miércoles, 12 de diciembre de 2018 Actualizado a las 12:37

Bancadas concertacionistas presentarán proyecto propio

Reformas laborales: ¿Y...dónde está el piloto?

por 2 octubre, 2009

Difícil encontrarle lógica a lo que está pasando en esta materia. Mientras la derecha toma palco tratando de reafirmar el hecho de que no es bueno para Chile que temas laborales se tramiten en medio de una elección presidencial, el oficialismo gira en medio de un torbellino de declaraciones en distintos sentidos y sin ninguna lógica, donde muchos no quieren perder el tradicional caballito de batalla electoral para sacar a la Alianza al pizarrón.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Justo cuando en la Concertación aseguran estar dándole los toques finales a los proyectos que reemplazarían las reformas laborales que el gobierno había optado por no enviar al Congreso durante la actual administración, la Presidenta Michelle Bachelet da un nuevo vuelco y aumenta la incertidumbre, asegurando que no ha descartado completamente tal posibilidad y la ministra Claudia Serrano dice lo contrario. Así las cosas, ya nadie entiende nada. Pero, pase lo que pase, las bancadas oficialistas seguirán adelante hasta concretar su anuncio, idealmente, el miércoles 7 de octubre. Para ello, los diputados esperan sumar a su iniciativa a la CUT y al comando del presidenciable oficialista Eduardo Frei. ¿Probabilidad de avance? Casi nula.

Lo cierto es que los proyectos que aún afinan las bancadas está destinado al fracaso, sin el patrocinio del Ejecutivo, que además administra las urgencias. Y las posibilidades de que el gobierno se los entregue tampoco es alta. Basta con mencionar que tras las declaraciones de la mandataria, fue la titular del Trabajo quien debió reforzar la idea de que la administración Bachelet no enviará al Congreso las reformas laborales. En conversación con Radio ADN, Serrano fue enfática: "Por el momento, la decisión es que no estamos enviando el proyecto de negociación colectiva a la discusión legislativa, porque la prioridad del gobierno está enfocada en la reactivación y en proteger puestos de trabajo".

La ministra Serrano se suma así al resto del gabinete que ya había cerrado la puerta a la opción de enviar la polémica reforma tan resistida por la derecha. Porque el anuncio de José Antonio Viera-Gallo hace un par de semanas, fue refrendado por Edmundo Pérez Yoma. En la oportunidad, el titular de Interior explicó que una de las razones por las que se adoptó la decisión de no enviar al Congreso las iniciativas laborales fue porque este tema "no va a ser un arma de campaña electoral" y, en la misma línea que la Serrano ayer jueves, recalcó que para el gobierno "es mucho mejor concentrarnos en la creación de empleos". Este es el difícil escenario que enfrentarán las bancadas oficialistas, encaprichadas en ir en contra de la corriente.

Las razones para insistir son múltiples. En el Partido Socialista sienten una obligación moral con los trabajadores, pero particularmente con el presidente de la CUT, y actual candidato a diputado por Pudahuel, Arturo Martínez, quien no recibió nada bien la noticia de que el gobierno no cumpliría con el compromiso asumido al principio de su gestión. Más aún, cuando el ex ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade -también candidato a la Cámara Baja, por Puente Alto- ejerció el máximo de presión y se ganó varias peleas públicas con Andrés Velasco por este tema.

Detrás de la "irrenunciable" facultad de los diputados para ejercer su rol legislativo asoma otra reflexión, que apunta más bien a un aspecto netamente político. Una alta fuente de la Democracia Cristiana, que también puso el énfasis en que el perfeccionamiento a diferentes aspectos laborales es un tema al que el partido no pretende renunciar, admitió, sin embargo, que en esta postura hay también "mucho de estrategia política. Porque estos temas no se pueden eludir en una campaña. Por último, para demostrarle a la gente que lo que dice el candidato presidencial de la derecha no se cumple en el Parlamento". Trayendo, luego, a colación lo sucedido en la Cámara Baja esta semana, donde las bancadas opositoras no dieron sus votos para ratificar el Convenio de Desaparición Forzada de Personas.

En lo concreto, pese a las declaraciones cruzadas al interior del gobierno en las bancadas oficialistas siguen trabajando. Aseguran que no ha habido coordinación con el Ejecutivo en esta materia y que desconocen en qué estará pensando la Presidenta a raíz de sus declaraciones de ayer jueves. Aún cuando, el diputado PS Marcelo Díaz -uno de los infatigables promotores de las reformas- reconoce que si La Moneda se decidiera a enviarlas sería mucho mejor, dado que en una serie de aspectos los parlamentarios no tienen iniciativa.

Dentro de lo que sí les compete, y en estrecha coordinación de las bancadas, los equipos afinan proyectos relacionados con las facultades de la Dirección del Trabajo y el fortalecimiento de la negociación colectiva. Esto a través de la modificación de algunas normas del Código del Trabajo. Algunos de los tópicos en que se trabaja pasan por temáticas como concepto de empresa y sanciones a "empleadores difusos", práctica desleal y aplicación de instrumentos colectivos en lo relativo a "piso mínimo", entre otros aspectos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV