domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 10:50

Opinión

Autor Imagen

Dos noticias: una buena (Joe Ramos) y una mala (Manola Robles)

por 15 enero, 2021

Dos noticias: una buena (Joe Ramos) y una mala (Manola Robles)
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El economista Joseph (Joe) Ramos ha recibido el premio del “Economista del año 2020”, otorgado por elección de sus colegas. Llega a tiempo, porque pocos lo merecen tanto como él. Sus méritos son profesionales y especialmente humanos. Si bien nació norteamericano, es más chileno que los porotos, al asimilarse a nuestras principales virtudes. Llegó al país en 1965 y se incorporó de tal manera que en 2002 recibió nuestra nacionalidad por gracia.

Su principal área de especialización como economista es empleo y remuneraciones, además de Desarrollo Económico. Partió en Chile trabajando en PREALC (OIT) y después CEPAL, en que comenzó su relación con la Universidad de Chile para desempeñarse como Profesor Titular.

Su independencia personal la acompaña de su generosidad en el trato y el espíritu social, que  manifiesta en todas sus actuaciones.

Su  personalidad decidida le permite tener una visión de la vida más amplia que sus colegas de profesión y una autonomía en sus juicios que reflejan  la honestidad intelectual que lo caracteriza.

Doctorado en Columbia University, académicamente es un profesor  que usa su capacidad histriónica para hacer inolvidables sus enseñanzas, aprovechando las clases activas tradicionales de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN) para desarrollar la personalidad de los alumnos. Por sus méritos fue designado Profesor Emérito de la Universidad de Chile

Su amplia cultura le ha llevado a enseñar e interactuar no solo en Economía, sino en áreas como la Ética Social y la Religión. Su curso “Economía, Humanismo y Valores” se destaca. En sus palabras, ”los economistas son muy buenos para decir lo que pasó y pésimos para predecir lo que va a pasar”.

Joe fue una figura clave en el proceso de devolver a la FEN a la auténtica vida universitaria, caracterizada por la diversidad de opiniones y la libertad académica. Como Decano electo por sus pares, inició el proceso de cambio desde un centro dominado por el pensamiento extremista implementado por la dictadura, a su histórica colaboración de diversidad intelectual que hoy la caracteriza (fue Decano entre 2002 y 2006).

Su independencia personal  y su creatividad lo han llevado a participar activamente en numerosas actividades  de bien público, colaborando tanto en la esfera privada como la pública, entre ellas, diversas instituciones de carácter social como estatal. En esta última, la contribución al Gobierno en la Comisión Nacional de Productividad, que presidió, ha sido particularmente destacada desde 2015.

La mala noticia es que nos dejó Manola Robles, después de una larga enfermedad.

Es una figura inolvidable y admirable, como mujer y como profesional. Era muy reservada en lo personal, pero los testimonios la mencionan con admiración, en lo familiar, como colega y como profesora.

Su figura como periodista será inolvidable. Se convirtió en un símbolo de la lucha contra la Dictadura como reportera de la Radio Cooperativa, donde trabajó por 40 años; era la voz valiente que hablaba de los males del régimen, después de relatar lo que descubría en sus reportajes, especialmente las vulneraciones a los derechos humanos. Su calidad profesional la hacía respetada en todos los medios.

Cubrió en forma destacada todas las diferentes tareas que se le asignaron, no solo como reportera; también resaltó como conductora de programas y como editora periodística. Su última función era la de Editora de las Columnas de Opinión de la Radio Cooperativa, en que logró que fueran leídas las opiniones de redactores de diferentes profesiones, posiciones políticas y especialidades. El medio no solo era una emisora, sino también un espacio destacado de influencia intelectual. En vez de andar persiguiendo a eventuales columnistas para que escribieran, los interesados hacían cola para lograr un espacio donde darse a conocer, preocupados de aportar escritos valiosos para lograr un espacio.

No solo fue la figura emblemática de la Radio Cooperativa. Desde su egreso como titulada en la Universidad de Chile, en 1968, trabajó en varios medios, entre ellos la Radio Chilena y Ultima Hora, hasta su cierre por la Dictadura, y fue corresponsal de varios periódicos extranjeros. Fue agregada de prensa en Argentina entre 2001-2005 y posteriormente en España, durante el primer Gobierno de la Presidenta Bachelet. Los numerosos premios que recibió en su carrera son un testimonio de su valor profesional

Enseñó periodismo en la Universidad de Chile y su aporte significó progresos a innumerables estudiantes que aprovecharon el amor a su especialidad y a su Alma Mater, que le llevó a ampliar sus afectos al “Chuncho”. Como columnista siempre me dirigí a ella como “Lady Blue”. Como editora tenía la gran virtud de respetar la libertad de opinión de los columnistas, jamás censuró lo que recibía. A lo más, le señalaba educadamente que tenía que reducir la extensión, pero nunca recibí la observación de “Albo”, no latee.  Sus conocimientos en la esfera política y económica la hacían particularmente atractiva en la interacción con sus columnistas.

Fue una persona especialmente querible.

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV