miércoles, 29 de enero de 2020 Actualizado a las 06:38

Autor Imagen

La Haya: ¿improvisación o planificación?

por 2 diciembre, 2012

La Haya: ¿improvisación o planificación?
¿Será el último de los conflictos de índole territorial que mantenga Chile con el Perú? La respuesta, pese a que se ha dicho públicamente que con esto se solucionan todos los problemas de características fronterizas entre las partes, es que la actuación de los Estados es anterior al derecho y a cualquier tratado o ley que se busque establecer. No hay que olvidar que se dijo exactamente lo mismo a fines de la década de los 90’, con acuerdos bilaterales de por medio, y aquí estamos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Charles Maurice de Tayllerand, tal vez el máximo ejemplo de diplomático que ha dado la historia contemporánea, pronunció en su momento una frase que se considera como un verdadero axioma para todo funcionario diplomático que se jacte como tal: “En diplomacia puede hacerse de todo, menos improvisar”. Aquellas palabras realizadas hace aproximadamente 200 años, hoy más que nunca cobran un especial sentido para el caso de mantienen Chile y Perú en la Corte Internacional de Justicia, y por supuesto en lo que vendrá post Haya.

En los últimos días se han experimentado una serie de circunstancias que hacen que el clima en torno al próximo juicio comience a tomar un cariz de confrontación en un sentido discursivo, tanto entre las partes como también al interior de las mismas. El espectro político se mueve totalmente, demostrando en cada país que su posición es la que posee los argumentos más sólidos; y que la opinión pública se encuentra apoyando ciegamente, sobre la base de una representación político-partidista transversal, y estableciendo que este tema pertenece a una política de Estado. Y si a lo anterior se le suma una reciente resolución de un caso en la que una de las partes aún no hace reconocimiento público del mismo, se agregan ingredientes que aumentan la suposición y los cuestionamientos del actuar post fallo entre los países involucrados.

¿Será el último de los conflictos de índole territorial que mantenga Chile con el Perú? La respuesta, pese a que se ha dicho públicamente que con esto se solucionan todos los problemas de características fronterizas entre las partes, es que la actuación de los Estados es anterior al derecho y a cualquier tratado o ley que se busque establecer. No hay que olvidar que se dijo exactamente lo mismo a fines de la década de los 90’, con acuerdos bilaterales de por medio, y aquí estamos.

¿Tiene lo anterior algún objetivo claro, producto de una planificación bien sostenida, o simplemente es producto de la improvisación y del necesario “manejo político” de la situación? Me inclino por la última opción. No resulta posible, bajo ninguna perspectiva, comenzar a generar especulaciones sobre la actuación de un ente internacional públicamente, considerando tanto el ámbito interno como también la naturaleza tanto jurídica como política de la CIJ. Pero además, algo no menor es el hecho de que se establece una imagen negativa en torno a una situación que eventualmente puede darse, predisponiendo a una serie de actores a una conducta reactiva al proceso que actualmente se vive y el que vendrá.

Siempre he señalado que el tema de la CIJ entre Chile y Perú es un juego de suma cero, pero dados los recientes sucesos, prefiero esgrimir que la figura de suma se traduce en una resta en la actualidad. Los comentarios, suposiciones y eventuales “visiones” de cómo será la resolución de la Corte, no ayudan en absolutamente nada al clima que debiera imperar, más aún cuando es producto de la improvisación. Lo que realmente se debiera hacer es colocarse en una posición de cautela, cuidando siempre los comentarios que salen a la luz pública por las consecuencias que aquellos pueden provocar. Pero al mismo tiempo, se debe tener claro por parte de las autoridades que si se llegó a una instancia como la CIJ, fue por una clara falta de previsión sobre el asunto. Desde el punto de vista de Chile, el elemento sustancial de la improvisación y falta de pericia de algunos de los máximos representantes del Estado y del aparato burocrático que los sustenta, se encuentra totalmente al descubierto, cayendo justamente en lo que advirtió el diplomático francés citado.

Siendo así, e independiente de cuál sea la resolución que adopte la CIJ en el caso mencionado, resulta conveniente preguntarse ¿será el último de los conflictos de índole territorial que mantenga Chile con el Perú? La respuesta, pese a que se ha dicho públicamente que con esto se solucionan todos los problemas de características fronterizas entre las partes, es que la actuación de los Estados es anterior al derecho y a cualquier tratado o ley que se busque establecer. No hay que olvidar que se dijo exactamente lo mismo a fines de la década de los 90’, con acuerdos bilaterales de por medio, y aquí estamos. Si se desea hacer algo, es ver hacia adelante y tratar en lo posible de avizorar no como será el nuevo status territorial, sino que de establecer los mecanismos necesarios para que una situación similar no se repita.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Haciendo aguas

Envíada por Juan Carlos Cisternas Friz | 27 enero, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV