermanos que llegan a Chile huyendo del desempleo? ¿Y mejorar las escuelas públicas y sus profesores?

Y ¿podrán terminar con las mafias inmobiliarias que destruyen los barrios y especulan con los precios de las viviendas y terrenos? ¿Podrán lidiar con los burócratas municipales que extienden los certificados de medición social, otorgan permisos de edificación, patentes de alcoholes y otras decenas de “licencias” poco transparentes?

Y finalmente, ¿podrán acometer estas tareas sin llenarse de funcionarios a contrata y a honorarios que desangran las arcas municipales?

Durante el año en que estos tres municipios renovarán sus quehaceres, la mirada del pueblo y la opinión pública estará fija en ellos y será determinante en lo que pase en las muy cercanas elecciones parlamentarias y presidenciales del 2013.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV