miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 17:23

Opinión

Autor Imagen

Otro partido: la pregunta que nadie hace en la centro derecha

por 9 noviembre, 2012

Otro partido: la pregunta que nadie hace en la centro derecha
Está surgiendo la necesidad de una nueva Falange Nacional (que nace del mundo conservador) capaz de tomar riesgos y de pagar costos por construir, defender y difundir los principios de la Doctrina Social de la Iglesia en una “nueva síntesis humanista” que luche por un desarrollo humano integral de la persona.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

615.103 fue el número de electores de centroderecha que habiendo votado en las municipales 2008, no lo hicieron el 2012. De ahí una primera conclusión. En el nuevo sistema de voto voluntario, la capacidad de movilizar a los propios es tanto o más importante que la de intentar convencer a los adversarios.

Por eso, una importante pregunta que debería hacerse la centroderecha es: ¿Por qué los partidos de gobierno no fueron capaces de motivar a esos más de 600 mil electores que se quedaron en su casa?

La respuesta no es otra que la falta de contenido de los actuales partidos de la Alianza, capaz de motivar a todo el electorado histórico y nuevo de la centroderecha.

Esos 615.103 electores de la Alianza que no votaron en las municipales 2012 se encuentran en un vacío de liderazgo político que no es menor, pues esta cifra representa nada menos que el 23 % del electorado de la centroderecha.

La siguiente pregunta, entonces, es: ¿Serán capaces los actuales partidos políticos de la Alianza de captar ese electorado o es necesario que surja un tercer partido en la centroderecha que logre ese objetivo?

Al menos una parte importante de los 615.103 electores de la centroderecha que no votaron el 2012 necesitan un canal de expresión y participación política distinto al ofrecido por los actuales partidos de la Alianza. Por eso, resulta muy llamativo que nadie en la Alianza por Chile, haya hecho la pregunta: ¿Es hora de un tercer partido político para la centroderecha chilena?

La UDI y RN son partidos ya maduros, con poder, con mucho que perder, que necesitan ser cada vez más inclusivos y, por lo tanto, con el riesgo latente de desdibujar su núcleo y mensaje, y cuando no hay sustancia sólida o un mensaje claro y contundente, la motivación para muchos simplemente no alcanza.

Es por eso que considero que, al menos, una parte importante de esos 615.103 electores de centroderecha, buscan un liderazgo capaz de tomar riesgos, sin complejos, sin lastres pendientes y con un contenido claro y nítido, que sea capaz de reactualizar un conjunto de principios que, guste o no, siempre han marcado la cosa pública en nuestro país. Me refiero a la Doctrina Social de la Iglesia.

Al parecer, está surgiendo la necesidad de una nueva Falange Nacional (que nace del mundo conservador) capaz de tomar riesgos y de pagar costos por construir, defender y difundir los principios de la Doctrina Social de la Iglesia en una “nueva síntesis humanista” que  luche por un desarrollo humano integral de la persona.

Un nuevo referente que tenga conciencia que una sociedad no puede fundarse sólo en reglas de mercado y que la economía no puede ser autónoma, sino que necesita estar sujeta a principios de carácter moral, sin los cuales el mercado no es capaz de producir cohesión social y un desarrollo armónico que se oriente a un auténtico bien común.

Hoy día, la lucha principal en la arena pública tiende a centrarse en más o menos derechos individuales y más o menos Estado; sin embargo, existe una lucha mucho más de fondo que los actuales partidos de la Alianza por Chile no han sido capaces de captar. Es una lucha por una nueva visión del hombre y de la sociedad.

Por eso es que no sorprende el triunfo de un movimiento estudiantil de la Universidad Católica llamado “Solidaridad”, que en las últimas elecciones de la FEUC logró pasar a la segunda vuelta, derrotando nada menos que al histórico movimiento gremial y que ha declarado como tema central de su propuesta, una nueva vitalidad de la Doctrina Social de la Iglesia.

Al parecer, al menos una parte importante de los 615.103 electores de la centroderecha que no votaron el 2012 necesitan un canal de expresión y participación política distinto al ofrecido por los actuales partidos de la Alianza.

Por eso, resulta muy llamativo que nadie en la Alianza por Chile, haya hecho la pregunta: ¿Es hora de un tercer partido político para la centroderecha chilena?

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV