sábado, 3 de diciembre de 2022 Actualizado a las 02:06

Opinión

Autor Imagen

Isapres al debe

por 20 noviembre, 2012

Isapres al debe
Lo cierto es que al tema de las utilidades hay que añadir los resultados arrojados por un estudio sobre el mercado de salud, elaborado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y dado a conocer recientemente por el fiscal nacional económico. La investigación establece que el crecimiento de la rentabilidad no parece tener una explicación económica salvo por la excesiva concentración del mercado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La cifra histórica de ganancias obtenidas por las Isapres desde la creación del sistema, en 1981, reafirman la necesidad de exigir nuevos parámetros de transparencia y competencia en el sector. El hecho que durante enero y septiembre de este año sus utilidades llegaran a $ 66.352 millones y que estas fueran impulsadas básicamente por las alzas aplicadas por las aseguradoras al precio base de los planes, obliga a insistir en que el mercado de la salud necesita mayor nitidez y sinceramiento, pues hasta ahora no se ha hecho lo suficiente para mejorarlo.

Si a esto sumamos que todos los recursos de protección interpuestos para impedir las alzas son acogidos por las Cortes de Apelaciones —incluso sin alegatos—, fortalecemos la convicción de que el sector necesita un cambio urgente. Implementar un sistema de buscadores de planes de salud en línea y accesibles es un buen comienzo, mientras no tengamos un consenso sobre una reforma integral a la Ley de Isapres.

Lo cierto es que al tema de las utilidades hay que añadir los resultados arrojados por un estudio sobre el mercado de salud, elaborado por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y dado a conocer recientemente por el fiscal nacional económico. La investigación establece que el crecimiento de la rentabilidad no parece tener una explicación económica, salvo por la excesiva concentración del mercado. Un dato relevante es que dicha cifra es la más alta de los últimos 7 años (casi $1.000 millones más que la del año pasado) pero, además, es superior a la de las compañías de seguros generales (7,4 %), compañías de seguros de vida (11,7 %) y al sistema bancario (17,5 %), con un promedio de 35 %.

La experiencia indica que no basta la autorregulación, ya que las empresas no han podido —o querido— entregar en un formato homogéneo y comparable los datos completos, para facilitar la elección. Es por eso que necesitamos que la disposición y transparencia de la información sea un elemento obligatorio para todas las isapres y establecimientos de salud.

El reporte —que la FNE enviará al Congreso y debería ser analizado con mayor profundidad por las autoridades sectoriales— recomienda una propuesta que hemos planteando desde comienzos de este gobierno, que apunta a una modificación legal para implementar uno o más buscadores de planes de salud en línea y accesibles y, además, un sistema de información comparado de precios de prestaciones en establecimientos de salud.

El mencionado informe señala que debería existir un cotizador virtual de planes, atendidas las dificultades prácticas que presenta comparar la oferta de distintas isapres. Se estima que la construcción de este comparador de planes electrónicos puede contribuir de forma importante a la reducción de asimetrías de información en el sistema, aumentando la movilidad de los afiliados.

El Ministerio de Salud junto a las Isapres y el Sernac, han planteado como medida de autorregulación una estandarización de procedimiento para hacer comparables algunos valores. Eso no es suficiente y me parece una reacción a la medida de la industria. Para que los afiliados y los usuarios podamos recibir los beneficios de un mercado de salud competitivo y transparente, necesitamos medidas más directas que faciliten comparar en línea todos los indicadores del sistema y no los que la industria crea conveniente.

La experiencia indica que no basta la autorregulación, ya que las empresas no han podido —o querido— entregar en un formato homogéneo y comparable los datos completos, para facilitar la elección. Es por eso que necesitamos que la disposición y transparencia de la información sea un elemento obligatorio para todas las isapres y establecimientos de salud, de manera que se entregue de manera libre y accesible, para poder comparar efectivamente planes y aranceles.

Aquello permitiría eliminar la actual asimetría, imprimiendo claridad al sistema y contribuyendo a que los usuarios tomemos mejores decisiones. La salud requiere de más y mejor mercado, donde un Estado más robusto pueda exigir que los actores tengan disponible toda la información. La entrega de datos de fácil comprensión y comparable entre los distintos oferentes de planes fomenta la competencia en el sistema de salud, al reducir tanto las eventuales barreras de entrada al sistema de nuevos oferentes, como también las posibles barreras de salida a los afiliados.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV